Escritores Club forma parte del portal de literatura Escritores Libres y pretende convertirse en una propuesta cultural innovadora, capaz de ofrecer al lector la oportunidad única de conocer sus autores favoritos y dialogar con ellos directamente, sin intermediarios. Hemos reunido los mejores escritores independientes del panorama literario actual, dispuestos a ofrecernos su talento y sus valoraciones, no sólo sobre sus obras, sino sobre la literatura en general y el mundo que la rodea.

Esperamos que encontréis aquí respuestas a algunas de vuestras inquietudes y también un momento de esparcimiento, acompañados de la mejor literatura.

martes, 30 de septiembre de 2008

Soy

Soy sufrimiento de vida,
fragmento de ilusión, un sentir.
Una gota de lágrima soy,
semilla afligida, un rosar de alegrías,
germinando en libero abril.

Soy como el loro que no calla.
Quien lleva un mensaje de equidad,
a fundamentalistas y al pagano,
o quien condena al adiposo político,
al ladrón rata, al sucio violador.
Quien desea dar palabras de aliento
a amantes obcecados.
Por caminos de dolor y tristeza ando,
también entre estrellas de ilusiones,
y entre el mismo amor.
Soy quien rompió de su carcel el candado,
y ahora en libertad, alza su voz.

Cantor a la vida soy.
Orador de verdades, el discrimen y la pasión;
y del querer y de sentimientos, tempestades.
Soy quien halló un te quiero en inmenso valle
entre enormes rocas, allí estaba escrito,
tan claro y sentimental,
que lloré junto a un recuerdo inborrable.

Soy hijo del homosexualismo y el discrimen,
del propio amor y el vil coloniaje,
¡quizas un Don nadie soy!
o aquel que declara sin ocultismos,
a quien muchos quisieran callarle.

Soy prisionero de la poesía y su arte,
encarcelado en el sentimiento voy,
del el alma tan vivida y sufrida,
allá en los recuerdos guardé la llave,
que abrió aquella via cajuela que guardaba
un mar de sentimientos interminables.

Soy yo mismo o quien save; aire, humo o fuego,
agua clara o turbia, pero agua incansable,
en el río que sale al mar de mis tantos versos,
soy un poeta loco, que va queriendo,
ver un mundo justo y del mismo amor, amante.
Soy.

Autor: Francisco J. Cartagena Méndez
El Jimagua * Derechos Reservados

Escribeme!!! eljimagua@live.com

domingo, 28 de septiembre de 2008

Rebautizado


Desde que he sabido tolerar, persistir frente a mi desconocimiento, solí no ser. Entregado a incertezas metafísicas de índole vulgar, común a todo ente, solía estar. Solía ser estando frente a entes que me decían quien era, como si fuesen espejos durante una noche de fantasmas mudos. Como incapaces de hablar, hacían de sus voces dictámenes para aceptar tanto dijeran.
Cuando entre los minerales hundía las piernas hasta las rodillas, nada se me decía ni insinuaba impropio. Entre ellos daban mis pasos cómodos tratos, amenas aproximaciones hacia las piedras, hacia mí.
Y era cual roca serena avistando ligustrinas, haciendo dibujos con su sombra sobre la capa gris de mi seriedad inmóvil.
Cuando entre los vegetales deambulaba a cuerpo entero, todo parecía, todo era hecho tal como yo había sido. Entre ellos mis corridas se alternaban para saltar desde una hoja hasta otra, hasta caer dentro de la raíz que iba a ser yo mismo.
Y era cual sabia inextinta serpenteando dentro de verdeados tallos desplegados, erizados como mástiles, invulnerables hasta frente al limbo de mi esbeltez demasiado atrevida.
Cuando entre los animales comía tanto como siempre había comido, ninguno se asombraba de mi apetito desnutrido. Entre ellos zarpaba a presas, tajaba grandes –pero lentos- cuadrúpedos hasta saciar la depredación, la alimentación diaria.
Y era cual invasor con colmillos de una mandíbula expuesta sobre la piel tensionada y suave, poco a poco, profundo cada vez un poco más, un trozo más ya desmembrado, quieto, quitado para pertenecerme.
Cuando entre los humanos pensaba y alcanzaba elevados y bajos grados de comprensión, desde siempre había vuelto a mi persona. Por más que guerrease por desatarme ya y de una vez por todas del cuerpo que a todos nos ataba, nos sujetaba e impedía librarnos para ser sólo vuelos con regreso, alguna condición decía en qué pensar. Intervenía para que olvidara lo anterior, para que me disponga a solventar una temática corpórea.
Y era cual personaje invalidado a desprenderse, a ser cielo y tierra al mismo tiempo, la cualidad inamovible de esta especie tan distraída que llegaba hasta a soñar y crear ilusiones de un universo esperando su llegada como si desde un pleno volar aterrizara sobre la plataforma divina con una prodigiosa estrategia de mando pensativo.
Cuando entre los Dioses me entremetía, solía ser fantasma, grito lluvioso de negra terma clamando y clamando por ser oído, atendido y atendido ante su socorro.
Cuando solo quedaba, solía estarme quieto, pleno y en somera autenticidad con los conocimientos que surgidos en mí decían lo tolerable que era. Tanto como para tratar de comprender el entorno. Había visitado tanto un panorama selvático que había llegado a bautizarme y sellarme con la composición de su entereza.


UNA CUESTIÓN DE TAMAÑOS


Se acaba de publicar mi última novela, titulada: UNA CUESTIÓN DE TAMAÑOS.

Como es ya sabido y continúa siendo mi costumbre, su descarga es completamente gratuita y está a disposición de quien lo desee en:

http://www.lulu.com/content/4270118

Aquí los dejo con un texto que describe la obra y que sin decir nada, lo está diciendo todo:

Dedico este relato a todos los enamorados del mundo. No, del mundo no. Yo diría del Cosmos, del Universo todo. Porque ¿quién sabe qué pasa allí fuera? En especial, respecto de los que se aman, que llevan consigo toda la fuerza reveladora del AMOR. Ese AMOR que todo lo puede y nada se guarda. Ese AMOR que no conoce fronteras. Porque no es verdad que el estado de enamoramiento ya no pertenezca a los ancianos, por ejemplo. Y si no, preguntémosles a los "ancianos enamorados".

El AMOR rompe barreras de tamaños, estética, cultura, educación, invalidez...

Dos seres pueden enamorarse por la arrasadora fuerza del amor, cuya energía excede los umbrales de nuestra dimensión físico-material. No resultan necesarios los conocidos sentidos. Sólo se necesita poder llegar a través del alma de nuestro espíritu, hasta la esencia misma de nuestro ser. Y desde el origen de lo que somos, emerger con quien nos acompaña, compartiendo ambos, en cierto modo, nuestra experiencia primaria y única.

Según Arnesto, el protagonista de esta historia y quien la relata, se trata de una historia "real". Será el lector el encargado de develar cuál es el sentido que este hombre maduro pero sin experiencia en la vida, ha querido darle al término. Si habrá querido significar que estaremos frente a un relato literalmente "verídico", o se ha querido referir a una "realidad cósmica" perteneciente a otra dimensión y a la que sólo unos pocos tienen acceso.

Volviendo a nuestro limitado mundo, podemos aseverar que se trata de una sátira romántica de carácter místico, con claros ingredientes trágicos que, como ocurre siempre en la vida, saben encontrar una salida airosa que pueda ser que nos deje reflexionando sobre esta cuestión del AMOR durante largo tiempo, después de haber terminado la lectura del libro.


Una novela corta, aguda, que no permite la distracción. Se trata de una tragicomedia que introduce el romance místico entre sus páginas, de manera muy sutil. A pesar de no tratarse de un texto de suspenso, su ritmo lo atrapará. Para finalizar, sólo comentarle que en el momento en que Usted lector, precise tomarse un descanso junto con sus tres protagonistas principales, se estrellará contra el desenlace de la historia.


Cordialmente.

Rudy Spillman

http://libroabiertorudyspillman.blogspot.com

sábado, 27 de septiembre de 2008

Libro de Arte, Juan Carlos Boíza López

Aunque normalmente dedicamos siempre estas líneas a la literatura, hoy quiero presentaros mi última obra; un Libro de Arte en el que me alejo transitoriamente de las letras, para adentrarme en otra disciplina artística que me apasiona: La Pintura.

PortadaA4

En este Libro de Arte he realizado una recopilación de algunas de mis ilustraciones, clasificándolas según la técnica utilizada, en un intento de crear un abanico representativo de obras.

Mi intención, como absoluto autodidacta, es conseguir que todos aquellos que os sentís llamados por la pintura, el dibujo o la ilustración, encontréis en estas páginas una cierta inspiración, y os animéis a explorar por vosotros mismos las técnicas que os ofrezco.

El arte no es un concepto cerrado al alcance de unos pocos privilegiados, sino un método de expresión abierto a la sensibilidad de todos y cada uno de nosotros. Cada persona es un artista en busca de su propia forma de expresión.

