Escritores Club forma parte del portal de literatura Escritores Libres y pretende convertirse en una propuesta cultural innovadora, capaz de ofrecer al lector la oportunidad única de conocer sus autores favoritos y dialogar con ellos directamente, sin intermediarios. Hemos reunido los mejores escritores independientes del panorama literario actual, dispuestos a ofrecernos su talento y sus valoraciones, no sólo sobre sus obras, sino sobre la literatura en general y el mundo que la rodea.

Esperamos que encontréis aquí respuestas a algunas de vuestras inquietudes y también un momento de esparcimiento, acompañados de la mejor literatura.

sábado, 11 de diciembre de 2010

La alargada sombra del amor, de Mathias Malzieu

Mathias es un joven que acaba de perder a su madre. En ese momento difícil, todavía en el parking del hospital, un gigante se le aparece identificándose como “Jack, doctor en sombrología. Trato a las personas aquejadas de duelo suministrándoles un trozo de mi sombra. Con la sombra se puede combatir el dolor y la muerte”.
Después seguiremos a Mathias durante ese período de duelo, tratando de vencer el dolor, de evitar asomarse al abismo y asumir la reciente pérdida.
Esto es La alargada sombra del amor, de Mathias Malzieu.

La respuesta lógica de casi todo el mundo a
esta novela, la haya leído o no, es que se trata de la segunda parte de La mecánica del corazón. Sin embargo, después de leerla, he llegado a la conclusión de que la inclusión de Jack –el protagonista de La mecánica del corazón- no es suficiente para calificar a esta como la segunda parte de aquella.
Aunque sí es cierto que su estética, su lirismo y la peculiar forma de narrar de Malzieu son iguales en ambas novelas. Y solo por esto merece la pena leerla.
Además, mientras avanzaba en la lectura de La alargada sombra del amor, me iba pareciendo que estaba escuchando música proveniente del libro. No es necesario decir que Malzieu se dedica a la música además de a la literatura. Es evidente a lo largo de todo el libro. De hecho, hay un pasaje curioso en el que se describe cómo está sonando una canción con todo lujo de detalles.

De todos modos, tengo la sensación de que la alargada sombra de La mecánica del corazón pesa tanto sobre esta novela que, antes de hacerse con ella, da una idea preconcebida y equivocada de lo que nos vamos a encontrar una vez el libro esté en nuestras manos. Aparte de su estilo similar, como ya comenté, la única similitud en cuanto al argumento que ambas novelas tienen es Jack. Y este es ahora un gigante de más de cien años que, a pesar de que conocemos su historia, ha cambiado tanto que resulta ser totalmente diferente al que una vez conocimos.
Recomendaría a quien haya leído La mecánica del corazón que coja esta novela como una obra totalmente nueva, no como una continuación.
Del mismo autor, sí, por lo que merece la pena totalmente leerla. Pero con un argumento diferente a lo que habíamos leído.

http://laalargadasombradelamor.com/

domingo, 5 de diciembre de 2010

Participa en Tequila y Pólvora

CabeceraTequilayPolvora-(2)

Inauguramos nuevo blog en nuestro portal Escritores Libres: Tequila y Pólvora (www.tequilaypolvora.blogspot.com). Se trata de un blog de literatura comunal en el que desarrollaremos distintas novelas de forma interactiva con todos los escritores que quieran apuntarse a las distintas propuestas del blog. El blog toma el nombre del primer relato interactivo “Tequila y Pólvora” con el que inauguramos la web y al que ya os podéis ir apuntando.

teqpolv_thumb[9]

La mecánica de trabajo es sencilla. Nosotros os proponemos un primer capítulo o introducción de la obra y os ofrecemos una serie de personajes o situaciones a desarrollar. Aquellos de vosotros que estéis interesados en colaborar, tan sólo tendréis que mandar un email a la dirección de email: contacto:

contacto@escritoreslibres.com

Especificando claramente en el mensaje el personaje o situación que habéis elegido y vuestro datos personales (nombre, dirección de email de contacto y blogs o webs en que colaboréis, así como otras obras publicadas). Os responderemos de inmediato para confirmaros vuestra participación y publicaremos a continuación en el blog que dicho personaje ya ha sido reservado por un autor.

Para publicar vuestro relato bastará con que lo enviéis en formato .doc o .txt a la misma dirección de email. En cuanto lo recibamos, lo revisaremos y publicaremos en la web.

Cualquier autor que participe conservará siempre los derechos de autor sobre su obra. Así mismo, cuando la obra novela completa, esta se maquetará y publicará en formato ebook y digital, distribuyéndose de forma gratuita, así como en papel, ofreciéndose a precio de coste de edición mediante impresión bajo demanda.

Escritores Libres promocionará las obras resultantes mediantes las webs del grupo y en su revista Más Literatura.

No os perdáis esta oportunidad de participar con otros escritores en esta original propuesta y aprender y mejorar como autores en el proceso.

martes, 23 de noviembre de 2010

Entrevista con... Javier Fernández Jiménez

Javier Fernández Jiménez es un autor novel de la Sierra Oeste de Madrid, que ya ha publicado varias novelas mediante autopublicación; y que, además, presenta el programa de radio de libros escritores de Radio 21, Castillos en el Aire.

Para empezar dime, ¿de dónde sale tu afición por la literatura?

Si te digo la verdad no lo sé demasiado bien. Supongo que siempre he sido un apasionado de los libros, aunque mi verdadera afición inicial eran los tebeos. En el cole se me daban muy bien las redacciones, los cuentos y todas esas cosas y al llegar a la adolescencia me dio por escribir algo más en serio.
Podríamos decir que empecé por culpa de una mudanza. Me fui a vivir a una urbanización que se llenaba los fines de se
mana, pero que se vaciaba entre semana… La soledad le hace a uno buscarse acompañantes de aventuras de lo más extraños, yo me busqué a mis propios personajes. Después me enamoré perdidamente y empecé a escribir cartas cada dos días en las que incluía poemas malos de solemnidad, pero que –creo- a mi mujer le encantaron entonces, jeje.

Uno de los temas recurrentes al leer tus trabajos es la guerra, sus estr
agos y la inocencia de los que de la noche a la mañana, sin merecerlo, se ven envueltos en ella. ¿Por qué acudes tanto a este tema?
Voy a ser un mal entrevistado, pero tampoco lo sé muy bien. A veces no consigo explicarme mis cosas a mí mismo. Pero creo que es por haber leído tantas historias de héroes que lo daban todo por los demás… y porque no me gustan las guerras. Creo que el mayor error de la Humanidad, uno de tantos, es eso de creer que para que haya paz antes hay que haberse peleado como Dios manda… Somos unos idiotas y me duele, porque soy cómplice de un mundo que no me gusta nada y no hago nada por evitarlo; por eso debe de ser que escribo sobre estos asuntos.


Sobre la II Guerra Mundial escribiste la novela fantástica Un ejército para Hans. Fantástica en doble sentido ya que, personalmente, considero esta tu m
ejor creación. ¿De qué trata y de dónde salió la idea de hacerla?
Un ejército para Hans trata sobre la pérdida de la inocencia, sobre la lucha interna de un pequeño huérfano por continuar siendo un niño o madurar a costa de una venganza. Trata sobre las desventuras del joven Hans y sobre la crudeza de la guerra en una ciudad ocupada. Y nació sola, sin pretensiones de ninguna clase, floreció de pronto en mi cabeza gracias a un nombre perdido en un enorme libro de registro y a un asunto curioso que sucede en Ámsterdam. Resulta que los canales están llenos de bicicletas, bicicletas que se caen, que se tiran, que se pierden… y que todos los días recoge una empresa dedicada a su “recolección”, reparación y posterior venta en tiendas de segunda mano. Esto al menos es lo que nos contó el guía que nos llevó de paseo por la ciudad y según escuchaba esas palabras iba naciendo en mí la historia de un ladrón de bicicletas… pero luego, ese mismo día, visité la tristemente famosa casa d
e Ana Frank, supongo que no tengo que explicar quién es Ana. En el interior de aquella casa había un gigantesco libro de registro con miles de nombres, anotaciones y demás… me guardé para mí uno de esos nombres (aunque no lo recuerdo) y pensé que estaría muy bien, que sería un homenaje de mi parte el escribir una novela sobre el dueño de aquel nombre. En fin, después solo tuve que agitar esos dos fantásticos ingredientes en mi cabeza para que naciese este libro que escribí en poco más de un mes. Fue algo mágico, en serio.

También escribiste la novela La tierra seca, una obra de fantasía que nos permite reflexionar sobre la actual situación medioambiental, ¿no?
Sí, como casi siempre, empecé a escribir un cuento sobre un niño que viajaba a través del desierto. Pe
ro ese cuento se alargó… y acabó en algo mucho más importante. Con la que nos está cayendo es importante tener en cuenta adónde podemos llegar si no nos paremos los pies. Creo que La tierra seca es una mágica señal de stop para que todos pensemos un poquito en la que estamos montando en nuestro mundo.

Ya puestos, véndenos las novelas. ¿Por que debemos leer Un ejército para Hans y La tierra seca?
Porque vais a pasar con ellos horas en las que reiréis, lloraréis y os emocionaréis. Porque vais a odiar a los nazis casi tanto como lo hace Hans y vais a tener la decisión del Niño de los Ojos Brillantes pintada en vuestra propia cara. Porque os vais a olvidar de estar leyendo y vais a reflexionar sobre ellas una vez las cerréis. Y sobre todo porque creo que los lectores de esta entrevista son personas muy inteligentes que se van a dejar arr
astrar por dos títulos –creo- muy recomendables que casi no ha leído nadie –aún-.

