Escritores Club forma parte del portal de literatura Escritores Libres y pretende convertirse en una propuesta cultural innovadora, capaz de ofrecer al lector la oportunidad única de conocer sus autores favoritos y dialogar con ellos directamente, sin intermediarios. Hemos reunido los mejores escritores independientes del panorama literario actual, dispuestos a ofrecernos su talento y sus valoraciones, no sólo sobre sus obras, sino sobre la literatura en general y el mundo que la rodea.

Esperamos que encontréis aquí respuestas a algunas de vuestras inquietudes y también un momento de esparcimiento, acompañados de la mejor literatura.

jueves, 31 de enero de 2008

Doris Lessing, recibe el Premio Nobel de Literatura 2007

DorisLesing

Según informa ANSA, la escritora británica Doris Lessing recibió este 30 de enero, el Premio Nobel de Literatura. La ceremonia se celebró en Londres, al no haber podido acudir la escritora por estar enferma a la gala de entrega en Suecia.

Lessing, acudió vestida con un abrigo rojo y una bufanda y tuvo que ser ayudada a subir al podio. La escritora recibió el galardón de manos del embajador sueco en Londres, Staffan Carlsson, quien le dijo que "fue coronada con un premio que se merecía desde hace mucho tiempo".

Por su parte, Lessing agradeció a los allí presentes en la ceremonia y expresó estar "azorada y encantada". "Quiero decir que no hay donde ir de aquí en más", dijo la escritora, aunque más tarde bromeó "podría recibir una palmada en la cabeza del Papa".

En octubre pasado, Lessing se convirtió en la undécima mujer en ganar un Premio Nobel desde 1901. Doris Lessing es una escritora británica especialmente conocida por su compromiso con el feminismo y su apoyo a los más necesitados.

La escritora de 87 años ha recibido innumerables galrdones a lo largo de su carrera entre los que destacan el Príncipe de Asturias de las Letras (2001), el David Cohen a la literatura británica (2002), el XI Premio Internacional de Cataluya (1999), el Internazionale Mondello (1985 y 1987) y el Grinzane Cavour (1988).

Cuando en octubre del año pasado, la autora recibió la noticia a las puertas de su casa, se mostró extrañada al declarar en Radio 4 de la BBC que en los años 60 los organizadores del Premio Nobel llegaron a mandarle un representante para decirle que no les gustaba y que "nunca" ganaría el prestigioso galardón. ¿Por qué les gusto ahora más que antes? se preguntaba con ironía. «No le pueden dar un Nobel a alguien que está muerto, así que pienso que ellos probablemente estaban pensando que mejor me lo daban ahora antes de que me muera».

Esta narradora británica de 88 años, que acaba de recibir el galardón más importante del mundo de las letras, se convirtió en un referente en la lucha por la igualdad entre el hombre y la mujer, desde la publicación de su obra "El cuaderno dorado" .

Es importante que galardones como el Nobel aprendan a valorar, no sólo la calidad artística de los autores ,sino también su compromiso con las causas justas de este mundo.

Escrito por: Juan Carlos Boíza López

http://www.jcboiza.com/

http://rincondelaimaginacion.blogspot.com/

miércoles, 30 de enero de 2008

Diez desgarros

Nos separan diez años, uno tras otro, siempre con Alberto y Ascen cuando paso por la catedral y por Nueva Torneo, donde desembocan las calles que llevan sus nombres. Quedan tres huérfanos y una ciudad, un país, rotos.

Hemos estado dando vueltas desde las ocho y media por la calle Don Remondo, en la que aconteció la barbarie, hasta que por fin nos han confirmado que Teresa Jiménez iba a llevar ese libro de firmas que tanto hemos esperado. Había ramos y coronas de flores, y la gente se persignaba al pasar. Desde lejos he sentido la opresión en el pecho, el frío denso que no requiere descripciones. Luego me he sentido pequeño entre tantas personas valientes, tantas víctimas con la frente bien alta y el gesto solemne.