Os dejo algunas de las ilustraciones aquí para que os hagáis una idea más precisa del contenido del libro.

Caballo terminatorjamesdeanPerdidos3

(Pulsad sobre las imágenes para verlas ampliadas)

Podéis adquirir la obra en mi Tienda de Lulú: http://stores.lulu.com/jcbl

Publicado originalmente en el Rincón de la Imaginación.

viernes, 26 de septiembre de 2008

Un motivo para adelgazar



Rudy Spillman

http://libroabiertorudyspillman.blogspot.com

jueves, 25 de septiembre de 2008

Sois

Cada uno de ellos pasó fugaz con sus aromas y sus ropas. Tuvieron lapsus de fe y de plena divergencia. Cada uno de ellos fue uno en el camino del destino y en la ruta de las aguas. Cada uno con su orgullo y su manera de cazar la magia de las sonrisas. Cada uno pasó y fue un soplido de nubes desgranadas. Cada uno fue en su vida y sigue siendo en su existencia. Cada uno con lo suyo. Cada quien con lo que era y representaba. Cual más cual, cual menos festejó sus amores y decayó con sus errores. Todos eran y ya todos fueron. Ya nadie queda, sólo están. Y sólo se consideran si la necesidad los transporta y la vida los exige. Sólo así existirán.
Cada uno más que ninguno y cada otro menos que nadie. Siempre fueron pies en los asfaltos, piernas en las canchas y pies descalzos en la arena. Cada uno fue un dedo de manos invisibles. Cada uno con su temor y cada una con su piel. Sólo así pasaron por aquí y sólo así fue permitida su existencia. Sólo con una pizca de felicidad y un grano de conocimiento. Sólo con eso para que pueda volver a volar. Porque la manivela de la muerte es eso. Sólo saber volar y dejar que todos vuelen. Y dejar a un lado a quien sólo quiera chocar.
Cada uno fue un instante. Cada uno fue inmortal. Cada uno tiene su grado de energía y su cuota de ambigüedad. Cada uno és y cada uno de ellos morirá.
Sólo así existirán. Sólo así serán recordados. Como un parte de aquello, mas nunca la suma de todo. Porque ellos se mueven y la distancia también. Porque en su ir otros aparecen y en sus vueltas ya otros se han ido. Y nadie quiere ese puesto de regocijo. Y quizás hay quienes sí, pero sucumben ante la destino de los desordenados y calmos viajeros de las rutas sin objetivos.
Por eso es que en este instante se recuerdan. Porque no están y sólo existen. Porque se hayan en alguna parte de la verdad. Porque han dejado un harapo o un ramo de abundante cercanía.
A veces hay instantes en que sólo en aquellos segundos de viento por el espacio escurren sus sombras por la espalda. Pero ninguno de sus suspiros logra derribar las puertas y menos cerrar las ventanas. Ninguna de sus siluetas se viste de huesos y almas desaparecidas.
Son sólo calles de barro y grietas de cemento. Son como cavernas estrechas en medio de la lluvia. Sólo pasadizos de fuentes escurridizas y llaves que de par en par han quedado abiertas. No son nada. Entonces nada son y por nada se han quedado a un costado bajo la sombra. Pero si algo han de ser, son sólo eso, un rato de pureza y una parte de cada lágrima.
A veces sólo en mínimos segundos de instantes de vientos que pasan por el espacio, pero que no atraviesan el tiempo, hay un recuerdo para cada uno de ellos. Sólo a veces son y existen. Sólo a veces se arman de inmortales que son. Pero más veces ya no son y parten a sus nidos. Son más veces las que se escurren por entre ratitos de pereza y alguna tierna ansiedad. Pero nada son o son muy poco. Nada son que se haya querido. Pero no son más aún de lo que pudieron ser. Es que ser es sólo eso. Dejarse caer y volar de a ratos. Si nada son ellos, entonces tampoco soy algo de sus pies. Y si nada soy, entonces esto ha sido lo correcto. Sólo debo tener eso que llaman fe y una pizca de indígena eficiencia.

Sherlock Holmes más vivo que nunca

Hay personajes literarios que tienen la maravillosa cualidad de trascender a sus propios creadores y tomar vida propia. Son personajes tan perfectamente creados y caracterizados por los escritores, que los lectores llegan a tener serias dificultades en distinguir si son reales o tan sólo el resultado de la imaginación desbordada de sus creadores. Si hay un personaje que reúne todas estas características ese es sin duda Sherlock Holmes.

0-587-05121-3-L~Adventures-of-Sherlock-Holmes-Posters

Holmes es un personaje absolutamente imaginario nacido de la pluma de Sir Arthur Conan Doyle, un escritor escocés nacido en Edimburgo el 22 de mayo de 1859 y fallecido en Crowborough, Inglaterra el 7 de julio de 1930. A pesar de que este escritor realizó otras grandes novelas como El mundo perdido, ha pasado a la historia de la literatura como el creador de Sherlock Holmes. El personaje superó al escritor hasta el punto, que éste, abrumado por la presión de los seguidores que le reclamaban más y más aventuras, llegó a escribir a su madre en 1891 que quería matar a Sherlock Holmes, ya que estaba gastando su mente.

200px-Conan_doyle

Sherlock Holmes es un detective, prototipo de genio de la deducción e investigación científica. Como antencedente literario encontramos a Auguste Dupin, un personaje muy parecido creado por Edgar Allan Poe, pero que nunca llegó a tener su fama.

La mayoría de las historias de Sherlock Holmes fueron publicadas originalmente en The Stand Magazine, que llegó a convertirse en muchas industrias en una auténtica radio victoriana, donde algunas personas leían en voz alta las aventuras del personaje a un grupo nutrido de oyentes.

sherlock-holmes-thomas-watson

Sherlock Holmes es descrito por Doyle como un personaje complejo, dotado de una gran inteligencia, con la que sólo puede rivalizar su propio hermano Mycroft Holmes, pero que tiene que recurrir al uso de drogas, cocaína, de forma habitual para aliviar el tedio que le invade entre caso y caso. Fumador compulsivo en pipa, misógino y terrible intérprete al violín, posee unos grandes conocimientos científicos que le convierten en una auténtico predecesor del CSI actual.

El cine, el comic o la televisión han adaptado innumerablemente sus aventuras de manera más o menos fiel al personaje. Ahora mismo se preparan nuevas adaptaciones y es que, Sherlock Holmes, nacido en 1887 y protagonista de 5 novelas y 60 relatos de su autor original, ha sido capaz de sobrevivir a su propia muerte literaria e incluso a la muerte de su autor y está ahora más vivo que nunca.

Publicado originalmente en: Espaciolibros

martes, 23 de septiembre de 2008

MEDITACIÓN

El Guante Mágico

La visualización aplicada a nuestra salud

Treinta años atrás, mientras realizaba mis primeros estudios y prácticas en meditación, tuve oportunidad de conocer "la técnica del guante". En realidad, luego de recibir las primeras explicaciones del Maestro que impartía las clases, lo primero que se me ocurrió pensar fue que se trataría de alguna broma. Pero ni bien comencé a aplicarla en la práctica, rápidamente se convertiría en una de las primeras sorpresas positivas que el mundo de la meditación me brindaba. Con el tiempo, éstas fueron desapareciendo. Pero esto no ocurrió debido a la ausencia de las mismas, sino al hecho de que poco a poco se iban convirtiendo en la rutina de todos los días.

"La técnica del guante" consiste en un método eficiente, sencillo e inmediato para calmar cualquier tipo de dolor, en especial si éste es superficial (a nivel de piel, musculatura, huesos, dolores de cabeza, cintura, etc.). Ello no significa que no pueda funcionar también, en relación a dolores internos (dolores de estómago, garganta, intestinales, etc.), para lo cual se requerirá una mayor experiencia en la práctica, que permita un estado superior de concentración, o la tendencia natural por parte del meditador que la aplique y predisposición sensitiva por parte de la persona que padece el dolor. Puede ser aplicada en uno mismo tanto como en otra persona. Sus efectos son asombrosos e inmediatos. Vayamos pues a la explicación de la técnica.

Es menester dejar en claro que quien decida aprender "la técnica del guante" deberá previamente haber aprendido en profundidad la visualización que hemos ya visto anteriormente. O en su defecto, pueda manejarse con total dominio de la misma debido a su facilidad innata, como suele ocurrirle a algunas personas.

Técnica del guante

Lo primero que deberemos hacer es abandonar nuestro brazo derecho dejándolo suelto a lo largo del costado de nuestro cuerpo. En el caso de tratarse de una persona zurda, realizará el ejercicio con el brazo izquierdo. De todas maneras, más adelante, con las prácticas y experiencia se podrá utilizar de forma indistinta, uno u otro brazo, o ambos a la vez cuando el caso así lo requiera. Acto seguido, cerramos los ojos y visualizamos la mano de dicho brazo, colocada dentro de un balde conteniendo hielo o en su defecto, una barra de hielo colgando del brazo, estando empotrada nuestra mano dentro. Debemos esperar el tiempo necesario hasta empezar a sentir en nuestra mano algo parecido a los síntomas propios que sufriría nuestra mano, de encontrarse en esa situación real. Es decir, empezaremos a sentir que nuestra mano se inflama, duele por dentro, quema la piel. Si en un principio nos es difícil visualizar esta situación, nos convendrá tomar un cubo de hielo y cerrar el puño de nuestra mano con el mismo dentro hasta empezar a sentir síntomas similares a los descriptos. Luego volvemos a nuestro ejercicio y descubrimos que ya nos resulta más fácil la visualización con su correspondiente influencia sintomatológica.