Algo que me llamó la atención de ambas –y de algunos relatos tuyos- es que incluyen una característica común: un niño como protagonista. ¿Por qué en tantas ocasiones dejas el protagonismo a los niños? ¿Hay algo de ti en ellos?
No quiero hacerme Grande, jejeje. No, la verdad es que los niños son el futuro, son nuestra esperanza y no hacemos más que darles disgustos a los pobres. Les estamos destrozando el planeta, les hacemos ser enemigos de los otros niños y, lo peor de todo, no les escuchamos casi nunca. Si les dejásemos mandar un par de días harían cosas mucho más lógicas de las que hacen los poderosos. Además, me gusta estar con los niños y escucharles, siempre recibes consejos más que aconsejables.
Cuando el protagonista es un niño es más fácil dirigirse en línea recta hacia cualqu
ier dirección, los niños suelen hacer las cosas fáciles y no andarse con tantas tonterías como lo hacemos los adultos.

Además, este y otros de tus libros están disponibles en pdf para cualquiera que quiera leerlos. ¿Por que decidiste ofrecerlos gratuitamente?
Esta es la pregunta más fácil de todas. Porque quiero que me lean, simplemente. Quiero que los lectores me hagan mejorar y para eso creo que lo mejor es que me lean y me digan qué es lo que hago bien y qué hago mal.


¿Y en que dirección podemos encontrarlos?

En muchas, pero creo que me decantaré por mi blog http://javienci.blogspot.com


¿Tienes proyectos nuevos en mente?

Buf, cientos de ellos. Siempre digo que si me pudiese transcribir los pensamientos en papel tendría más de cien novelas escritas. Soy poco aplicado y no escribo todos los días, pero sí, tengo muchas novelas previstas por escribir, espero terminarlas algún día todas ellas. Aunque os
confieso que tengo ya terminada la que es más bruta de todas las que he escrito, La noche del cetrero, una novela fantástica de terror en la que aúno a una buena porción de los seres fantásticos de siempre con algo mucho más moderno, los zombis. Es una mezcla extraña de géneros.

Javi, tu contacto con la literatura no se limita solo a escribir, ¿qué otros sacrificios haces por los libros?
¿Sacrificios? Bueno, sí, podrían llamarse así, jeje. Tengo varios blogs en los que ofrezco noticias literarias, reseñas, entrevistas y un poco de todo. Leo casi a diario (lo cual me parece un placer) y tengo la cabeza 24 horas en un programa de radio literario que codirijo y presento junto a Silvia Lozano. Un programa en el que intentamos dar cabida a toda clase de escritores y de libros, se llama Castillos en el Aire y os recomiendo a todos que os paséis por allí y me hagáis currar aún más. También acudo semanalmente a una tertulia literaria, obligo a los peques de mi entorno a leer y escribir y en cuanto puedo, me lío la manta a la cabeza y acudo a cualquier parte como cuentacuentos, jeje. Además, últimamente también soy presentador de actos literarios en la Sierra Oeste de Madrid.

Y ya para terminar, ¿cuáles son tus influencias, libros y autores favoritos?

Supongo que me influye todo lo que leo. Hay momentos en los que creo que se me pega todo lo que leo y eso no es malo, no, pero tampoco es excelente para un escritor. Sobre todo estoy influenciado por los libros de fantasía que leí a decenas hace unos años y de los que todavía disfruto siempre que puedo, la fantasía es mi género, aunque suela hacerla en una protesta social sin darme cuenta de ello.
Mis libros favoritos son La historia interminable, El señor de los anillos y la trilogía de las Crónicas de la Dragonlance, cuyos autores son mis escritores favoritos. Margaret Weis y Tracy Hickman. Richard A.Knaak también me parece una pasada… casi todos los buenos escritores me lo parecen. Supongo que algo de Cervantes también me toca muy de lejos… Y además, cada día descubro a nuevos autores o a autores clásicos que me enriquecen y me hacen preguntarme si he elegido bien a mis favoritos… en fin, supongo que es como el que ve una película y luego se da cuenta de que se ha dejado muchas por ver. Y si me pongo en serio os diré para acabar que muchos de mis autores favoritos son los escritores noveles y valientes que se lanzan a la batalla de la publicación con toda su ilusión y sin saber demasiado bien de qué bando están.

viernes, 5 de noviembre de 2010

Entrevista con... Santyago Moro

Hacía tiempo que tenía ganas de contar con este documento en el blog.
Bien, pues, aquí está. Hablando con Santyago Moro, autor de ciencia ficción, sobre autopublicación...

Primeramente, ¿qué es “autopublicación”?
Habría que diferenciar entre lo que es autopublicación y las empresas que cobran por editar, que normalmente lo que hacen es cobrar por preparar la obra y por la impresión de un número determinado de ejemplares (a precios bastante más altos que lo que cobra una imprenta por cada ejemplar). Es habitual que no se encarguen de distribuir o que cuenten con una tienda online o demasiado visitada. El caso es que el autor se encuentra con varios centenares de ejemplares que tiene que distribuir él mismo.

Las empresas de publicación bajo demanda, como Bubok o Lulu.com, reciben los ficheros de la obra y la portada y ponen el libro en su tienda online, pero no producen hasta que no se solicita, que es cuando se reservan un 20% del beneficio que ha fijado el autor. Como aspectos negativos están lo que tarda en producirse el ejemplar y llegar al destino y que los precios de producción y envío son más elevados de lo normal. Sería una solución para tiradas pequeñas, quien únicamente quiere tener su obra impresa, y regalársela a familiares o amigos, o el que no va a distribuir en tiendas físicas o tiendas online, ya que, para hacerlo, debe encarecer aún más el libro para que éstas puedan tener su margen de beneficio (habitualmente, el 30% del precio de venta al público).
Finalmente, si uno cree que va a vender más de 50 ejemplares, puede ponerse en contacto directamente con una imprenta digital (Publicep o Publidisa), que producirá tiradas a precios muy competitivos (alrededor de 2,40 euros con envío incluido por una encuadernación cosida de 200 páginas), pudiendo reimprimir los ejemplares en tiradas más pequeñas, por ejemplo de 5 unidades.


¿Cuantos libros llevas publicados con esta herramienta y en qué géneros?
Aunque ahora realizo toda la producción directamente con la imprenta
(cuando vi que podía mantener un volumen de ventas discreto), me inicié, tal y como comentas, en Lulu.com, con la que publiqué:
El recetario de Sam Recopilación de las recetas de mi blog de cocina
Cómo escribir correctamente Un manual de ortografía
De la idea al libro Manual de maquetación para principiantes
Los líbros mágicos una novela de fantasía
Dentro de la ciencia ficción:
Asci-III
Las Huellas del pasado
El traficante de sueños (crónicas de la Federación I)

Los siglos perdidos (crónicas de la Federación II)
Embajada Federal (crónicas de la Federación III)
La Federación en peligro (crónicas de la Federación IV) (Esta novela y la siguiente las publiqué directamente con la imprenta, sin pasar por empresas de publicación bajo demanda)
Dioses de la Noche (crónicas de la Federación V)


¿Y por qué se decanta un autor por la autopublicación? Por ejemplo, tú. ¿Por qué?
Antes de nada, señalar que tengo 8 novelas más publicadas por la editorial Silente, dentro de la colección Nueva Generación, que se corresponden con una temática concreta, por lo que el resto de novelas de ciencia ficción no tenían cabida en ella.

Dados los volúmenes de ventas que se manejan para obras que no sean auténticos bestsellers, me planteé que podía realizar un número de ventas no demasiado inferior a los de una editorial comercial pequeña, alcanzando dos aspectos positivos: los beneficios y la libertad, tanto argumental como de tiempos de publicación.
La primera ventaja es obvia: aunque escasos, el total de los beneficios son para el autor, pudiendo reinvertirlos en nuevas impresiones y -¿por qué no?- también darse algú capricho de vez en cuando.
Por otro lado, poder abordar una serie, es algo prácticamente reservado a los autores consagrados, e incluso éstos tienen que ceñirse a los planes editoriales e incluso a lo que el editor espera de la evolución de la historia.

Sin embargo, no es lo mismo contar con profesionales para hacer las portadas que tener que apañarse uno mismo, a veces sin conocimientos de diseño. Pero en tu caso llaman mucho la atención los buenos acabados y la calidad, y se ve que son hechos con cuidado y cariño. ¿Es tan fácil como parece?
No es simple, pero tampoco resulta imposible. Hay que practicar mucho y, sobre todo, fijarse en los acabados de las obras que uno tiene en casa. Son unos pocos conceptos y un mucho de tesón y no conformarse con cualquier cosa (si vieras las primeras maquetaciones de mis novelas…).
De todas formas, siempre habrá quien nos pueda echar una mano en la corrección, opinar sobre ilustración y formato… Lo importante es ir aprendiendo y, como bien dices, hacerlo con cuidado y cariño (y paciencia, claro). De todas formas, he contado con la ayuda de buenos ilustradores, como Alfonso Seijas y sus consejos, habiendo llegado, gracias entre otros a él a diseñar algunas portadas para ediciones comerciales, entre las que se encuentran las de mis novelas publicadas por Silente.

Pero hay muchas páginas en Internet, y muchos libros para leer en ellas, por lo que también hay que autopromocionarse. Esta es la parte más difícil, ¿no?
Internet tiene la ventaja de ser una ventana abierta al mundo, pero también el inconveniente de que muchos lo saben y no eres más que un grano de arena en la inmensidad de una playa enorme.
Blogs, intervenciones, páginas de Facebook, inclusión en tiendas online con cierto prestigio en tu temática… cualquier idea es buena, y en mi caso, al haber escrito una serie, ha ayudado mucho la idea de mis amigos de la tienda Cyberdark: ofrecer la primera novela en descarga gratuita. Esto ha hecho que el resto hayan sido adquiridas por aquellos a los que les ha gustado la primera y quieren más.
Otra forma de llegar al público es no ser demasiado codicioso y ajustar los precios, incluyendo las descargas, que rondan, en mi caso, entre los 2,85 y los 3 euros. Nadie va a confiar en un escritor desconocido que ofrece sus obras al mismo precio o más caras que los consagrados o escritores de moda.