Le he dado a Teresa estos poemas que aquí publico. Me ha estrechado la mano con una mirada que nunca había sentido en mis ojos. Es una gran persona. Se merece todo lo que la vida no le ha arrebatado.


Fruto del dolor

A Ascensión, Alberto, sus familiares (especialmente sus hijos), con todo el cariño de mi alma.


I

No fue el llanto que rompe
después de la tragedia.
La noche ya lloraba crudamente,
se derramaba impotente
contra el empedrado
porque sabía lo inevitable.

La mañana,
como la marea de un mar ebrio
y abatido,
abandonó al margen
tres rosas que habían sido blancas.
Horas sonámbulas mediaban
entre el estruendo
y el crujir del unánime corazón
más de mil veces fulminado.

Nada cuesta imaginar el paseo,
las rosas en la mano,
el acecho chacal.
Nada cuesta recordar
el dolor que nunca se abrazó al olvido,
ni las noches abismales
donde se retuerce
sin descanso
el último instante de agonía.

Pero nadie puede ser quien esperaba,
al abrigo de sueños inocentes,
el regreso de unos padres
bruscamente ausentes.

Nadie puede recordar
todas las palabras de consuelo,
las caricias recibidas
y las ausentes,
las buenas noches
que faltaban al día siguiente.

Todos los años,
cuando llega esta tristeza,
me abate la certeza
de no poder servir de aliento,
haber sido feliz,
seguir viviendo.
Esos detalles,
esas breves satisfacciones
que nosotros malgastamos
y ellos ya no tienen.


II

Aquí os arrancaron
de las horas,
aquí os congelaron
para siempre
unos viles carroñeros
del infierno.

En esta calle apartada,
silenciosa,
en este fragmento
de muros y puertas y ventanas,
descansa vuestra memoria imperturbable.

Cuando las noches solitarias
os visitan,
¿no os cuentan
que os lloramos todavía,
que nadie os ha olvidado?
¿No os cuentan
que dos flores misteriosas
crecen al amparo de la sombra
en la esquina maldita
donde os perdimos de vista?

Desde los adoquines impasibles
os hago en las alturas,
fuera de aquí,
en un lugar
donde la miseria,
el odio,
la violencia,
el rencor y la locura
ya no os tocan ni os alcanzan.


Enlaces relacionados:

Sinuosa cerca


Corríase el descampado cuando el hombre lo recorría. Se movían hasta los frágiles, hasta los esponjosos pétalos que lo veían con sus herramientas de siembra. Iba solo –su familia quedaba en la granja-, y día a día había memorizado cada parte del camino sabiéndolo inolvidable.

Al verse entre la desolada planicie, su vista oía a su olfato saboreándolo sólido. Es que nada restaba por apreciar sobre la desértica madrugada donde un crepúsculo se decía su único acompañante. Y él, que desde joven repetía esta rutina, que hasta podría hacer balancear al sendero si por ahí no volvía, ya era retrato de campesino sobre los montes.

Su casa ya no se distinguía donde la recta cerca se avecinaba. Los lineales tallos y troncos no hacían sino reiterar que todo bien podría reflejarse ante una línea, o segmento, en perfecta rectitud geométrica. Aunque él, sin nada saber de figuras, presentía una armonía atroz por ser tan pareja; desleal por virtuosa y desasimilada a la falta de quien no se esmeraba siquiera a cerrar la tranquera para que aquellos acordes no se desnaturalizasen.

Su campo de trabajo estaba frente suyo cuando sus pensamientos reposaron sobre aquellas reflexiones. Distraído, volvía en sí al ver que la puerta abierta se blandía, se aflojaba, caía. Cuando quedó retorcida ante él, descubrió un cambio: todo lo había advertido porque era capaz de recordarla en su modo anterior, recta.

Y comenzó a advertir sinuosidades en todas partes.

Ya rememoraba menos, y el olvido se aferraba mediante dudas dentro de sus imágenes.