En el momento que percibimos los descriptos síntomas lo más claramente posible, desplazamos nuestra mano hasta la zona del cuerpo que sufre el dolor, sea que esto ocurre en nuestro propio cuerpo o en el de otra persona. Colocamos suavemente la palma de la mano sobre la superficie con dolor, lo más cercana que podamos pero haciendo hincapié en no tocarla. Dejamos nuestra mano ubicada en ese lugar y posición, no dejando de visualizarla de manera continua, en las mismas condiciones ya vistas y percatándonos de continuar percibiendo aquellos mismos síntomas. Deberemos revisar también, el estado de relajación de todo nuestro cuerpo, puesto que si nos encontramos en tensión, ésta rechazará la producción de energía y su proyección de un lugar a otro.

Tanto en la palma de nuestra mano como en la superficie del dolor, antedicha, se sentirá calor, que puede aumentar su intensidad, variando según la energía que logremos emanar. Existe la posibilidad de sentir otras sensaciones, como pequeños pinchazos, dolor focalizado en algún punto de la palma de nuestra mano, incluso la electrificación momentánea del bello (si lo hubiere) en la superficie que sufre el dolor.

De forma mágica, el dolor irá cediendo, como si se diluyera o evaporara. Si éste es muy persistente, puede ser que se corra de su lugar de origen, moviéndose hasta finalmente desaparecer.

Cuando los dolores son muy intensos, aunque ceden a la técnica, suelen a veces recurrir, volviendo a aparecer a los pocos minutos. Con insistencia y sin mostrar un atisbo de posibilidad de renunciar, deberemos aplicar nuevamente la misma práctica, una y otra vez. Sin ninguna duda, la recurrencia se irá espaciando hasta desaparecer por completo.

Deberemos tener en cuenta que si detrás de los dolores se esconde alguna razón orgánica de peso, el dolor volverá con insistencia y probablemente cada vez con mayor intensidad, debido a que en estos casos el síntoma de dolor estará sirviendo de aviso que nos pone en alarma sobre la existencia de un proceso patológico de mayor o menor importancia y que sin duda requerirá de un tratamiento médico determinado.

Como así también, convendrá ser conscientes de que la presente técnica cumple la función de analgésico y anestésico local natural que nos otorga alivio inmediato y nos proporciona el tiempo necesario para descubrir si se trata de un dolor pasajero sin mayor importancia, o por el contrario, requiere de la asistencia, diagnóstico y posible tratamiento por parte del facultativo médico que corresponda.


Rudy Spillman

http://libroabiertorudyspillman.blogspot.com


SE DEJA EXPRESA CONSTANCIA QUE LOS CONSEJOS SUMINISTRADOS EN ESTE ARTÍCULO ESTÁN DESTINADOS AL PÚBLICO EN GENERAL Y DE NINGUNA MANERA EN FORMA INDIVIDUAL. CADA LECTOR ES ÚNICO Y ABSOLUTO RESPONSABLE DE SU DECISIÓN DE SEGUIR LOS MISMOS LUEGO DE VERIFICAR SU PROPIA SITUACIÓN Y ESTADO DE SALUD Y LA PREVIA CONSULTA CON EL PROFESIONAL FACULTATIVO.

El presente artículo contiene exclusivamente material informativo no debiendo ser interpretado como reemplazante de asesoramiento profesional alguno. Su contenido no presupone recomendación de tratamiento médico o alternativo de ninguna especie.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Jack el Destripador Capítulo Final de Paul H. Feldman

A pesar de un título tan novelesco, en esta ocasión el libro que os traemos no es una novela, sino un auténtico ensayo de investigación, donde se intenta dilucidar la verdadera identidad escondida tras el criminal más enigmático de la historia; Jack el Destripador.

f25jack

Escrito por Paul H. Feldman, un productor cinematográfico y empresario especializado en vídeo y grabación, se basa en la autentificación de uno diario aparecido en 1991 en Liverpool firmado por Jack el Destripador.

Aunque el diario fue calificado de patraña por el Sunday Times, Feldman consigue refutar todos los argumentos en su contra, aportando pruebas caligráficas y analíticas muy convincentes, que llevan a la conclusión de que bien puede ser auténtico.

jack-the-ripper

Feldman no escatima en su investigación, analizando minuciosamente todos los datos a su alcance. La investigación es tan exhaustiva que llega a ser un poco agotadora y en ocasiones puede perder al lector, sobre todo en su exploración de las líneas genealógicas de los implicados y descendientes.

Pero a estas alturas, supongo que os estaréis preguntando ya quién escribió realmente el diario y, por tanto, ¿quién era realmente Jack el Destripador?.

El diario fue escrito por James Maybrick, un acaudalado empresario de la época muerto en extrañas circunstancias el 11 de mayo de 1889 a los 49 años de edad, coincidiendo con la desaparición pública del destripador. Su mujer, Florence Maybrick, fue condenada a muerte primero y después a 15 años de prisión, por su supuesto asesinato. Se trató de un caso famoso de la época, pues supuso el primer caso en que una ciudadana norteamericana fue acusada y condenada a la horca por asesinato en Gran Bretaña.

Maybrick01e

¿Es este Jack el Destripador?

Hasta ahora ,nadie había relacionado ambos caos criminales, pero a tenor de la investigación de Feldman, no parece descabellado que uno fuese consecuencia del otro. Aunque no quiero destriparos, nunca mejor dicho, el contenido del libro, de la obra se desprende que su propia familia habría planeado la muerte de James Maybrick (probablemente su hermano Michael y no su mujer que fue injustamente acusada), enterados de las aficiones nocturnas de su pariente. En el diario Maybrick dejó escrito:

"Mi querido Conejito lo sabe todo. No sé si tendrá valor para matarme. Ruego a Dios que lo encuentre. Sería sencillo, ella está al tanto de mi medicina y con una o dos dosis extras todo se acabaría. Nadie sabrá que yo lo he buscado. George está enterado de mi hábito y confío en que pronto llamará la atención de Michael. En verdad creo que está enterado. Michael sabrá cómo actuar, él es el más sensato de nosotros no creo que llegue a ver este junio, mi mes preferido entre todos"

Por último, señalar la coincidencia de que si unimos las dos primeras letras del nombre de James Maybrick y las dos últimas obtenemos el nombre de Jack ¿coincidencia?

Publicado originalmente en Espaciolibros

Duda Moral


La mujer levantó la piedra y allí la esperaba el alacrán, tratando de dominar su miedo lo cogió con las pinzas y lo depositó con sumo cuidado dentro del frasco. Después caminó en silencio ajena a la lluvia, gruesas gotas de tormenta que calaban su fino vestido veraniego. Entró en la casa y bajó al sótano. Colocó el frasco en la estantería. Decenas de botes similares albergaban criaturas de la misma especie. Esperaban un veredicto. Cloe aún tenía una duda moral. Ninguno de aquellos había sido el que inoculó el veneno en su pequeño bebé, causándole la muerte. ¿Es toda una especie responsable de los actos de un individuo?

Desencadeno

Desencadeno

Desencadeno.
Y muy dentro de mí,
allá donde rompiste mis sueños
hallo el valor para olvidarte,
y borrar de una tus besos.
Cambiaré las sabanas malditas
para alejar tu olor de mi cuerpo,
ese que tanto me aturde
creador de noches de desvelos.

¡Tus gritos cuanto me enloquecieron!
Temí y llore en un mar de soledades,
volé entre tormenta de fuertes vientos,
y tu falta de respeto deshizo el querer,
que el amor se fue junto con el viento.

Y te quiero,
pero vivir contigo ya no puedo,
hoy digo adiós a tus chantajes
y veré que hacer con tu recuerdo,
ese que corre por mi sangre
ese que va hasta en los huesos.

Me voy por que también me quiero.
¿Cómo es posible amar en tempestad?
Cuando el amor se basa en libertad y respeto.
Guardaré lo hermoso de esta relación
mas de seguro me seguirá tu atropello.

Pero gran amante hipócrita y enmascarado,
me he propuesto amar de nuevo,
con igual intensidad o mayor serán mis besos,
Ja! Es que tu acción ya no me quita el sueño
me hace fuerte como el roble,
hoy desencadeno mis tantos temores
y la esperanza al alma encadeno.