En tu caso, ¿podría decirse que estás teniendo buenos resultados? ¿Cuántos seguidores puedes calcular que tiene, por ejemplo, tu saga Crónicas de la Federación?
Los resultados los considero óptimos para una aventura de autoedición, e incluso serían bastante discretos para una pequeña editorial comercial. Calculo que habrán adquirido la serie de Crónicas de la Federación casi 300 personas, sin contar con las descargas que se ofrecen en algunas tiendas online como, además de la mía, Cyberdark, Tu tienda de Libros electrónicos o El libro de plástico.

Para conocer un poco sobre tu estilo, ¿cuáles dirías que son tus influencias a la hora de escribir ficción?
Uf… Es tan difícil desgranar las influencias… Supongo que un poco de todo: Asimov, Unicorp, un poco de Star Trek… En general, además de mi propia aportación, la ciencia ficción de los 80, aunque uno no deja de recibir estímulos e ideas del exterior. En todo caso, me decanto a la hora de escribir por la ciencia ficción entretenida, llena de colorido, aventuras y tecnología.

Y, ya para terminar, ¿tus libros preferidos?
Por las veces que lo he leído, debería ser El fin de la Eternidad del maestro Asimov. No es su mejor obra, pero reconozco que tiene algo que me engancha y me hace releerla.
El juego de Ender, los relatos de Brown, la vieja Saga de los Aznar… Mis favoritos son heterogéneos y no tienen que ser los que me han parecido mejores, sino los que, al menos para mí, tienen “duende”; ese algo que hace que me parezcan más apetecibles y dignos de releer.
En la actualidad, me encuentro inmerso en el universo de Miles Vorkosigan, de Lois McMaster Bujold (5 premios Hugo, 3 Nebula y 3 Locus nada menos), saga estelar donde las haya y una recomendación más que satisfactoria.

Más sobre Santyago Moro:
Web
Blog
Tienda online
Ficha completa de autor (en Tercera Fundación)

viernes, 29 de octubre de 2010

La Educación Prohibida - Avance 2

jueves, 21 de octubre de 2010

Trece cuentos inquietantes de Felisa Moreno

(Pincha sobre la foto si estás interesado en comprar el libro)
Trece cuentos inquietantes es mi nuevo libro, en él se recogen relatos escritos desde 2006 a 2009 nuevo, algunos de ellos premiados en diversos certámenes. Os dejo por aquí uno de esos cuentos.
EL NÚMERO CUATRO

No sé cuánto tiempo llevo encerrada aquí. Al principio gritaba y arañaba las paredes con mis uñas, hasta sangrar. Finalmente desistí; a veces un pequeño sollozo me asaltaba, otras era una lágrima salada que rebañaba ansiosa con mi lengua para deleitarme en su sal, hastiada de los alimentos tan sosos que me obligaban a ingerir.

La habitación tiene cuatro muebles, es importante lo del número; todo aquí es par, menos yo, aunque pienso que también estoy duplicada. Algunos días consigo verme a mí misma tumbada encima de la cama, con las piernas cruzadas y las manos sobre el pecho, como en el último reposo de un difunto. En una esquina hay un par de sandalias de tacón alto, están destrozadas y cubiertas por una pasta seca. No me atrevo a tocarlas.
El armario está vacío, tiene cuatro cajones, con frecuencia los saco y me entretengo con ellos, los alineo y les explico la lección, como cuando era niña y jugaba a ser maestra. Aunque parecen iguales, cada uno dispone de una personalidad diferenciada, el izquierdo superior atesora una mancha de aceite en el fondo con forma de diamante, el inferior está desconchado en el frontal, como si hubiera sido picoteado por un ave hambrienta. El superior derecho huele intensamente a alcanfor y el cuarto sufre un descuadre estructural, lo que obstaculiza el encaje en su hueco.
Me divierte meterme dentro del armario, permanezco un buen rato aspirando el aire viciado y oscuro. Cuando por fin salgo, disfruto con la sensación de libertad, lleno los pulmones de aire y grito con todas mis fuerzas. Las paredes acolchadas se tragan el sonido de mi voz, como los pavos de la abuela engullían el maíz hinchado que le arrojábamos desde la puerta del corral. ¿Por qué recuerdo esos pavos de moco colorado y no el motivo por el que estoy aquí?

El otro mueble es una butaca de piel sintética, con cuatro patas y cuatro botones adornando el respaldo. Juego a marcarlos en mi espalda, hasta hacerme daño, otra excusa para gritar. El sillón es rígido, como los que se ven en los hospitales de la seguridad social.

Un descalzador es el tercer elemento. Siempre me pregunto qué hace aquí, si yo no tengo zapatos. Me da asco usar las sandalias, aunque debieron de ser bonitas en su momento. Creo que los pies me han crecido de tanto andar descalza por la habitación. La banqueta me da escalofríos, siento como si estuviera allí para recordarme algo que trato de olvidar.

El cuarto mueble, y último, es la cama. No tiene mantas, ni colcha, ni sábana superior; sólo la bajera, fuertemente sujeta al colchón con unas correas. No puedo taparme con nada y eso me impide conciliar el sueño. Para mí no existía mayor placer que esconderme bajo una sábana, sentirla sobre mi cuerpo, resguardarme en el hueco que moldea, acogedor y cálido como el vientre de una madre. Hay cosas que transcienden de la propia memoria.

Además del mobiliario y las sandalias, junto a una esquina hay una ducha y un váter. De la ducha casi nunca sale nada. Todos los días, cuando creo que es de día, porque nunca veo la luz del sol, abro el grifo y me meto en ella, esperando que caiga el agua sobre mí. Puedo aguardar durante horas. He aprendido que, casi siempre, la paciencia me es recompensada. Aun así, en ocasiones, me desespero y golpeo la pared con los puños, hasta despellejarlos. El agua me calma, la necesito, ¿por qué me la niegan?

No hay espejos, apenas recuerdo cómo es mi cara. La recorro con los dedos, creo que soy guapa, la piel suave, las facciones rectas, el cuello largo, los hombros esbeltos. Estoy desnuda, ya me he acostumbrado. Llevo peor lo de no tener sábanas para cubrirme por las noches. Mis miedos infantiles me atacan, nada me protege de los monstruos.

No sé lo que he hecho para merecer este castigo. Ni siquiera sé si esto es un castigo o una forma de vida. Me cuesta trabajo recordar los momentos en los que me movía libremente por las calles, cuando el sol me calentaba el rostro y el aire despeinaba mi cabello y me arrullaba con sus susurros. A veces pienso que todo eso sólo es un sueño, que no hay otra realidad que la que encierran estas cuatro paredes. Cuatro.

Los zapatos. Es lo último que recuerdo con claridad, estaban allí, sobre un estante forrado con terciopelo verde. Eran unas sandalias doradas, con pequeñas incrustaciones de brillantes y tacones de vértigo. Me recuerdan a las que yacen abandonadas en una esquina de este cuarto. Cuánto las desee nada más ver mis pies vestidos con ellas. El precio…, sí, eran muy caras.

La puerta se abre, es la hora de la cena, entra el encapuchado de siempre y me deja la comida en el suelo. Como todos los días le pregunto quién soy, qué hago allí encerrada, obtengo el mismo silencio que ayer, la misma indiferencia a mis gritos.

Las sandalias…, eran realmente preciosas, con ellas puestas me sentía la reina de la fiesta, capaz de conseguirlo todo, incluso ese papel en la nueva película de un afamado director. ¿Soy actriz?

Sí, era un contrato para hacer una película, me lo ofrecieron nada más ver mis zapatos, ¿o fue al revés?, ¿compré las sandalias después de firmarlo? Recuerdo algunas palabras sueltas, recuerdo la boca con bigote fino que las pronunciaba: cine experimental..., oportunidad única en su carrera..., mucho dinero..., estudio sobre soledad..., mucho dinero... Recuerdo que pensé que con esa cifra podría comprarme las preciosas sandalias doradas.

Cómo he podido olvidar algo tan importante. Me siento en el descalzador para comer, la bandeja sobre mis rodillas. La comida se compone de una sopa y un puré indescriptible. Este último cambia de color cada día, pero mantiene el gusto insulso, a cartón mojado. He pensado en dejar de ingerirla, si enfermo tendrán que llamar a un médico y él me sacará de aquí; siempre desisto, el hambre consigue doblegar mis propósitos. Es un puño que aprieta mi estómago y me obliga a tragar.

El número cuatro sigue rondando mi cabeza, como si fuera lo único que puede sobrevivir dentro de ella. Cuatro, cuatro, cuatro… ¿Cuatro qué? Cuatro muebles en la habitación, cuatro cajones, cuatro botones en un sillón, cuatro… ¡¡¡¡¡¡años!!!!!!
De repente lo comprendo todo, mi memoria intermitente vuelve a torturarme con la verdad, he vendido cuatro años de mi vida para comprarme unas sandalias.

Cuatro, cuatro, cuatro… ¿Cuatro qué?


(Relato incluido en el libro Trece cuentos Inquietantes, editorial Hipálage)


Felisa Moreno Ortega

http://felisamorenoortega.blogspot.com/


lunes, 18 de octubre de 2010

Tempus...

Vivo en la ciudad de los nombres perdidos, el lugar de los perros, de los ciegos y de los tullidos, en los confines de la luz, donde está el límite de las palabras; pero mi perro es un iconoclasta sentado en la sala de espera de este hospital lleno de augures de los tiempos modernos, incapaces de ver más allá de las entrañas pútridas de las aves muertas, que miran con sus ojos velados…

sábado, 16 de octubre de 2010

Invitación presentación libro

Buenos días estimados amigos:

A pedido de un amigo escritor, seguidor de escritores club, quiero hacer partícipe de esta invitación a la presentación de su libro.
Se titula "Este fué mi único camino".
Lugar: Aula Magna de la Universidad de Valencia (calle la Nau).
Fecha: 22 de noviembre de 2010 a las 19:00 hs.
Autor: César Llorca Tello.