Esto lo condujo a descifrar –dado que era conciente de la inmiscuición irrefrenable- que a todo recuerdo le secunda su pérdida; y que éstas son un último paso hacia el fin. Así, nadie podría emigrar, exiliarse, irse a ningún lado puesto que no tiene residencia alguna: es decir, todo suelo fijo donde haya estado será techo pronto a evaporarse sobre un hervor de olvidos. Todo será perdido menos el mayúsculo arrastre de la desmemorización, collar en imprenta ante la minúscula representación de objetos.

Entonces, soltó la hoz, se calzó el sombrero y se decidió a volver. Pero esta vez, sabiendo que nada, ni hasta el candente sol que lo incomodaba, harían en él mella alguna, inolvidable.

En su hogar, sus parientes ya lo habían aceptado con su nueva ideología. Ya lo habían visto demasiado tiempo sentado, acostado, aguardando a que todo se esfumase. Es que quería olvidar toda su vida al conocer que de esta forma adelantaría su posición, y sus acepciones de la realidad –las suyas-.

Cada pariente lo visitaba tan sólo por el recuerdo que del campesino tenían. Y desconocían que su afán era perecer en la vigencia de lo inmutable, en los olvidadizos retratos de lo eterno y lo vacuo, en los olvidos.

www.federicolaurenzana.com.ar

martes, 29 de enero de 2008

La novela artificial

Infinitos monosLa idea de un programa de ordenador capaz de escribir una novela sugiere, por asociación, la imagen de los infinitos monos aporreando máquinas de escribir. Pero al igual que ese teorema no precisa si los monos saben usar la máquina de escribir, el efímero PC Writer 2008 no explica ciertas características fundamentales para sustentar el contundente enunciado.

Sus creadores revelan algunas claves. Hay que indicarle el desarrollo de una trama, un estilo de escritura, un escenario espacial y temporal, y se deduce vagamente que un libro en el que inspirarse. Si nos detuviéramos aquí, y la novela generada fuera consistente, ya podríamos hablar de prodigio. Pero parece ser que el programa se basa, además, en el vocabulario, lenguaje y herramientas narrativas (?) de 13 escritores distintos, y en descripciones detalladas de los personajes, de manera que las exigencias iniciales exigen un esfuerzo considerable. El desarrollo de la aplicación ha durado 8 meses, lo cual resulta inverosímil para una herramienta que, según parece, tiene cierta inteligencia. El equipo de desarrollo se compone de creativos (?) y filólogos. La creación de la novela duró tres días, no sabemos si porque disponían de equipos muy lentos o porque el algoritmo principal evalúa millones de posibilidades en busca de la mejor opción (esto es, de la más comercial). El primer resultado no gustó a los editores, que modificaron los datos de entrada y, tras otros tres días de estancia en el Infierno, surgió un manuscrito decente. No obstante, tuvo que ser revisado por los correctores de la editorial.

Las ventajas de PC Writer 2008 (ignoro si son aplicables a PC Writer 2009 y sucesivos) frente a un escritor humano son muchas. En primer lugar, el programa no se cansa ni padece la ausencia de la Musa, pues de sobra es sabido que hace falta mucha inspiración para escribir obras tituladas, por ejemplo, Amor verdadero. Los plazos y los costes se reducen drásticamente. Tiemblo al pensar las fortunas que dejarán de percibir autores capaces de escribir una obra titulada, por ejemplo, Amor verdero.

Dicen las malas lenguas que detrás de PC Writer 2008 se oculta un negro. Habrá que preguntarle a Ana Rosa Quintana, o esperar a que un aluvión de libros nos sepulte, como en Fin del mundo del fin, de tres en tres días. O de manera más coherente, podemos comprobar si la aceptación de las obras producidas por este software o este negro tienen una aceptación similar a su antecesor, MEXICA.

Pero en el fondo me pregunto quién puede sentirse amenazado por un programa de ordenador que escribe libros. No olvidemos que la visión de sus creadores es eminentemente comercial. Sólo quien se gana la vida escribiendo puede sentirse amenazado. Y el resto, incluso llegado el caso de que la inteligencia artificial fuera capaz de generar obras más sublimes que las humanas, ¿acaso dejaríamos de sentir la necesidad de compartir nuestros sentimientos, nuestra imaginación, nuestros lugares secretos con los demás?