Autor: Francisco J. Cartagena Méndez

El Jimagua * Derechos Reservados ©

TAREA CONCLUIDA

Un relato psicológico policial

Cuarta y Última Entrega

Había perdido la costumbre de vernos los cuatro alrededor de la misma mesa, compartiendo una comida. Sucedió el día que Judy cumplió cuatro añitos. Yo me sentía tan extraño e incómodo compartiendo esa mesa, que debí hacer verdaderos esfuerzos para permanecer. Pero lo hice por mi querida hermanita, para que al menos tuviera un festejo especial con su familia, una rica torta con velitas que apagar, aunque era triste comprobar que mi querida Judy no pudiera disfrutar de una fiesta con amiguitos de su edad, globos, juegos y cotillón, como la que había podido disfrutar yo cuando todavía éramos una familia normal.

En un primer momento pensé que el delicado perfume y la vestimenta especial de mi madre se debía a la ocasión. Pero no tardamos todos en comprobar que no era así. Ni bien Judy terminó de vaciar sus débiles pulmones en la última de las velitas, mamá Mariana (era el nombre de mi madre) se levantó de la mesa y con total naturalidad y desparpajo, besó en la mejilla a mi hermana mientras le decía :

- Felicidades, hija - y se despidió de su todavía "marido" y de mí, con cierta simpatía, inusual en ella en los últimos tiempos.

Con timidez y preocupación mi papá preguntó:

- ¿Adónde vas? -

Su pregunta fue continuada por el silencio y una incisiva mirada por parte de ella. Ambos, más elocuentes que cualquier otra respuesta. Y nuevamente la figura de las espaldas de mi madre y un portazo después.

Todo sucedió ese mismo día, como si la Providencia hubiese decidido, justamente ese día, poner fin a una larga situación y echarme encima toda la información que durante tanto tiempo y con tanto ahínco había buscado.

Habíamos terminado de saborear restos de la torta. Indiqué a Judy, como de costumbre, que debíamos cepillar nuestros dientes para mantener la higiene bucal y evitar futuras caries. Yo solía hablarle como a un adulto porque es lo que a ella le gustaba para contrarrestar la relación que tenía con mamá. Mientras estábamos en el baño con nuestros quehaceres, sonó el teléfono. Papá levantó el auricular. Era mi madre diciéndole no sé que cosa. A lo que papá respondió:

- ¿¡Qué!? ¿¡Robirosa!? ¡Voy ya mismo para allí! -

Mi corazón no latía, galopaba, aumentando su velocidad por segundo. Yo sólo pretendía que me brindara el tiempo suficiente para hacer lo que debía, antes que decidiera estallar. No podía perder esa oportunidad. Yo no conocía el domicilio de Robirosa. Lo único que tenía que hacer era seguir a papá y poner fin a a la situación. Mi madre ya no podría continuar teniéndonos en jaque. Ese mismo día se terminaría todo para siempre.

Debí llevar una vez más a Judy, a lo de Carmen, la vecina; lo que había estado haciendo bastante asiduamente debido a la función de espía que me había autoimpuesto y que hasta el momento había resultado un verdadero fracaso. Mi hermanita hizo puchero mirándome con tristeza, pero resignada, entró en la casa de Carmen. Le di un beso, prometiéndole que esa sería la última vez, agradecí una vez más a mi vecina y desaparecí.

Entré rápidamente en la casa, fui directo a la cocina, guardé un cuchillo en mi espalda, dentro de la ropa, lo disimulé bien para que no se notara y me fui en busca de mi padre para poder seguirlo hasta lo de Robirosa.

Lo vi en la esquina deteniendo un taxi. Mi madre se había llevado nuevamente el único Fiat de la familia, como de costumbre. Mi vista buscaba con desesperación que apareciera otro taxi. Y que estuviera "libre". Si el que llevaba a mi padre desaparecía de mi vista, yo estaría perdido. Lo vi subiendo al vehículo y alejándose. Pero al llegar a la esquina, el semáforo se confraternizó conmigo, mostrando una luz roja y redonda que me devolvió las esperanzas.

Finalmente subí a un taxi que se desocupaba a unos metros de donde estaba parado yo. Impaciente y nervioso esperé que la muchacha que venía dentro abonara su tarifa, mientras el de mi padre comenzaba a girar a la derecha ante la aparición de la luz verde. Yo ya estaba sentado en la parte de atrás del coche mientras la joven continuaba buscando billetes y monedas para completar su pago. Le insinué a ella y al conductor que estaba realmente apurado y que yo pagaría la diferencia que le faltaba abonar a la muchacha. Ante el asombro de ambos, cerré la puerta con brusquedad y le pedí al conductor que girara a la derecha y siguiera al taxi que llevaba a mi padre, sin correr el riesgo de perderlo de vista, pero a la vez, sin acercarse demasiado.

Observándome a través del espejo retrovisor con mirada sospechosa, el conductor quiso saber si no lo metería en líos. Le aseguré sin titubear que no corría ningún riesgo en absoluto y que de todas maneras le abonaría el doble del costo del viaje.

El hombre hizo un trabajo profesional. Se acercaba y alejaba según las circunstancias, evitando el ser descubiertos y a la vez asegurándonos no perderlos de vista. Fueron quince minutos de angustioso viaje para mí. Pero mi desconcierto fue mucho mayor cuando nos acercábamos al domicilio de Robirosa. Un edificio alto, lujoso, con un impresionante lobby rodeado de arreglos florales, ubicado en la zona de Belgrano y con un encargado uniformado en la entrada. Vi a mi padre saliendo lentamente del coche. Nunca la había visto antes a mi madre llorar. Llevaba un pañuelo en la mano. Se abrazaron. Descendí del taxi y frente a la ventanilla del conductor, extraje dinero de mi bolsillo. Empecé a poner billetes sobre la mano del taxista sin poder quitar mi vista de mis padres. Hasta que el hombre dijo que era suficiente. Le di las gracias y me retiré sin saber siquiera cuánto me había costado el viaje. Me fui acercando lentamente, como quien está por ingresar en una zona de peligro. A sólo unos metros de distancia, una ambulancia esperaba, con su faro intermitente funcionando. Mis padres me miraron sorprendidos.

- ¿Qué haces aquí, hijo? - me preguntó mamá, mientras secaba sus lágrimas y sonreía con un dejo de tristeza. Su tono se escuchaba distinto. No supe que contestar. Y tampoco fue necesario que lo hiciera.

Dos hombres de guardapolvo blanco traían una camilla con un cuerpo tapado por una sábana. Lo introdujeron en la ambulancia.

- Es mi psicólogo - me dijo mamá. Y agregó: - ...un ataque cardíaco... - y se volvió a abrazar con papá.

Esbocé una sonrisa insegura de sí misma: - me voy a casa – dije – Judy me está esperando en lo de Carmen – Me di media vuelta y empecé a caminar.

- Nosotros también vamos a casa – se la escuchó a mamá.

- Ven en el coche con nosotros – dijo papá.

- No, prefiero caminar... – contesté, mientras me alejaba mostrándoles esta vez yo a ellos, mi espalda, donde llevaba el cuchillo que debería regresar al lugar de donde lo había obtenido.

Luego, cuando la calma fue volviendo al hogar, me enteré por papá, que no pudo continuar callándolo, que los problemas con mamá empezaron cuando el cometió una estafa muy grande en perjuicio de José, su socio y amigo del alma, debido a los problemas económicos que estaba afrontando nuestra familia. José nunca se enteró de la trastada hecha por su amigo, pero a papá le costó ir resintiendo las relaciones con mamá, la que debió empezar un intensivo tratamiento de psicoterapia con el Dr. Robirosa.

No es fácil entender la mente de la gente, por más allegada que ésta sea a nosotros. Tampoco resulta fácil entendernos a nosotros mismos. El ser humano es un enorme cúmulo de imprevisibilidades. Sólo podemos estar seguros de una cosa:

Quien está dentro nuestro nunca nos dejará saber con total seguridad, de cómo vamos a reaccionar frente a las diferentes situaciones a lo largo de nuestras vidas. No juguemos ninguna carta a nosotros mismos... porque podemos perder.

Fueron transcurriendo los días, las semanas, los meses... y mi familia fue lentamente reacomodándose a lo que había sido. Para bien o para mal, el embarazo de mi madre no prosperó. Tuvo complicaciones, quizás por la edad o por las excesivas tensiones vividas en aquella época, y debió abortar. Pero juraría que ahora mis padres se quieren más que antes. Mi padre recuperó su seguridad. Hasta mi hermana Judy se hizo toda una señorita. Creció, hizo buenas amistades, se puso de novia, fue buena estudiante y luego se casó. Pareciera como si los traumáticos hechos ocurridos durante su temprana infancia no la hubiesen afectado, salvo por aquellos ataques de asma que no querían abandonarla. No sé. O quizás al resto de mi familia, los hechos los afecten más tarde. O de otra manera. Porque a mí sí me afectaron cambiando mi vida por completo. Diez años después, a los veintiocho años de edad, me casé muy enamorado. Pasamos una hermosa luna de miel donde mi mujer quedó embarazada. Pero a nuestra vuelta, en un arrebato de celos, convencido de que ella me era infiel y de que el crío por nacer pertenecía a otro, la maté a puñaladas en el vientre. Por supuesto que no me había sido nunca infiel, pero sólo después pude saber que también había asesinado a mi hijo primogénito.