Aprovecho para enviar un saludo a todos y un cálido abrazo

Flor

jueves, 7 de octubre de 2010

Muero si no te sueño

Espero saber sus opiniones, mis mejores deseos para tod@s! Jimagua

Muero si no te sueño

Acarician mis ilusiones mares de ideas
de en el mar de tu cuerpo ir navegando.
Sin cerrar los ojos he soñado efímeras
lujurias que mis versos van cantando.

Y sí siendo tus besos fragancia de rocíos
que a mi piel el alba perfumando,
y si es el recuerdo mi eterno castigo
será mi fortuna poder irte soñando.

No son mis ideales de ti solo sentirme excitado
aunque mi amor por ti descanse en mis manos.
Cuando en movimiento te recreo, voy suspirando.

Posee la mañana la llave que abre mísero baúl
en donde me guardo tanto derroche enamorado.
Otorgo yo sobrenombre de ufano y pérfido al alba
si abro los ojos ya no me siento tu piel acariciando.

Seguirás siendo tú de mi alma eterno lapidario
gran labrador de estrellas junto a mi almohada.
Musa de mis versos eres, juvenil anatomía,
!Que siento que muero si nunca más te sueño!

Escrito y publicado por: Francisco J. Cartagena Méndez
El Jimagua * Derechos Reservados

Visita mi blog: http://jimagua.blogspot.com

lunes, 20 de septiembre de 2010

Lejos

Lejos de tanto dejé la nada, y ahora… ahora despliego no sé qué cosas, en forma de velo que ríe y llora, y tapa mi rostro y vela mi tiempo; un tiempo de aguas y sedas, de alas de especias, de aromas, de frutos de bosque, de higos maduros, de yerbabuena.

martes, 7 de septiembre de 2010

Ángel "El cojo"

Era aquel un personaje espectral. Parecía surgido de las mismas entrañas del Averno. Todas las partes de su cuerpo que la ropa dejaba al descubierto eran pústulas abiertas...
Ángel, el cojo, llevaba con cierta gracia el Misalito Regina, libro de reflexión con tapas de nácar blancas. Lo portaba en una mano a modo de hisopo, mientras con la otra cogía el aparato ortopédico que le permitía el desplazamiento, haciendo las veces de tercera pierna incorporada al juego con el que nació. Lo usaba porque la pierna que iba en el lado de aquella especie de prótesis, colgaba como un badajo, inerte, a unos veinte centímetros del suelo, especie de balancín siniestro, que lo mismo apuntaba a la diestra que a la siniestra.
Después he sabido que se dedicó a rufián, regentando un lupanar...

domingo, 5 de septiembre de 2010

El nuevo demonio


La santa iglesia católica ha puesto el grito en el cielo: "como nos dices que Dios no existe, eres un demonio", la frase me la inventé yo, pero el caso es que el famoso físico y Profesor Stephen W. Hawking ha dicho que la física moderna no necesita de la existencia de un ser divino para poder explicar el origen del universo. Sin duda un golpe a los cojones de la iglesia, que bendice y maldice a conveniencia. Como yo no soy experto ni en el cosmos ni mucho menos en la Biblia, no voy a profundizar en el tema, ¡por dios!, digo: ¡por el cosmos!, eso seria toda una historia.
Hawking podría convertirse en el nuevo demonio para la iglesia, teniendo en cuenta que el antiguo demonio Saramago está dos metros bajo tierra. Saramago fue un tipo duro con la institución religiosa, mandó a comer mierda a todo el vaticano.
Después de que la noticia diera la vuelta al mundo, lo primero además de la reacción del vaticano con Benedicto incluido, ha sido como siempre los mediocres medios de comunicación, que como he dicho otras veces, no son mas que una extensión de los partidos conservadores en la mayoría de los países. y como todos saben: el "conservadurismo" (de conserven a los pobres y a nosotros los ricos), es el brazo político de la iglesia. Estos medios de información, sobre todo los audiovisuales dan gala en entrevistas a físicos y científicos locales que expresan sus opiniones acerca de los comentarios de Hawking, todo con el animo de darle una palmada en la espalda a Benedicto y su combo. La opinión destacada es decir que se identifican con Newton que creía que el universo no podría haber surgido del caos sino de Dios. Pero, se les olvida que Newton profesaba que la trinidad es un fraude. Otra patada en el culo para la iglesia.
¿Por qué me animé a hablar de este tema? - lo admito, las campanas de la iglesia me están volviendo loco. hace poco me mude de residencia y alquilé un apartamento cerca al centro, con lo cual tengo de vecinos a una iglesia católica y a un grupo de oración evangélico. Mi pregunta es ¿por qué diablos tocan esas malditas campanas tan fuerte, y por qué a las 4 de la mañana?, todo el día debo soportar esas miserables campanas, suenan cada hora y hay horas en las que suenan como un minuto consecutivo. De los evangélicos debo decir que arman su desorden y su parranda religiosa pero ya cuando estoy despierto.
Hawking es una persona influyente en el mundo, a diferencia de Saramago que estuvo estigmatizado siempre por la Iglesia, el científico gozó del asentimiento del clero, es por esto que de repente medio mundo se sacude.
A propósito están sonando las campanas, es hora de misa. voy a mi pequeño balcón a ver en fila a la manada de bueyes que se dirigen al matadero

Safe Creative #1009057247535

miércoles, 18 de agosto de 2010

Eres

Todo lo que soy, tengo; como un beso de lirios derramados, prendido en un aire cálido; como los cristales de colores surgidos del sol que acaricia el rocío, al alba, entre las flores; como el dulzor de una rosa de mayo. Eres...

martes, 20 de julio de 2010

No mas VIolencia doméstica, El Jimagua

Video con versos del Escritor Puertorriqueño Francisco Cartagena Méndez, El Jimagua y la Canción "A Partir de Hoy" de la Cantante Boricua, Olga Tañón, un esfuerzo más en contra de la violencia en contra de la mujer. eljimagua@live.com

sábado, 10 de julio de 2010

Stedman Mechanics.
Alejandro Solórzano Garibaldi.


...Pulseando con las respiraciones cortadas de una entropía psicótica.

Comienzo) De entre mis labios un Flash empuja sus corneas.
Incendio) Voy cremando neuronas; con pasos que flagelan un mar en vertigo.
Exhalo) Degradando cartílagos. Mi deseo por entrelazar nuestros huesos.
Retengo) Bettie Page atada a mis cuerdas vocales.
Parto) En sus palmas grabo esos puntos suspensivos. Se atraviesa a mi ignición: Ella / Inmolando en silencio.
Siento) En esta garganta guardo sus navajas.
Aparezco) Junto a su lienzo en blanco voy expulsando mis demonios. Exorcisando su boca, me detengo a expirar.
Exhalo) Con cada soplido inflamando deseos. Su revólver apunta a una sien que no es mia.
Retengo) Su mirada refleja espejismos. Continua ese respirar pausado.
Retengo) Mi conciencia omite toda pantomima exsangue.
Exhalo) Ella detiene mis engranes y castiga un mecanismo autista.
Retengo) Mis manías convexas. Una palma que saborea sus balas.
Retengo) Comienzo a azotar sus delirios con verdades golpeadas.
Incendio) Jalar el gatillo es modelar sin cadenas.
Palpitando) Cada tecla es un peón (Cada tecleo un latido).
Tortura) Los paréntesis con que me oculto- son guillotinas decapitando silencios.
.) Asfixio.
.) Asfixio.
.) Asfixio.

Cortando.

miércoles, 23 de junio de 2010

Todo para dar a conocer tu obra

Hola amigos, soy escritor y he estado vendiendo mis libros por mi cuenta en internet. Ya llevo dos años haciéndolo y he aprendido muchas cosas.

He creado una página web para todos aquellos que quieran ver cómo lo hago y aprender a dar a conocer sus obras. Aquí se las dejo: http://tublindaje.com/haztuebook

lunes, 7 de junio de 2010

Varados

De flores y terciopelo riego los días que nunca son ni podrán, ya, serlo; entre vientos encontrados.
Tan lejos de descubrir algo que tienes al lado, tan lejos, y no saber mirarlo. Descuidado. Escucho, miro y ando, suspiro. Un horizonte de perros ladrando sacude el aire provocando llantos. Niños asustados se cubren los ojos. Escondidas las cabezas, las miradas. Busan refugio. Lloran despacio. No tienen nada. Quieren creer. Ahogan sus penas en locos espacios.

miércoles, 2 de junio de 2010

La mecánica del corazón, de Mathias Malzieu

Cuando empecé a entrar en el steampunk, algunas de las primeras obras que conocí fueron composiciones de grupos musicales como los americanos Vernian Process y The Clockwork Dolls o el francés Dionisos.

Los discos de esta gente me gustaron ante todo por el mismo motivo que me lleva a ser un fanático de las Bandas Sonoras: cada álbum se dedica a contar una historia, y todas las composiciones que los forman son pequeños “capítulos” de una misma historia.
Pero al que vamos en esta entrada es al álbum de Dionisos titulado La Mécanique du Coeur. Porque éste álbum es realmente la “banda sonora” del libro homónimo escrito por Mathias Malzieu, y traducido recientemente al español como La mecánica del corazón.
Este “cuento para niños grandes” se ambienta en la segunda mitad del siglo XIX y narra la historia de Jack, un huérfano que nace la noche más fría del año con un grave defecto en el corazón. Para poder sobrevivir, debe llevar un pequeño reloj-corazón de madera sobre su débil corazón. Para sobrevivir deberá cumplir durante toda su vida con tres reglas:

Uno: No toques las agujas.
Dos: Domina tu cólera.
Tres: No te enamores nunca.
La mecánica del corazón depende de ello.