El doctor Warren, psiquiatra aquí en el Penal, me dice que es la "tarea concluida". El dice que los padecimientos que debí sufrir con lo ocurrido durante mis 17 años de edad, crearon una reacción interna en mí, a punto de concretarse y que al ser interrumpida dicha reacción quedando inconclusa por factores externos, quedó instalado dentro mío el bicho de la actitud reprimida, preparado para actuar cuando la oportunidad se presentara y las condiciones adecuadas se volvieran a repetir.

Mis padres me visitan todos los domingos. En especial mi madre. Ella no hace más que llorar y me repite una y otra vez, que hubiese preferido que Robirosa no se muriera, para que yo pudiera terminar mi tarea antes.


http://libroabiertorudyspillman.blogspot.com

Todos los libros y demás trabajos

del autor poseen DESCARGA GRATUITA en:

www.lulu.com.es

Todos los derechos reservados.

© 2008 Standard Copyright License

domingo, 21 de septiembre de 2008

Tribales


Entre figuras y personas caben líneas, rectas o curvas para representar o ser. Se pueden reemplazar la mayoría de las veces porque llegan a ser lo mismo; ser una figura de una persona mediante líneas rectas y curvas, o una persona con las suyas.
No cabrá mencionarte mi perdón cuando pude impedir una batalla entre tribus indias. Vos lo hubieras deseado aunque ya pronto te preguntes el por qué, el motivo de tan bélico desenlace. Y supondrás que pudo haber sido evitado.
Indios guerreros eran aconsejados por un brujo para asediar durante la noche sobre la meseta a los enemigos. Indios guerreros descansaban sobre los prados hasta oír los pasos de tantos hombres sobre ellos asediando durante la última noche que iban a ver.
Cuando todo era polvo, seca tierra sangre aire, nada se diferenciaba.
Entre figuras y personas cabían líneas, rectas o curvas para poder representar ambos bandos. Reemplazaba sus contornos empleando el pincel, haciendo tribales sobre un cuero añejo y próspero. Hacía un retrato de lo que no debía estar sucediendo, ocurriendo sobre el mísero lienzo.
Rectas que se entrechocaban de menor o mayor espesor contra los límites del cuero eran los problemas. Estas líneas debían morir, terminar sin poder escapar de su fatal desenlace, debían hacerse curvas (las menos de las veces). Curvas anudadas junto a la superioridad de los gritos de cuanta victoria se alcanzara, se desanudase prohibiendo la continuación de penurias. Llantos de segmentos, de trazos estirados para no ceder desfallecían cuando el polvo, seca tierra sangre aire, desaparecía.
Donde todo podía ser visto y diferenciado, se veían ambas tribus agonizando junto a los últimos golpes dados para sobrevivir.
Esperanzados no estaban. Ya los pocos que quedaban caían exhaustos mientras me acercaba. Advertía que de lejos mejor los percibía, o al menos de otra forma, por más que esta vez necesitara acercarme. No me sentía ni observado ni esperado, como si no residiera en ese mundo de matanzas, de tanta tinta envenenada. Sentía que hacía mal en aproximarme y oler furia, oler flechas, oler papel.
Nadie ni nada se había alterado mientras volvía a mi tronco, mi silla. La representación era tan exacta que cualquiera podría confundir la realidad con el dibujo, las tribus con los tribales. Hasta yo mismo.
Quieto, quedé admirado entre figuras, entre personas.
Reemplazaba las más de las veces con líneas rectas o curvas a la realidad o a los dibujos, al campo batallado o al cuero que como papel filoso perdurará estableciendo la inmortalidad de cada grito de muerte, de arte plástica.
No cabrá mencionarte mi perdón, es que no sé el motivo.


José Saramago inaugura su propio blog

Hoy podemos contaros una buena e interesante noticia que une blogs y literatura y es que José Saramago, el mejor escritor portugués vivo y Premio Nobel de Literatura en 1998, ha decidido a sus 86 años de edad unirse a la comunidad de blogueros con su nuevo blog: http://blog.josesaramago.org/

saramago_no_suplemento_clarin500

El famoso escritor promete ofrecernos sus puntos de vista desde esta nueva tribuna, a la que también puede accederse desde la página web de la fundación.

José Saramago nació el 16 de noviembre de 1922 en el municipio de Golegã, en el distrito central del Ribatejo, Portugal, en el seno de una famila de humildes campesinos con pocos recursos, lo que le impediría acabar sus estudios al no poder su familia sufragar los gastos que les acarreaban.

Saramago no tuvo unos comienzos literarios fáciles; tras trabajar en una herrería mecánica y posteriormente como administrativo en la Seguridad Social, escribió su primera novela Terra de Pecado, que fue publicada sin éxito en 1944 y posteriormente Claraboya, obra que ni siquiera llegó a ser publicada.

Desanimado y falto de inspiración, dejó de escribir durante más de 20 años. En el periodo de la dictadura de Salazar, consiguió trabajar en una editorial, dedicándose a la traducción de autores como Tolstoi o Baudelaire, lo que le permitió enriquecer su técnica literaria, bebiendo de los grandes clásicos. No fue hasta 1969 que pudo comenzar a vivir de su literatura como articulista y novelista.

intermitencias_muerte_Jose_Saramago           84-663-1845-3_med

Políticamente fue siempre perseguido por sus ideas de izquierdas, llegó a ser militante del Partido Comunista en la clandestinidad. Saramago siempre ha sido un artista comprometido que, quizá por sus orígenes humildes, se ha caracterizado por su lucha por los desfavorecidos, cargando sus obras de fuertes contenidos sociales. En lo personal, no ha esquivado nunca el compromiso, como en 1974 cuando se sumó a la "Revolución de los Claveles" que llevó la democracia a Portugal, o su reciente campaña en contra de la guerra de Irak.

Se trata sin duda de uno de los escritores más importantes de la actualidad y con 86 años de edad, mantiene una de las mentes más lúcidas e inteligentes de la literatura contemporánea. Todo un privilegio contarle entre la comunidad blogger.

Via: La jornada

Publicado originalmente en Espaciolibros

 

sábado, 20 de septiembre de 2008

No sufras por desiluciones amorosas

Este artículo puede cambiar tu “sistema inmunológico emocional” en el aspecto amoroso, tienes que leerlo completo. Mira a tus amigos, amigas, parientes; analiza lo que sucede en varias personas y veras: personas que maltratan a sus parejas, personas que engañan a sus cónyugues, hombres y mujeres aferrados (como esclavos y necesitados emocionales) a alguien que no se fija en ellos, personas que sufren porque no son correspondidos. En resumen: personas que no saben amar ni valorar a sus parejas y personas que no son correspondidas. Que triste. Como que faltan dos cosas en este mundo:

Aprender a amar a tu pareja
Aprender a no sufrir por alguien que no te corresponde, sobre todo a no aferrarse

Quiero enfocarme a lo segundo. Las desiluciones amorosas son un mal mundial, ya sea porque fuera del noviazgo, en el noviazgo o en el matrimonio suceda que:

Te enamoras y no te corresponden
Te corresponden pero la otra persona luego se desenamora
O peor aún, te corresponden pero la otra persona luego se enamora de otra
Y cuando tu valor y tu sistema emocional no son fuertes, te destrozan, caes en depresión y te afecta en la mayoría de las áreas de tu vida.

Si un virus de gripe invade el cuerpo de una persona que tiene SIDA avanzada (con su sistema inmunológico destruido) esa simple gripe puede ser mortal para él, porque no tiene defensas suficientes para vencer el virus.

Si sufres una desilución amorosa y no tienes tu “sistema inmunológico emocional” fuerte es como si un virus de gripe entre al cuerpo de una persona con SIDA avanzada, simplemente estás indefenso para enfrentar el problema.

Si estás sano y te da gripe en unos días te recuperas, si tu “sistema inmunológico emocional” está fuerte, una desilución amorosa la superas rápido.

Pero dime, ¿cómo queremos que las personas sepan amar y cuidar a sus parejas?, ¿cómo queremos que la gente tenga su “sistema inmunológico emocional” fuerte si la mayoría ni siquiera sabe la diferencia entre amor y enamoramiento?

Los desamores suceden por una deficiencia de neurotransmisores en el cerebro debido a que no obtienes a la persona de la cual estás enamorado, debido a que no estás resolviendo la necesidad que te genera ese enamoramiento, y esta deficiencia en tu química cerebral te causa tristeza, depresión, distorciona tu percepción, todo se vuelve “gris” y te afecta en tus actividades.

Lo peor y lo más injusto es que sufrir por alguien que no te corresponde perjudica tu vida, te estorba y te degrada por tres medios:

1.- NECESIDAD: Piensas que esa persona es insustituible y te genera una necesidad poderosa que no puedes resolver, lo que se traduce en depresión2.- BLOQUEO A OTRO ENAMORAMIENTO: Sufres y te aferras a alguien que no está enamorada de ti y eso evita que tú te enamores de otra persona con la cual sí podrías ser feliz
3.- MIEDO Y PREJUICIO: Después de que te recuperas, todavía así te sigue afectando, porque ahora dudas de todos y tienes miedo a enamorarte otra vez, te autolimitas en el amor. Definitvamente, las desiluciones estorban tu felicidad

O sea, te causa sufrimiento y además te bloquea para no enamorarte de otra persona, y encima te deja miedo a volverte a enamorar. Es estúpido sufrir por alguien que no vale la pena, ¿no lo crees? Al bloquearte evitas que te enamores de otra persona que tal vez también pueda enamorarse de ti y poder entonces alcanzar la cima de las emociones, porque cuando te enamoras y eres correspondido es maravilloso, llegas a niveles insondeables y experimentas sentimientos elevados, pero desgraciadamente cuando te aferras a alguien que no se fija en ti evitas tu felicidad con otra posible persona, evitas que puedas disfrutar de lo maravilloso que es estar enamorado y ser correspondido. Y por si fuera poca la afectación, ya que “sanas” te queda un miedo a volver a enamorarte y hasta piensas que no naciste para el amor.

Es maravilloso y romántico estar enamorado de una persona que también está enamorada de ti, querer y cuidar a alguien que te ha entregado su corazón, algo casi “ceslestial”, una experiencia sublime; pero que triste y degradante es hacer todo eso por alguien que no te ama (y que a veces hasta te desprecia y maltrata) y que no siente nada por ti. Tú ya no estás para hacer esas cosas cuando no eres corrrespondido, desde hoy puedes aprender cómo superar esas debilidades amorosas.

Las vacunas adiestran tu sistema inmunológico para que produzca anticuerpos específicos, para cuando cierto virus llegue ya tengas un ejército que te defienda. ¿Te gustaría tener una vacuna emocional que adiestre tu mente para que no te aferres o no sufras por desamor?

Es mejor protegerte de una enfermedad antes que venga (con una vacuna) que sanarte cuando ya la tienes, así igual es mejor que aprendas a fortalecer tus defensas emocionales para que no sufras como muchos por desamor, que esperar que te dañen para aprenderlo.
Si estás sufriendo por desamor esta oportunidad igual es para ti, esto te ayudará a recuperarte.
Pero el secreto está en imnunizar tu mente y tus emociones para que no sufras como lo hacen muchos al no ser correspondidos.

Muchos tiene problemas amorosos, así que he decidido darles esta oportunidad:
Para todos los que quieran adquirir y tener en su computadora mi Ebook (Libro electrónico) ”¿Cómo superar el desamor?” sólo hagan clic “AQUÍ“ o en http://tublindaje.com/desamor

También les invito a visitar mi Blog: http://tublindaje.com/

viernes, 19 de septiembre de 2008

TAREA CONCLUIDA Tercera Entrega

Un relato psicológico policial

Me sentía raro, cada vez más. Como si alguien distinto de mí habitara mi cuerpo. Pensé, que luego de enterarme de lo de mi madre, estaría destrozado. Sin embargo, había estado en peor situación cuando todavía no sabía lo que sucedía. Era como haber caído hasta el fondo y sentir la tranquilidad de no poder caer más abajo aún. Esa estabilidad que nos produce el saber que podemos empezar a controlar la situación. Estaba completamente decidido, aunque sabía que quizás, pasaría el resto de mis días en prisión.

De pronto, unos días después, mis padres no aparecían por ninguna parte. Como si Judy y yo hubiésemos quedado huérfanos, de repente y sin enterarnos. Pienso que eso no hubiese estado del todo mal. Los llamé a sus celulares. Tampoco respondían. Me habían llamado del jardín de infantes de mi hermanita, preguntándome si alguien de la familia la había retirado sin avisar. Grité un ¡NOOOOOOOOO! que la directora de la institución hubiese escuchado aun sin estar en la línea. Corrí hacia el lugar, que se encontraba a doscientos metros de casa. Me encontré con un panorama agobiante. Todo el personal buscándola por todos los rincones y en los jardines. Judy no aparecía. Amenacé a la directora con avisar a la policía si mi hermana no aparecía en la próxima media hora y con matarla con mis propias manos si le pasaba algo. Temblando como una hoja, ella misma decidió en aquel momento, levantar el auricular y dar aviso a las autoridades policiales.

Me fui apurado de allí, a buscarla, no sabía dónde, mientras marcaba con insistencia, una y otra vez los números de los celulares de mis padres. Hasta que sucedió. Un rayo de luz, de aquellos que aparecen contadas veces durante nuestras vidas. Algunas personas no los reciben nunca. Cuando aparecen, lo hacen en momentos extremos en que a nuestra mente le urge conectarse con la realidad desnuda, totalmente desprovista de los aditamentos de nuestra vida terrenal. Así es como recordé, dos semanas atrás, lo ocurrido mientras le leía un cuento a mi hermanita, ella ya en la cama, para que se durmiera. De fondo, ambos escuchábamos, deseando permanecer indiferentes, la primera verdadera trifulca entre mis padres, capaz de aturdir hasta a un sordomudo de nacimiento con la intensidad de aquellos gritos. Lentamente, mi padre había sido seducido hacia el mundo de la incomprensión y el griterío.

Judy hizo una mueca de dolor y acto seguido, rompió en un llanto compulsivo que pronosticaba no detenerse nunca más.

- ¡Quiero ir a la cueva de Javier! ¡Quiero ir a la cueva de Javier! ¡Quiero ir a la cueva de Javier! - repetía entre sollozos, mientras frotaba con insistencia sus rojas mejillas intentando sin éxito secar lágrimas que parecían vaticinar su permanencia eterna.

Justo en ese preciso momento le leía a mi hermanita un pasaje del cuento que relataba la huída de la casa, de un niño de nombre Javier, hacia una cueva que poseía en el monte, para los casos en que la incomprensión de este mundo lo obligara a buscar la soledad y donde mágicamente había encontrado seres imaginarios que siempre lo comprendían y escuchaban. Pero Judy no conocía ninguna cueva y no teníamos ningún monte cerca. Fue entonces cuando apareció este rayo de luz que permitió que mi hermanita me dijera lo que no me había dicho.

Corrí desesperado hasta el lugar, un terreno baldío, sucio y abandonado. Pilas de escombros acumulados al pie de una de las paredes enmohecidas, semi derruida, de una antigua casa que se había derrumbado. Del otro lado de lo que quedaba de aquella pared, un pozo de un metro de diámetro, apenas cubierto con algunos tablones de madera, escondía en su desconocida profundidad, vaya a saber qué peligros. Un discreto cartel de chapa oxidada, colgado improvisadamente de uno de los tablones, llevaba escrito a mano, con una pintura de color amarillo: ¡CUIDADO! CUEVA PELIGROSA. Una vez, una sola vez había estado en ese espantoso lugar con mi hermana Judy. Estábamos paseando y ella insistió tanto en entrar que no le pude decir que no. Estuvimos apenas un minuto porque todo allí era un asco. Pero en aquellos segundos que nos detuvimos frente al pozo con el cartel, ella me preguntó qué era eso. Tuve la desgraciada idea de leer el cartel e insinuarle que era una cueva como la de Javier, aludiendo al cuento que ya me había pedido leerle tres veces de tanto que le gustaba.

Dos unidades móviles de la policía, una ambulancia, periodistas sacando fotos y haciendo preguntas y hasta un canal de televisión llegaron al lugar. Luego de unos minutos, la policía hizo venir a los bomberos y una escuadra de salvamento. Después de casi dos horas lograron extraerla. No pude reconocerla, no se veía que fuera ella de tan sucia y cubierta de lodo que estaba. Me miró, quise abrazarla pero no me dejaron. En una pequeña camilla la llevaron dentro de la ambulancia, le practicaron las revisaciones rutinarias, le hicieron inhalaciones para aliviar su asma y todo volvía lentamente a la normalidad. No parecía tener huesos rotos ni ningún otro tipo de lesión interna. Llegaron mis padres, casi corriendo. Mi madre me preguntó qué había sucedido y sin esperar de mí respuesta alguna, me recriminó el haber descuidado a mi hermana. Luego de escucharse un: ¡Hijita queridaaa!, en un tono muy elevado, se abrieron sus brazos para abrazar a Judy, cuyo rostro permanecía indiferente, pero se dejaba. Papá, detrás de ella, me miraba. Y yo, con insistencia, no hacía más que observar el vientre de mi madre.

En el hospital, le hicieron los exámenes médicos acostumbrados en estos casos y fue dada de alta el mismo día. Todos estábamos nuevamente en casa, para continuar sufriendo atrapados en pozos mucho más profundos y heridas internas muy difíciles de sanar. (Continuará...)