Sin embargo, la tercera de las reglas se torna difícil de cumplir cuando Jack conoce a una hermosa muchacha andaluza por la que estará dispuesto a atravesar media Europa, encontrándose con Jack el Destripador de camino a Londres y haciéndose tan amigo de Molière en París que decidirá acompañarlo hasta Granada para ayudarle a conquistar a su querida y desconocida bailarina andaluza.
Es este un cuento de fácil lectura, escrito con un estilo sencillo que más parece poesía que prosa y cargado de brillantes metáforas en voz de su protagonista; llevándonos a lo que parece ser un destino inexorable, que acabará por tornarse en un final inesperado y sorprendente.

La Mécanique du Coeur estuvo más de veinte semanas como best-seller en las listas de los más vendidos de muchas revistas y librerías de Francia y el álbum de Dionisos, publicado en 2007, ha ganado el Disco de Oro del año y vendido más de 75.000 copias. Por el momento, parece que La mecánica del corazón tira por el mismo camino.
Y, ya que la música y la literatura responden tan bien a la historia, el cineasta Luc Besson y el ilustrador Joan Sfarr ya la están convirtiendo en una obra animada que, por lo que parece, tampoco tiene desperdicio.

www.lamecanicadelcorazon.com

martes, 25 de mayo de 2010

LEVANTANDO LA CARA

Cuantas promesas rompimos….cuantos perjurios cometimos y cuanto daño nos hicimos. El blanco amor que nos tenemos ahora esta en el lodo, manchado, sangrando….desahuciado. que difícil dejarlo, que duro olvidarlo, como duele sentirlo agonizante, apagándose, muriendo, no estaba hechote mármol…. solo era de arena.
¿Y los besos? ¿Y las caricias? ¿Y los abrazos? Las risas y las noches enteras … con los cuerpos enredados y las almas jubilosas… tu dentro de mi pecho yo recostado en mi nube junto al arcoiris siempre tomado de tu mano, siempre sabiendo que tu me protegías y seguro de que nada me lastimaría….que así seria toda mi vida.
Aún te busco, aún te lloro… cada día menos… cada noche menos… cada hora duele menos. Y se de ti, me hace falta saber que estas bien… que estas feliz, que lo has superado… ¿Yo? Yo no he podido, yo sigo amándote y esperando que regreses… con los brazos abiertos, el pecho sediento de tu piel y mis labios añorando los tuyos…. mi corazón vacío… ese espacio es solo tuyo… nadie mas entrará en el… nunca.
Ya no quiero ver volar el polvo cerca del suelo… ya he llorado mucho… quiero levantar la cara y ver el sol… quiero sentir la vida, quiero sonreír, jugar, gritar y bailar…. quiero vivir de nuevo.
Y te solté…. mil veces jure jamas dejarte… jure que lucharía por hacerte feliz… me rendí, me canse… ya no pude.
Me traicioné y te deje ir….ahora solo tengo recuerdos…. tu aroma, tu piel… tu sabor… tu sonrisa… el brillo de tus ojos… tus cejas… tu s carnosos labios en mi cuerpo…. tu espíritu, bailando con el mío….
¿Qué si sufro? Si…. Mucho y no me pesa…. Lo sufriría todas las veces necesarias solo si tuviera la esperanza de que tu me recibirías de nuevo, que tomarías mi mano y me llevarías de regreso a nuestra nube.
¿Y los sueños? ¿Y los planes? Solo son eso…. sueños…planes…humo de cigarrillo disolviéndose en el viento…
¿Qué hicimos mal? Nunca lo sabremos y es mejor así…. no es tu culpa…. no es la mía…. es de los dos. No me reproches nada…. no tengo explicaciones…. no te juzgo… no te entiendo…. No pretendo hacerlo, quiero que estés bien… quiero estar en paz… quiero…solamente quiero... no se que quiero…

martes, 11 de mayo de 2010

DIA DE LAS MADRES

El día de las madres puede ser muy duro si no estas junto a ella, si no puedes abrazarla y besarla. Es lo mismo en su cumpleaños o en el tuyo, la Navidad puede ser desolada y la noche de fin de año puede hacerte sangrar. Es lo mismo el día del amor y el día de tu aniversario, el día de las naciones unidas y el día internacional de la paz. Y el lunes y el martes y todos los días. Los domingos en la iglesia y los sábados en el parque, en la fiesta del viernes y en la comida del jueves. El día de la primavera y en la noche de brujas. Así serán todos los días de todos los años que te quedan.

miércoles, 28 de abril de 2010

Delicadeza

Caen, una a una, las hojas, como gotas de lluvia de los ojos de los afligidos. Sutiles, como las caricias de una mano que apenas roza, que sólo perfuma.
Y las siento en mí, dentro; delicadas, terciopelo.
Quiero perderme en los sonidos, y danzar, como la lluvia lo hace, sobre las hojas. Pero tan sólo puedo, tan sólo quiero, si estás ahí, entre los pétalos de las flores, como el regalo de una vida, intensa; como el sonido de una nana, adormeciendo suave.

lunes, 26 de abril de 2010

ENTRE LAGOS Y VOLCANES. Diez más una historias por Nicaragua

Hoy quería recomendaros un excelente libro publicado con el objetivo de colaborar con la alfabetización de la Costa Atlántica Nicaragüense, que lleva el título:  “ENTRE LAGOS Y VOLCANES. Diez más una historias por Nicaragua”.

untitled

Autor: Javier Diez Carmona. (Bilbao 1.969)

Publicación: Abril 2.010.

Editorial: Bubok

Os dejo con el propio autor que nos comenta su obra a continuación:

“Hace años que AEPCFA, una pequeña Asociación Pedagógica Nicaragüense, viene desarrollando en la costa caribe de aquel país un proceso de alfabetización de adultos, tanto en castellano como en las lenguas originarias de sus habitantes, mayoritariamente miskitos, garífunas y de otras etnias.

Se trata de un proceso eminentemente popular, donde jóvenes alumnos de secundaria, preparados y monitoreados por los técnicos de la Asociación, acuden de casa en casa convenciendo a la gente analfabeta de la necesidad de aprender a leer y escribir, les agrupan en círculos de estudio (CEPs) y, con ayuda de un programa pedagógico desarrollado en Cuba, les enseñan la magia de las letras. Todo voluntario. Todo sin contraprestación material alguna.

Pero es una labor no exenta de costes. El transporte en esa zona del país es carísimo. Hay que alimentar y mantener a los técnicos, a los maestros populares. Hay que comprar pizarras, cuadernos, lápices..., gastos que vienen sufragándose, mal que bien, gracias a una red de apoyo a la alfabetización de Nicaragua compuesta por personas físicas, instituciones educativas y otras sin ánimo de lucro.

El libro que os presento se compone de diez relatos cortos (cinco de ellos premiados en diferentes certámenes) y una novela breve, todos bajo el común denominador de Nicaragua. Historias sobre cooperación, sobre huracanes, hambre y pobreza, sobre la vida cotidiana de Managua o las comunidades rurales. Historias de esperanza. Historias nacidas de un país que inspira como pocos, historias nacidas para ese país”.

Todo el beneficio obtenido de su venta irá dedicado a la alfabetización de la Costa Atlántica nicaragüense. Cada persona que lo compre, además de pasar un buen rato y empaparse de aquellas realidades y sentimientos, colaborará con cinco euros en la consecución de este objetivo.

El libro está disponible, al precio de 17.-€, en internet, a través de Bubok en:

http://www.bubok.es/libros/172436/ENTRE-LAGOS-Y-VOLCANES/

Más información sobre el autor, y acceso a links sobre la alfabetización de Nicaragua:

http://www.laventanainventada.blogspot.com

viernes, 16 de abril de 2010

DOSCIENTOS AÑOS......¿DE QUE?

México se independizó de España el 16 de septiembre de 1810. Por este motivo, el gobierno federal nos bombardea desde hace unos meses con promociónales en todos los medios de comunicación exhortándonos a sentirnos orgullosos de cumplir 200 años de ser mexicanos.
Tenemos muchos motivos pare sentirnos orgullosos, nuestro país es hermoso solo por su caleidoscópica geografía que encierra dentro de las fronteras desde aridísimos desiertos hasta selvas tropicales, nevadas montañas y paradisíacas playas, la extensa biodiversidad que nos ha representado en el mundo con el sabor del chocolate y brillante presencia navideña de la mexicanísima flor de noche buena (poinseta). Nuestros canes nacionales como el temerario Chihuahua y el inconfundible xotlescuncle. El jaguar y la variedad de serpientes endémicas.
También son mundialmente famosas las culturas prehispánicas como la Azteca, Olmeca, Zapoteca y la recientemente nombrada como una de las nuevas 7 maravillas. En todo el mundo se conoce la música de mariachi. Sin hablar de los destinos turísticos como Acapulco, Cancún, en fin. Ni que decir de la gastronomía nacional y sobre todo de la calidez del pueblo mexicano.
De lo que no podemos estar orgullosos y hasta nos hace sentir vergüenza es de la situación social, política y económica que sufrimos los “orgullosos” mexicanos. El clasismo cada día mas marcado, hay desde millones de niños viviendo en el desamparo total en las calles hasta magnates habitando residencias forradas de mármoles importados. Personajes de la política, el sector privado y la sociedad con guardia de seguridad suficiente para proteger un país entero, hasta las famosas “muertas de ciudad Juárez”; Magnates que desechan las sobras de sus banquetes hasta indigentes que tienen 3 días sin probar bocado; marginación, racismo demagogia, impunidad, inseguridad, miedo, nepotismo y podría seguir con esta lista por varias cuartillas.
Somos mexicanos y claro que estamos orgullosos de serlo. Pero no somos tontos y no pueden ocultarnos nuestra realidad debajo de la frase:
“2010 año del bicentenario: 200 años de ser orgullosamente mexicanos”.
Orgullosos estaríamos si viviéramos en un país justo, libre, seguro y gobernado por gente con verdadera vocación de servicio.
Queremos gritar “VIVA MÉXICO” y sentir de verdad que festejamos el aniversario de un gran país. Amamos nuestra tierra y sabemos que tiene le potencial para ser un lugar esplendoroso y lleno de oportunidades, nos hace falta cambiar muchas cosas. No podemos sentir orgullo de ser mexicanos viviendo como vivimos y menos estando concientes de la imagen que proyectamos al mundo.
Hay que enderezar muchas torceduras antes de poder sentirnos orgullosos de ser mexicanos