Rudy Spillman

http://libroabiertorudyspillman.blogspot.com

jueves, 18 de septiembre de 2008

CARTAS A JEAN (SEGUNDA PARTE)



Antes de mostrar la carta que yo escribí, quiero mostrar la que recibí de el, está escrita en ingles, ojala todos puedan entenderla, recuerden que el vive en Texas





Tio Tavo,

I got your letter in the mail on Friday. It's Sunday night and I'm sitting here thinking about how grateful and lucky I am to have all you people supporting me! It's kind of weird that you and my dad popped up out of nowheres. Don't worry, I really don't think you're anything like him. I have forgiven him, only to get right with God. I know that if you had the chance to be here for me and my brother you wouldn't have let us down. You seem like a great person. Everyone I talk to doesn't stop talking about you. And, I know they wouldn't let me write to you if they didn't approve of you. To be honest I've been thinking a lot lately and I kinda want to go live in Veracruz for a while. Get my life started over. Find some skateparks over there and put this nightmare behind me. Ha Ha. Being locked up won't ever get the best of me. So you're saying you belong to a writers club? What kind of things do you write? Well, I'll end it here. I'm running out of things to say.

Hope to hear from you soon.

With Love,
Jean (Bambino) Ponzanelli

PS send my love to the family



Aqui mi respuesta:




Hola “bambino”:

Hoy recibí tu carta, ¿Sabes? Antes de leerla, me dieron muchas ganas de llorar, creo que eso es por que ya soy viejo ja ja, la verdad tenia mucho miedo de que me rechazaras por ser hermano de tu papa, ahora veo que eres mucho mejor persona que yo, dices que ya lo perdonaste, eso habla muy bien de ti, ojala yo pudiera hacerlo, pero todo el mal que nos ha hecho, ha dejado en mi un profundo rencor que es mas fuerte que yo y no tengo manera de perdonarlo.
Me da mucho gusto que decidas venir a vivir con nosotros, veras que aquí serás amado y respetado, supongo que ya sabes que en México eres mayor de edad desde los 18 años, eso quiere decir que acá serás el Sr. Ponzanelli.
Tengo que decirte que me alegra mucho saber que soy popular en Texas, no tienes idea de cómo molesto a la pobre Jan Fewell, supongo que la inocente mujer esta cansada de tanto que le escribo para preguntarle por ti, ella de verdad se a portado maravillosamente conmigo, por favor dile que le agradezco mucho todo lo que hace por mi, me imagino lo que sufre por tener que leer mi espantoso inglés, aún así ella lo hace, no sabes lo difícil que es para mi escribirle, no soy muy bueno en ese idioma.
No estoy seguro de que por aquí cerca existan lugares para el skateboarding, pero se me ocurre que tu y yo podamos, junto con mis hijos, armar uno y hacerlo nuestro negocio, cuando vengas te vas a encargar de buscar el lugar ideal y hacer el diseño,
Tus primos están muy emocionados con tu llegada, tu tía Guille también esta contenta y solo se la pasa hablando de lo que hará para hacerte un lugar en la casa para que estés cómodo.
Tengo muchas ganas de ganarme tu confianza y después tu cariño, se que será lento, pero estoy seguro de que vamos a estar bien. Espero que algún día lleguemos a ser más que parientes unos grandes amigos, por mi parte te prometo poner todo de mí para lograrlo.
No se si estés enterado de que tengo 2 empleos, uno de día y otro por las noches, por eso es poco el tiempo que paso con mis hijos, pero cuando estoy en casa con ellos, jugamos mucho, les hago bromas, les hago cosquillas, muy seguido jugamos luchas, ojala tu te unas a nuestros juegos, mi mayor deseo es que te sientas parte de nuestra familia.
No tienes idea de lo bien que me siento escribiendo en español, tenia tiempo que solo lo hacia en ingles.
Se que es duro para ti estar pasando por esta situación, diario le pido a Dios que te de fuerza, que te ilumine, te bendiga y te guié para que puedas superar esto. Además sabes que no estas solo, hay mucha gente que te quiere y que te apoya. Yo entre ellos. Hay algo que puedes hacer por mi, necesito que me ayudes a sacar el rencor que le tengo a tu papá, si tu pudiste hacerlo, se que podrás enseñarme a mi a perdonar.
Por favor, no pierdas la fe, necesitas tener valor para superar estos tiempos adversos, desde acá, tan lejos, solo me quedo con las ganas de darte un fuerte abrazo, ojala pudieras sentir toda la ternura y cariño que provocas en mi, las cartas son frías, puedes escribir cosas hermosas, pero yo preferiría decírtelas cara a cara, poder tocarte y abrazarte para que sintieras realmente de que tamaño es el cariño que te tengo.
Gracias por darme la oportunidad de acercarme a ti, se que de esto solo saldrán cosas buenas. Ahora mismo le mando esto por mail a Jan para que me haga el favor de llevártelo. Tengo mil cosas más que quisiera decirte, las ideas me brincan en la cabeza y no puedo ordenarlas, voy a tener que calmarme y escribirte después otra carta.

De verdad te amo mucho

Tu tío Tavo

P.D. tu tía y tus primos te mandan todo su amor, por favor escríbeme pronto

Drácula de Bram Stoker

Drácula es sin duda la novela gótica más popular y probablemente una de las novelas más importantes de todos los tiempos.

6a00d83451bcff69e200e54fa0e5788834-640wi

Aunque es difícil encontrar a alguien que no haya oído hablar del Conde Drácula, personaje inmortalizado para la imaginería popular en esta obra, no es tan fácil encontrar a quien conozca a su autor Bram Stoker.

Bram_Stoker

Este autor irlandés se llamaba realmente  Abraham Stoker, nació el 8 de noviembre de 1847 en Clontarf y falleció el 20 de abril de 1920 en Londres. Su familia era de clase burguesa y poco acomodada. Stoker fue un niño enfermizo que pasó largos años en cama, recibiendo clases privadas y sometido a la terapia de distintos médicos. Con diecisiete años estudió en el Trinity College, llegando a graduarse en matemáticas y ciencias. Trabajó durante la mayor parte de su vida como funcionario y crítico teatral.

Aunque escribió diversos relatos de terror y obras teatrales, no conoció la fama hasta la publicación en 1897 de Drácula, que se convertiría inmediatamente en una obra inmortal.

Para realizar su novela se basó principalmente en Vlad Tepes “El Empalador”, príncipe rumano conocido universalmente por su extrema crueldad y sadismo, aunque venerado en su tierra natal por su lucha contra los turcos. Recibió también influencias de personajes reales como Erzsébet Báthory, y de su, más que probable, pertenencia a la sociedad secreta llamada Golden Dawn, donde varios escritores famosos se reunían para compartir ideas sobre ocultismo, magia y hermetismo.

Vlad_Tepes_002

Drácula es una novela estructurada a modo de diarios ,que narra la historia del Conde Drácula y su enfrentamiento con el profesor  Van Helsing. La mejor parte de la novela es el "Diario de Jonathan Harker", donde se narra el viaje de este personajes a Transilvania. Las descripciones de las montañas de los Cárpatos y sus oscuros demonios, pasarán a la historia como uno de las mejores y más terroríficas descripciones de todos los tiempos.

A pesar de que Drácula ha sido adaptada en todos los medios habidos y por haber (cine, televisión, comic, teatro, etc...), lo cierto es que aún ningún autor ha sido capaz de emular la fascinación y a la vez repugnancia que Bram Stoker es capaz de transmitir en sus páginas alrededor del personaje del vampiro. Una mezcla de romanticismo, perversión, sadismo e incluso masoquismo, más o menos disimulado, hacen de esta obra un referente absoluto para toda novela de terror que se precie de serlo.

Publicado originalmente en: Espaciolibros

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Ken Follet: Los pilares de la Tierra y Mundo sin Fin

Tras el éxito de Un Mundo sin Fin, es el momento de volver la mirada hacia el libro que dio origen a este gran éxito editorial, que no es otro que Los pilares de la Tierra.

pilares_tierra

Los pilares de la Tierra es una novela escrita por Ken Follet, un autor galés que nos tenía acostumbrados a complicados thrillers políticos hasta que sorprendió a propios y extraños con esta obra en la que, al parecer, llevaba varios años trabajando. Se trata de una novela medieval ambientada en el siglo XII en Inglaterra, durante el periodo de guerra civil conocido como Anarquía inglesa. Fue publicada en 1989 y, a pesar de sus más de 1300 páginas, se convirtió de inmediato en el mayor bestseller de Follet.

File_200842102159

El libro describe la vida de diversos personajes de distinta posición y origen, cuyas vidas se entrecruzan en una intrincada trama, que gira en torno a la construcción de la catedral de Kingsbridge.

Lo más destacado de la novela es la recreación que hace tanto de la época como de los personajes, consiguiendo un realismo y profundidad estremecedora. La extrema pobreza, la ignorancia o la superstición, son descritas con gran maestría. Las intrigas políticas y religiosas, tratadas con la dureza y despotismo que se merecen, completan una de las mejores descripciones de la Edad Media que se recuerdan en literatura.

Algunos críticos has despreciado la novela por su estilo poco depurado en comparación con obras como El péndulo de Faucault de Humberto Eco. Estas críticas son en muchos casos el resultado del desprecio ciego que en algunos círculos literarios tienen todas las obras que lleven con ellas el adjetivo de bestseller, como si tal cosa fuese un estigma que tan sólo pudiesen acarrear obras de poca calidad. Lo cierto es que, aunque Follet no sea un erudito como Humberto Eco, ni tenga su capacidad para manejar el lenguaje de forma tan barroca y preciosista, ha conseguido plasmar la mejor obra de literatura de la Edad Media.

un-mundo-sin-fin

El año pasado, Follet presentó la continuación en una nueva novela Un Mundo sin Fin, que se ha convertido en otro bestseller de inmediato. En este caso, aunque la novela tiene características similares a su predecesora, el éxito no se ha debido tanto a la obra en sí misma como a la enorme campaña publicitaria erigida a su alrededor. En todo caso, estamos ante las dos mejores obras de este autor y dos novelas que merece la pena tener en nuestra biblioteca de favoritos.

Publicado originalmente en: Espacio Libros

Knockout




Era un día como todos los días. Bueno, no tanto. Había mas cerveza, la música era mala, y mi única compañía era la computadora.
Escribía y editaba algunos artículos; hasta ahí todo era normal. Mi rostro extrañamente iluminado por ese singular reflejo y la media luz daba un tono característico y especial al ambiente de mi pequeño dormitorio, por momentos al verme en el espejo que estaba al fondo de la pared, veía en mí, la apariencia de un hacker.
tecleaba y tecleaba, jejeje, este era mi piano, mi concierto. El mundo era maravilloso. Podía sentir vociferar al público, aplausos. -- vamos muchacho, danos tu mejor sonata!
Me levanté de un momento a otro, saltando sobre mí de un brinco. Mi imaginación volaba.
La música era horrible, pero, aun mas horrible era el sonido de mi viejo estéreo, así que decidí escuchar la música en mi pc.
Libia, mi novia, me había regalado un cd con música instrumental. Lo inserté en la lectora y exploré la unidad para ver los archivos antes de reproducirlos.
Media hora antes mi novia había llamado para avisarme que pasaría por mi, e ir a almorzar en un algún lugar del centro.
Los archivos de sonido eran de formato ogg, algo nuevo para mi, pero, de todos modos mi reproductor hacia lo suyo. Y la música no estaba nada mal.
Fui por una cerveza, mientras danzaba, mi imaginacion volaba. Pensaba que daba una entrevista para un canal de televisión. -- Señor Perez, qué lo inspiró para esta gran obra que acaba de publicar? - y yo me tiraba todo un bendito discurso.
Mi hermoso sueño fue interrumpido por un pitido, ese sonido característico del sistema cuando envía algún error. Rápidamente corrí a ver que pasaba. era un error del sistema:
-la aplicación wmplayer se cerró inesperadamente ... bla,bla,bla.
Di clic en aceptar y enseguida otro aviso me apareció en pantalla:
-Se encontró el virus IFUCKYOUSYSTEM_LOSIENTOMUCHO.abc, vacunar-eliminar-omitir.
Me di cuenta que el condenado virus también había infectado mis archivos de texto, lo que podía joder todo un año de trabajo.
Mis nervios estaban de punta. Hasta que sonó el timbre, era mi novia, le dije que subiera.
Después de unos besos y abrazos, ella notó mi cara de preocupación, así que le conté todo el rollo.
Libia me dijo que tenía idea de como solucionar el problema, así que nos dispusimos a meterle mano al asunto.
Después de que el computador se reiniciara, el virus aún seguía en la maquina, así que Libia me dijo que el antivirus debía correrse en: “modo a prueba de fallos”, desactivar una cuestión de restauración y otra cosa. Efectivamente tomamos ese camino.
--Querido, este proceso puede durar como una hora o algo más,
--¿Que sugieres? - contesté,
--Vayamos a comer. Cuando regresemos, es posible que todo esté bien.
Asentí, pero llevaba conmigo un nudo en la garganta, mi preocupación me susurraba al oído:”¡estas jodido!”
Salimos de la habitación, bajamos las escaleras hasta el parqueadero, y salimos en el auto dirigiéndonos al centro. En auto estaba como a diez minutos.
Llegamos al restaurante donde almorzamos todos los lunes. Pedimos carne, arroz, ensalada y una sopa.
Yo comía algo apresurado, y ella me decía que me calmara. Terminamos. Pedimos la cuenta y cuando estábamos a punto de subirnos al auto, vi a Paul, un viejo amigo.
--Que tal viejo.
--Todo bien, amigo – hola Libia.
--Que haces por aquí. -le pregunté.
Paul me contó que sólo paseaba, y que trabajaba para un periódico de la ciudad. Noté que llevaba consigo un portátil y éste tenía una calcomanía como de un toro o algo parecido.
--Veo que observas mi computadora. Es mi nuevo juguete, así lo llevo conmigo.
--Mi computador me ha molestado mucho, es por esos malditos virus!
--jajaja- es porque usas esa mierda de sistema, es una incubadora de virus y otras maldades. Por eso ahora yo uso Software Libre, lo hago por mi seguridad, mi trabajo, y porque tengo dignidad.
Paul se despidió y se esfumó en el horizonte. Me dejó algo pensativo. Seguimos nuestro camino a casa, para ver como iba el asunto.
En el auto, Libia iba muy callada, eso no es normal, ella habla hasta por los codos.
--¿te pasa algo? -pregunté
-- es que ..., yo uso un sistema GNU.
--¿GNU?, ¿te refieres a Linux?
-- No! - Linux es sólo el núcleo, el sistema es GNU.
Silbé, y seguí conduciendo un par de cuadras más, giré a la derecha, esquivé un par de perros que peleaban en plena calle, y por ultimo después de una acrobacia entre un coche de bebé y una anciana, aparque fuera del edificio y subimos a la habitación.
El cuarto estaba completamente oscuro, así que abrí las cortinas. Echamos un ojo al computador para ver como terminaba el asunto, aún le faltaban 5 minutos.
-buscando ....C:\... tiempo aproximado 6 minutos 12 segundos.
-se han encontrado 119 archivos infectados.
Después de buscar una cerveza. Al fin terminó el escaneo.
--119 archivos infectados – La limpieza fue satisfactoria.
-- el sistema está limpio.
Libia y yo, nos miramos. Había satisfacción en nuestros ojos.
Reiniciamos la maquina y una pantalla negra nos aguó la fiesta.
--No se encontró sistema operativo.
¿qué diablos pasa?-le pregunté a Libia.
--no tengo ni puta idea. - parece que se dañó el sistema.
Enseguida pensé en mis artículos y en mi novela. El suicidio pasó por mi mente, mi niñez, mi familia y el ultimo trago de cerveza que quedaba en la botella.
Libia me miró con ojos dulces. -- calmate- me dijo.
Libia volvió a reiniciar la maquina, pero no hubo respuesta positiva.
-NTFS error- sistema de archivos corrupto.
Corrí salvajemente hacia el refrigerador. Busque una cerveza, pero se habían acabado todas, así que me pegue al pico de una botella de wisky que tenía como dos años que no había vuelto a probar.
Libia intentaba calmarme, pero era inútil. Maldije a todo lo que se me pasó por la cabeza, maldije a la tecnología, maldije mi suerte.
Se hizo un silencio, y entonces pude escuchar una música ruin mezclada con algo de interferencia. Era el estéreo, aún estaba prendido, pero sonaba despacio. Con ansias le lanzé la botella de whisky y fallé; di con un florero y unos porta retratos que estaban en la mesa junto al estéreo. --maldición- dije. --Calmate jack- me decía Libia.
El estéreo aún sonaba. Y yo quería pararlo. Busque mi bate de béisbol, la ultima vez que lo usé jugaba en la secundaria, era un bonito recuerdo. Le pegué dos atizadas y el bendito aparato cayó estrepitosamente, pero aún sonaba, por lo que le pegué 3 batazos más, hasta que se calló.
Volví hacia tras y vi al computador. Era su turno.
--No, jack, la computadora no!
Era demasiado tarde, caminé con furia hacia la maquina. Se me vino a la mente, que en los diarios saldría mi foto con titulares: “el escritor jack perez se suicida después de ser traicionado por su computador”.
-- Jack. Yo puedo recuperar tus archivos, podemos intentarlo.
Tiré el bate, me senté al sofá.
--esta bien, intentalo.
Libia sacó del bolso un cd. -- Es un LiveCd- me dijo
--¿para que sirve?-le pregunté.
--Es de una distribución GNU, y me explicó el resto.
Después de un par de minutos el nuevo sistema arrancó, reconoció las unidades de disco y el sistema de archivos. Le indiqué cuales eran los archivos que interesaban y los guardamos en una memoria USB. En un par de minutos mi trabajo estaba intacto y mi tranquilidad también.
Mi novia me lo explicó todo. De las bondades del software libre, que es GNU, y otras cosas. Quedé convencido.
Desde ese día hay dos cosas que siempre hago. Son algo así como mis mandamientos: usar software libre y hacer copias de seguridad.


Safe Creative #0809170991022

http://almanzadiaz.blogspot.com