sábado, 10 de abril de 2010

CALABAZAS de Miguel Alvarez Torinos

 

calabaza

Mario contaba veinte años de edad. La chica a la que idolatraba, veintiuno. Mario, que era moreno, tenía un aspecto desaliñado: era feo, muy alto y muy delgado, tenía el pelo corto y despeinado y solía vestir con ropa desgastada. Mientras que la apariencia de Gisela era inmejorable: era muy guapa, no estaba delgada ni gruesa, era de estatura más normal y de piel tostada gracias a las horas que se pasaba tomando el sol en la azotea del edificio donde residía.
Mario era excéntrico, y en el barrio algunos le llamaban El tío Camuñas.
El barrio estaba apartado de la ciudad, más allá de la autopista. Se llegaba a él atravesando un puente que había sobre la vía rápida. El puente tenía dos carriles para los vehículos –uno para los que iban y otro para los que venían- y una acera para los peatones. El barrio era muy pequeño. Lo formaban tres bloques de pisos, un colegio y un parque.
Los bloques eran muy altos, de ladrillos rojizos, teniendo cada uno de ellos trece plantas y una azotea en la que algunos vecinos tendían la ropa. Mario vivía, mirando desde el puente, en el bloque de la izquierda y Gisela en el del medio.
El colegio era pequeño. A él sólo acudían los niños hasta primaria. Cuando se hacían mayores, debían ir a clase en un instituto del barrio más cercano o del que quisieran. El colegio era cuadrado y tenía dos plantas. También tenía un patio gris con dos porterías y dos canastas.
El parque era grande, y estaba entre los tres bloques y el colegio. Tenía una zona de césped, otra de tierra y una de juegos infantiles, con toboganes y columpios, entre otros. En todo el parque había muchos árboles.
Mario siempre intentaba ligar con Gisela. Esto venía ocurriendo ya desde niños, en el colegio, pero ella nunca le había hecho caso. Últimamente, cada vez que Mario le hablaba cuando se la encontraba por la calle, ella giraba la cabeza indignada y miraba para otro lado. Su indignación venía por la manía que tenía él de espiarla de azotea a azotea cuando ella tomaba el sol en la de su edificio. Mario pasaba muchos ratos en la del suyo porque allí tenía un huerto. En éste había de todo: tomates, lechugas, alcachofas, ajos, patatas…, todo en macetas muy grandes y con tierra negra. Abajo, en su piso, en el que vivía con su padre, tenía, además, ocho gallinas negras enjauladas y una cabra que había robado a unos gitanos. El padre, avergonzado, se pasaba el día fuera de casa y del barrio, y sólo regresaba por la noche a dormir.
Por las noches, antes de cenar, Mario sacaba las gallinas y la cabra al parque atadas con cordeles. Las gentes que habían sacado sus perros a orinar y defecar tenían que volver a sus hogares ante la bravura de los canes con los alados domésticos.
Una noche coincidió esta escena con el paso de Gisela por allí, muy arreglada y seguramente con destino a una agradable velada en bares y copas del centro de la ciudad. Y habló con Mario, cosa que no había hecho desde hacía mucho tiempo. Le dijo que le parecía patético todo lo que realizaba. Él, ni corto ni perezoso, como si no se diera cuenta de nada, le preguntó si quería ser su novia. Evidentemente, Gisela le dio calabazas.
En un primer momento, Mario no supo qué hacer con ellas, porque ni le gustaba comerlas –por eso no las cultivaba en su huerto- ni celebraba Halloween. Luego pensó que de momento se las guardaba en casa.
A la noche siguiente, otra vez antes de la cena, de nuevo Mario con las gallinas y la cabra y los vecinos yéndose para sus hogares con sus perros. Y otra vez apareció por allí Gisela, de nuevo camino de una velada agradable. Ella cogió y le preguntó por qué narices sacaba todos los días las gallinas y la cabra al parque. Él le contestó que lo hacía para que a la cabra le diera el aire y para que las gallinas picotearan los lugares en los que habían orinado los canes. Al hacer esto, aseguraba, sus gallinas pondrían, con el paso del tiempo, huevos de oro, al ser la orina de color amarillo, como ese metal.
Aprovechó, una vez más, para proponerle noviazgo. Ella le volvió a dar calabazas. Mario ya tenía unas cuantas más.
A la mañana siguiente se cruzaron en la calle. Él volvió a intentarlo.
- No le pidas peras al olmo –le dijo Gisela.
Mario marchó corriendo para la azotea -dejando antes en casa las nuevas calabazas- y cogió una maceta grande en la que tenía plantado un olmo –que aún era muy pequeñito, como una planta cualquiera- y la tiró a la calle, desde allí mismo, con tan mala suerte que fue a parar a la cabeza de Gisela. Por fortuna y sorprendentemente no le ocurrió nada, tan sólo le salió un chichón grande. Se cagó en Mario. Éste se quitó la mierda con unas sábanas blancas que había tendidas en la azotea y la usó luego como abono en el huerto.
Pasadas unas fechas, se encontraba Gisela tomando el sol en la azotea de su bloque y escuchó fuertes golpes que provenían de la de al lado. Era Mario, peleándose con una bolsa de tierra negra que había comprado para el huerto. Intentaba sacar la tierra a palazos, dándolos por un extremo, el cerrado, esperando que saliera por el otro, el que había abierto. Gisela le sugirió, a voces, que probara a abrir más la bolsa. Mario hizo caso y la tierra cayó sin problemas. Antes de que le pidiera, otra vez, noviazgo, Gisela le tiró unas cuantas calabazas, que volaron por el aire de azotea a azotea, y le gritó:
- ¡Más vale maña que fuerza! –y se tumbó a continuar tomando el sol.
Mario bajó al piso y en él preparó un pequeño equipaje. Dejó abundante comida y agua para la cabra y las gallinas. Salió a la calle, cruzó el puente sobre la autopista y se dirigió a la estación de autobuses, para desde allí poner rumbo a Aragón, en busca de la maña. Con ella suponía iba a llevar una existencia mejor.
En ventanilla pidió un billete para el primer autocar que saliera con destino a Calatayud, que había sido el primer lugar que le había venido a la mente pensando en las tierras aragonesas.
El señor de la ventanilla era un viejo vestido todo de verde, con su pantalón, su camisa y su chaqueta. Le dijo:
- Si vas a Calatayud, pregunta por la Manuela, que es nieta de la Dolores y es más puta que su abuela.
El viejo, tras contar el chiste, sonrió dejando ver, desde el otro lado del cristal, el único diente que tenía.
En Calatayud Mario preguntó por tascas, restaurantes y plazas por la Manuela. Nadie acertó a decirle dónde vivía. Fueron muchos quienes, riendo, le recomendaron un prostíbulo céntrico.
A él acudió y en él sació sus instintos más salvajes por primera vez en su vida. Fue con una ramera de baja estatura, pelo corto y teñido de rubio, tetas gordas y labios pintados de rojo. Tan bien lo hizo ella, que Mario pensó que era la maña que necesitaba. Consiguió convencerla para que se fuera a vivir con él y su padre, aunque éste apenas parase por casa. Allí estaría como una reina, sin tener que prostituirse para nadie, sólo para él.
Pasaron los días, estando Mario con su ramera por el barrio y sobre todo en la azotea, hasta que una mañana las gallinas pusieron, por fin, huevos de oro. Comenzó a reunir grandes cantidades de dinero, aunque sin saber qué hacer con esa riqueza.
A las pocas fechas se encontró a Gisela en la calle.
- Ya veo que te va muy bien.
- Sí, encontré una maña –dijo él, convencido.
Gisela le propuso una cita para esa misma tarde.
Llegó la hora y ella llamó al interfono de Mario. Éste bajó enseguida, y le dijo que ahora estaba con la maña y que le iba a resultar difícil dejarla. Gisela le dijo que no, que le iba ser muy fácil.
- Yo soy más guapa, eso lo sabes.
- Espera aquí un momento –dijo Mario-. Subo y bajo en un santiamén.
Al poco regresó con un carretillo cargado de calabazas, algunas de ellas podridas.
- Toma, te las devuelvo.

 

Autor: Miguel Alvarez Torinos

http://miguelmig.bubok.com/

Os recomendamos su obra Los Años del Fútbol y la Vida disponible en:

http://www.bubok.com/libros/6941/LOS-ANOS-DEL-FUTBOL-Y-LA-VIDA

lunes, 5 de abril de 2010

Cuando despierte de este sueño

Espero me dejen saber sus impresiones!!!

Cuando las flores germinen ante el alba de tu pecho
plantaré mi corazón como tallo firme al sendero,
y allí en tierra fertil nos cubriran los enormes cielos
y allí serán de agua y claveles tus besos.

Cuando abones mis ilusiones y avives mis deseos
cruzaré río de pasión junto a la verdeda de tu cuerpo
mojaré mi alma y sin importarme ya el tiempo
allí jugaré a hacer el amor, ya sin miedos.

Cuando me guies entre estrellas a recorrer el universo
tomaré en mi mano soles, cometas y tus sueños,
conquistaré mil galaxias, de mundos eternos
y allí entre lunas y recuerdos, pediré tres deseos.

Que cuando despierte yo de este hermoso sueño,
me acompañe a mi costado el valor que pretendo,

Que ese valor dictamine desde hoy mi sendero
para que el viento me ayude a murmurar a tus oídos,

Que te he soñado mil veces, qué logre decirte yo,
AMOR DIVINO, decirte cuanto te quiero.

Publicado por Francisco Cartagena Méndez
El Jimagua / Derechos Reservados

http://jimagua.blogspot.com

domingo, 14 de marzo de 2010

Para los que saben mirar

Llueven ascuas encendidas de un cielo que hierve sobre las cabezas raídas de un mundo poblado por personas con mortajas vestidas, la mirada en el asfalto, ausentes, idas, perdidas en historias absurdas, mezquinas.
Sólo aquellos que se asombran ante la belleza del mundo, de lo sencillo, del silencio, de la Vida… obtendrán el placer, vivirán la Vida.
Para Federico Laurenzana, en su ausencia de letras.

sábado, 13 de marzo de 2010

Hoy soy gay, mañana beato, PERIODICO EL NUEVO DIA

MI MAS RECIENTE COLUMNA PERIODISTICA, ESPERO ME DEJEN SABER SUS IMPRESIONES!!!

PERIODICO EL NUEVO DIA (PUERTO RICO)
http://www.elnuevodia.com/voces/685028/


13-Marzo-2010

FRANCISCO CARTAGENA MÉNDEZ
Hoy soy gay, mañana beato

Los estados y la religión cada día se presentan hacia la comunidad gay como el suspiro de un ser humano oprimido, una identidad doblegada a vivir en la mentira, un sentimiento de almas sin libertad, la cárcel del temor y el sufrimiento de hombres, mujeres y jóvenes que lloran su realidad. Es un motor creador de odio, desprecio y confusiones.

Existen animales que nunca pueden ser domesticados, en cambio, hay seres humanos que por el temor y una cultura milenaria de atropellos, señalamientos y homofobia insensible, se dejan adoctrinar y hasta van en contra de sus instintos y su verdadero propósito de vida.

Peor resulta que lleguen a sentirse seres pecadores por ser quienes son, cargando una culpa religiosa y moral irreal, autodespreciándose, al ver cómo su realidad es doblegada mediante la burla, las ofensas e ideas fundamentalistas que carecen de verdaderos fundamentos y que se funden junto a prédicas a conveniencia. Mucho se habla del “libre albedrío”, y de aquello de “ama a tu prójimo como a ti mismo”, citas que parecieran no existir al referirse hacia la comunidad gay (Lésbica, Gay, Bisexual, y Transgénero).

Asimismo, el ahora cantante Héctor Gustavo Ruiz, hermano del salsero Víctor Manuelle, reveló haber abrazado el evangelio expresando públicamente que “yo conocía del Señor y sabía que él existía. Pero, sentía que yo no era lo suficiente para Dios”, lo cual refleja lo que antes mencionaba, o simplemente es sólo parte de un montaje publicitario, ya que su verdadero instinto homosexual le acompañará en cada melodía religiosa.

En mi corta carrera como activista social he escuchado en numerosas ocasiones tanto por heterosexuales como por homosexuales, ideas equívocas de los gay “estar en pecado”, “los gay van al infierno” o “el hombre se hizo para la mujer”, entre otras afirmaciones muy lamentables. La diversidad en el mundo sufre, es callada, humillada y asesinada, es por ello que ante tales atropellos y confusiones hay que seguir luchando por la equidad.

La realidad es que todas estas creencias doctrinales en torno a la religión como fuente de opresión hacia la homosexualidad resultan ser para los marginados inútiles, solamente útiles en la creación de hombres y mujeres homosexuales que llevan una doble vida.

Si yo me hubiese dejado llevar por el sufrimiento adolescente de vivir en temor, aparentando ser alguien que no era y escuchando a diario cosas horribles sobre los gay, definitivamente dejaría de ser homosexual para convertirme en beato.

Sólo que el cielo no puede taparse con la mano, como la religión y el gobierno pretenden tapar, asesinatos, actos de corrupción, violaciones sexuales, entre otros actos verdaderamente inmorales y llenos de pecado, muchos de ellos ocurridos dentro de enormes iglesias en la presencia del mismo Dios.

Es como si la religión y los estados necesitaran del sufrimiento de las masas, para poder subexistir, dominando y lucrándose de la opresión. Construyen sus aposentos mediante bases profanas, llevando la división de la sociedad en clases sociales y sectarias. Yo apuesto a una sociedad y un Puerto Rico en donde todos y todas seamos reconocidos mediante la equidad, otorgando a cada ser humano los mismos derechos, libertades y oportunidades. Hacer lo contrario es más de lo mismo.

Políticos y líderes religiosos hagan historia, pero que quede marcada a base de lo que tanto promulgan, la libertad individual, que todos y todas somos hijos de Dios y que en Puerto Rico hay igualdad de derechos, lo que es como muchas cosas, falso. Hoy soy gay, mañana y siempre.

Correo del autor: eljimagua@live.com

lunes, 8 de marzo de 2010

Cuantos Históricos del Pueblo Africano

 

Sobrecubierta_Cuentos históricos del pueblo africano_16.5mm_051009.indd

En un año tan especial para África y para su gente, la Editorial Almuzara publica los “Cuentos históricos del pueblo africano” del escritor Johari Gautier Carmona.

CUENTOS HISTÓRICOS DEL PUEBLO AFRICANO

El libro recopila 18 relatos históricos sacados de diversos periodos de la larga historia del continente negro y los combina con otros elementos de ficción.

Inspirados en el sentimiento africano y en la expresión de la africanidad de su autor (Johari Gautier Carmona), todos y cada uno de ellos se refieren directamente a la dignidad y fortaleza del pueblo africano, la belleza de su continente, la pasión, la naturaleza, la grandeza, las emociones, la risa, la música, el baile y la Historia con mayúscula.

Este libro no sólo es un libro de cuentos. Es el resultado de una investigación y una necesidad de conectar con un continente que hoy sigue siendo el centro de luchas de interés, estigmas y prejuicios. Cada uno de sus cuentos evoca un sentimiento de orgullo, felicidad, rabia…, nos presenta grandes figuras de la Historia y desvela los nexos que ha tenido y sigue teniendo el continente africano con otros territorios (América, Medio Oriente, Asia y Europa).

“Cuentos históricos del pueblo africano” es una obra literaria de gran calidad que invita a sentir, vivir y conocer ese pueblo tan maravilloso y tan luchador.

Para más información: Ediciones Almuzara.

http://www.editorialalmuzara.com/editorial.php?idioma=1&libro=546

Y blog oficial: http://cuentosdelpuebloafricano.blogspot.com

El libro ya está a la venta en las mayores librerías de España, Casa del Libro, Fnac, El Corte Inglés, y otras librerías independientes. También puede conseguirse en Internet.

domingo, 28 de febrero de 2010

En la levedad de la noche

Y son frías las noches cuando te oigo como un lamento, y lo siento dentro. Y sabes, ahora, que sintiendo, incluso queriendo, así no puedo estarte, por más que el viento arrastre los nombres; porque no eres.
Y hay sentimientos que son derrotas, mojadas de aguas que no son lluvia.
Y, a veces, algunas veces, todo es noche, noche sin noche, noche de nadas, noche de nadie, vacío de ausencias, de rotas palabras, de ríos de pena.
El agua se derramó en frías cuencas, en tristes cantos, en heladas palabras.
Y, a veces, el recuerdo hiere como amenaza que se adentra, que no decrece, y aun así delicado o quizá por eso, y te seduce, y lo ocultas y lo tapas, y buscas paños para esas sedas. Cierras los ojos y a veces sueñas.
Como demonios sangrando, sedientos de almas, rumores de alas cortan el aire en la noche larga. Negros presagios de vida amarga. Y ya no hay día. Y ya no hay nada.

jueves, 11 de febrero de 2010

Cuentos Solidarios 2009: La Curiosidad del Gato

Hoy queremos presentaros el segundo volumen de Cuentos Solidarios que lleva por título: La Curiosidad del Gato.

librocsolidarios2009 
Nos hemos reunido, una vez más, un grupo de escritores independientes para ofreceros algunas de nuestras mejores obras de forma totalmente desinteresada, movidos sólo por el convencimiento de que un mundo mejor es posible y que la literatura debe servir como herramienta privilegiada para lograr ese fin.
Los autores que intervienen en este número son:

Miguel Álvarez Torinos - Oscar Álvarez - Juan Carlos Boíza López - Antonio Castro - Yolanda Díaz de Tuesta Martín -Diego Jurado Lara - Federico Laurenzana - Eduardo Martos Gómez - Octavio Ponzanelli Ruiz - Antonio Pedro Grande Rey -Rudy Spillman
Desgraciadamente, cuando ultimábamos este nuevo número, un terrible terremoto sacudió Haití, uno de los países más pobres del mundo, al que la desgracia ha querido sumir en el caos y la desesperanza más absoluta.
Para nosotros es, por tanto, una obligación moral dedicar este número enteramente a recaudar fondos que palíen la terrible situación que atraviesa el pueblo haitiano.
Por eso, a partir de ahora, podéis descargaros de forma totalmente gratuita los volúmenes de Cuentos Solidarios, o adquirirlos a costes de impresión, con la única condición de que, si disfrutas con la lectura de nuestros relatos, contribuyáis con alguna donación, no importa lo pequeña que sea, en alguna de las múltiples cuentas que existen para ayudar a las víctimas del terremoto de Haití.
Podéis encontrar una extensa recopilación de enlaces a múltiples ONG´s en la web de Cuentos Solidarios en la dirección:

Cómo ayudar a Haití

 

Los volúmenes de Cuentos Solidarios podéis conseguirlos en:


Gracias por leernos y sobre todo, por vuestra solidaridad,
El equipo de Cuentos Solidarios

miércoles, 3 de febrero de 2010

En la profundidad de la tierra

Es como subir la montaña, pero hacia abajo. Y hacia dentro.

Se oye el sonido de una gota que golpea contra el agua en algún lugar impreciso, alrededor, en cualquier sitio, en ningún sitio y en todos. Un sonido apenas audible, envolvente, apenas perceptible, sugerente, que abarca todo el espacio. Casi cristalino. Suave. Armónico. Total.

Solo se oye el silencio en la total oscuridad. Un silencio que abraza. Hay algo mágico. Tenebroso pero hermosamente mágico. Infinito. Tan infinito que abarca el absoluto, la nada, el todo. Eres sin ser. Nada en un vacío que sabes que está pero que no puedes asir, que supera todo lo imaginable. Giras la cabeza en cualquier dirección y nada se ve. El Hades debe ser, sin duda, así.

El casco, con la luz de gas ilumina un pequeño espacio por el que nos movemos con cuidado. El suelo es resbaladizo. Gires hacia donde gires la vista, las formas son caprichosas, como si alguien, un dios loco, se hubiese entretenido en crear sueños de una inmaterialidad exquisita. Formas creadas por las lágrimas de la tierra, de una tierra que llorase hacia dentro. Formas que se dibujan y desdibujan al compás del suave movimiento de la llama en un claroscuro fantasmagórico que se agranda con la sensación de ausencia, de vacío. El espacio y el tiempo detenidos por un momento en la retina para desaparecer al siguiente. El corazón acelerado por el esfuerzo y el poder de creación de belleza por parte de la naturaleza. El alma hambrienta de más. Deleite. Puro deleite. Exquisitez.

Andamos como a tientas, buscando el centro, el origen, el río que suena, en el interior. Una corriente, arriba, de aire, mueve las llamas creando dibujos etéreos que se diluyen en las paredes como espectros irredentos que saliesen a nuestro encuentro. Figuras revividas por nuestros deseos. Hay algo inmaterial, inmanente, ahí, para ser asido por el ojo, por la vista, por el alma.

El paso se estrecha. Casi no cabe el cuerpo. La gatera, húmeda, apenas deja pasar, y aun con mucho esfuerzo, metiendo primero los brazos e impulsándote con ellos, como a estertores, arrastrando el cuerpo, reptando, arañando la roca, raspándote contra ella. El esfuerzo es agotador. Todo es claustrofóbico. Nunca había tenido esa sensación tan agobiante. El jadeo por el esfuerzo es brutal. No hay espacio, apenas, entre la roca y el cuerpo. Dos metros que se hacen eternos. El dolor de brazos es intenso. Final. La sala es inmensa. La luz de las linternas no logra abarcar el espacio. La bóveda, alta, colosal, y un lago pequeño abajo. Estalactitas y estalacmitas por doquier, de todos los tamaños, banderas, coladas. Un derrumbe a la derecha. Dios tiene que vivir ahí, o el diablo.
http://diegojlara.blogspot.com
http://mirandofueradesdedentro.blogspot.com

domingo, 31 de enero de 2010

Homo-sentimientos

Homo-sentimientos

Lanza al viento sus gritos
resonando en silencio.
Un joven mira a los cielos
entre soles impíos.
Su cuarto lleno de rocíos
y pensamientos a granel;
ideas de amargo cruel
la angustia que ahoga y mata,
y es más fácil no decir nada
que simplemente ser quien es.

Pasma el mirar entre ideas
el suicidio aparece al velo,
no le supieron dar respeto
entre humillación, muestras.
Cuando su instinto resuena
alumbrando blanca alma;
sus tristes ideas se aclaran
que a la gallardía abraza.
El hijo a su padre inocente
ya sin importarle la gente
soy maricón dice a su cara.

Llena de blasfemia su boca
un padre impresionado
y el joven un tanto gallardo
inerte dolor en su pecho llora.
Marca el reloj las horas
y sus alas alzan nuevo vuelo
hoy firme se mira al espejo
sin antifaz, sin más mentiras
el alba resplandece su sonrisa
al dejar su armario abierto.

Siendo quien es va viviendo…
Autor: EL Jimagua
Publicado por Francisco J. Cartagena Mendez, El Jimagua, el 31 de endero de 2010, http://jimagua.blogspot.com

sábado, 30 de enero de 2010

El gran búmeran

Existe un antiguo artilugio generalmente realizado en plástico, madera, cartón o cualquier otro material liviano que debido a su preciso proceso de diseño y construcción adquiere la cualidad de volver a quien lo arroja en el aire de determinada manera. Este especial trozo que de especial no pareciera tener nada volverá a manos de quien lo ha arrojado sin haber tocado el suelo y sin que nadie desde el otro extremo lo haya enviado de vuelta. Su extraña propiedad ha conseguido despertar la curiosidad e interés de los niños que durante décadas se han entretenido con sus idas y vueltas antes de la irrupción en los mercados de la avanzada tecnología electrónica del juguete que ha sabido utilizarnos a todos, niños y adultos, como "juguetes" del consumo. Pero éste no es el "búmeran" del cual quiero hablarles, sino de otro que yo llamo el "gran búmeran". Está representado por la comunidad internacional cuando se muestra poniendo tanto esmero en tropezar siempre con la misma piedra. Paso a explicar el tema.

¿Cuántas décadas han transcurrido desde la terrible debacle producida por la Segunda Guerra Mundial? ¿Y desde la Primera? Podríamos continuar retrocediendo y encontraríamos que la historia se repite, una y otra vez, ineludiblemente. Y que nada aprendemos de ella. O aprendemos y con la misma rapidez que lo hacemos, luego olvidamos. Y volvemos a tropezar. Nuestra historia es un constante relato sobre conquistas, poder, conseguir, abarcar. Y cuando ya lo tenemos todo... queremos más. Es tanto el desmedido bienestar que necesitamos, que éste siempre traerá el malestar de los demás. De los que no tienen la misma suerte. Al final, perdemos todo por haber conseguido todo. ¿Qué intento decir con esta aseveración? En las últimas décadas hemos sido testigos de la angurria de las grandes potencias económicas y militares del mundo. Los llamados países "desarrollados" no se han visto satisfechos por el hecho de serlo y buscaron convertirse en países "súper desarrollados", sabiendo que aun conseguido esto, continuaría siendo insuficiente. La eterna insaciabilidad de la poderosa maquinaria social se ha procurado debilidad a sí misma. Apareció el creciente deterioro moral y ético ejemplarizado por una abrumadora cantidad de políticos corruptos que crece día a día. Esta actitud va trasladándose al sector privado de las empresas y los individuos. Es el conocido "sálvese quien pueda". Pero no advertimos que esa premisa nos puede ofrecer la ilusión de una victoria temporaria con vagas y erróneas imágenes de triunfo permanente. Finalmente, "no se salva nadie" pues todos vamos cayendo en el mismo pozo que succiona a víctimas y victimarios por igual. Y si no, veamos lo que pasa con el terrorismo, con la extrema pobreza en el mundo, con lo que hemos extraído de la naturaleza, devastándola y haciendo de nuestra única casa, el planeta, una especie de "pelota desinflada". Los millones de sus arcas que los poderosos se han querido reservar, hoy los deben invertir en estrategias siempre insuficientes contra el terrorismo internacional, en combatir el hambre y la enfermedad apenas en un grado ínfimo de lo que se precisaría, en reponerle a la naturaleza y al planeta lo sustraído, misión que hasta el momento resulta de dudoso cumplimiento. El desastre y la desesperanza se reciclan y terminan recayendo también en quienes los causaron. En definitiva, los errores de los poderosos los estamos pagando todos. Ellos también. Han arrojado una y otra vez este gran búmeran de apatía, incomprensión e intolerancia a lo largo de la historia de la humanidad. Y no importa cuántas generaciones hayan transcurrido ya. Los poderosos han actuado siempre con la misma estupidez: llegar a ser tales pero no saber mantener su situación debido a la ilimitada necesidad de continuar aumentándola en detrimento de los que ya no tienen ni agua potable para mantenerse en pie. Esta vez el gran búmeran está regresando a sus manos con tal fuerza que difícilmente lo puedan atajar. A menos que decidan dejar de repetir siempre la misma historia. Entonces, finalmente, deberán ponerse de acuerdo y cambiar las reglas de juego. O recibir el golpe mortal del "búmeran" que ellos mismos han creado.

Rudy Spillman
LIBRO ABIERTO

jueves, 28 de enero de 2010

Cuando viva, pensaré

A veces pienso que ya no me queda nada por ver, escuchar o decir. Que he tocado el cielo y acariciado las recónditas células de la Madre Tierra. He saboreado del Gran Cosmos Universal. Me he bebido todas sus estrellas. He olido el vapor de las etéreas nubes. He hecho todo menos quedarme quieto. Ahora me quedo solo con mis pensamientos y advierto que vi, escuché y dije todo lo que debía ver, escuchar y decir. Que toqué y olí sin restricciones. Que de aquí en más veré lo que ya vi, escucharé lo que escuché y diré todo lo que ya dije. Tocaré y oleré, tocaré y oleré... y ya nada nuevo a mis sentidos habrá para ofrecer. Luego empezaré a vivir. Me quedaré solo con mis pensamientos que ya no pensarán lo que pensé. Sólo pensarán lo que pensaré. Es entonces que el misterio de lo desconocido dará vida a mi existencia. El aire de mi respirar ya no será el mismo. Cambiará en cada suspiro, renovada su oxigenada fórmula, arrojará desperdicios. Y ya nada será igual.

Los molinos de las diferentes dimensiones intercalarán sus vientos y en una eterna danza de sabiduría que nos reúna a todos, intensificarán tormentas para mostrar su euforia y nos traerán la brisa que durante tanto tiempo hemos estado buscando. Estado en que nos quedaremos todos. Sólo disfrutando.


Rudy Spillman

LIBRO ABIERTO