Enlaces relacionados:

lunes, 28 de enero de 2008

Ni ellos mismos se aclaran...

La cosa está empezando a tener su guasa, que conste. Hace unos días informé a Eduardo de que los tiempos están cambiando, las cosas también y solo ya no es sólo siempre que sea igual a solamente. Él dice que le corregí una falta, pero que conste que yo simplemente informaba de que the times they are a-changing... nada más.

Por mi parte ya he expresado mi opinión al respecto en varios foros y listas de correo de trabajadores de la lengua, así que no voy a volver al tema. Eso se lo dejo a Eduardo, que acaba de llegar a la discusión y va explicando por aquí y por allá lo que siente con respecto a la nueva norma. Yo he entrado a decir otra cosa. Sí, con respecto a lo mismo, pero otra cosa.

Se me ha ocurrido entrar en el Diccionario de la RAE a buscar la palabra “acento”. ¿Y qué me encuentro? Pues nada más y nada menos que lo que copio a continuación, exactamente:

2. m. Tilde, rayita oblicua que en la ortografía española vigente baja de derecha a izquierda de quien escribe o lee. Se usa para indicar en determinados casos la mayor fuerza espiratoria de la sílaba cuya vocal la lleva, p. ej., cámara, símbolo, útil, allá, salió; y también para distinguir una palabra o forma de otra escrita con iguales letras, p. ej., sólo, adverbio, frente a solo, adjetivo; o con ambos fines a la vez, p. ej., tomó frente a tomo; él, pronombre personal, frente a el, artículo.

Y eso que he entrado a decir es: ¿Qué? ¿Intentamos aclararnos, por favor, aunque solo/sólo sea un poquito?

Solo ya no es sólo

El otro día, Xesca me corrigió una falta de ortografía en la siguiente frase: "Sólo tenéis que decirlo." Si hay una norma que creía tener clara, era la de la palabra solo. Cuando actúa como adjetivo, no lleva acento, mientras que cuando actúa como adverbio (y se puede sustituir por solamente), sí la lleva. Pues bien, esto ya no es correcto según la RAE. No creo que existiera conflicto alguno con la norma anterior, pero no me cabe duda de que la nueva provocará muchas confusiones. De momento, resulta paradójico que uno de los ejemplos que, según la RAE, no plantean ambigüedad, sea el que sigue: "Contesta solo sí o no." Que yo sepa, la frase puede interpretarse de dos formas: Contesta tú solo, sin ayuda; o contesta eligiendo únicamente entre las dos opciones dadas.

Si el trabajo de la Real Academia Española de la Lengua va a ser estorbar en lugar de cuidar el buen uso del lenguaje, deberíamos pensar si esta institución, con el gasto que supone, merece la pena.


Enlaces relacionados:

Solo ya no es sólo

El otro día, Xesca me corrigió una falta de ortografía en la siguiente frase: "Sólo tenéis que decirlo." Si hay una norma que creía tener clara, era la de la palabra solo. Cuando actúa como adjetivo, no lleva acento, mientras que cuando actúa como adverbio (y se puede sustituir por solamente), sí la lleva. Pues bien, esto ya no es correcto según la RAE. No creo que existiera conflicto alguno con la norma anterior, pero no me cabe duda de que la nueva provocará muchas confusiones. De momento, resulta paradójico que uno de los ejemplos que, según la RAE, no plantean ambigüedad, sea el que sigue: "Contesta solo sí o no." Que yo sepa, la frase puede interpretarse de dos formas: Contesta tú solo, sin ayuda; o contesta eligiendo únicamente entre las dos opciones dadas.

Si el trabajo de la Real Academia Española de la Lengua va a ser estorbar en lugar de cuidar el buen uso del lenguaje, deberíamos pensar si esta institución, con el gasto que supone, merece la pena.

Yo no quiero robarte ni pretendo que me pagues los vicios

Hola, me llamo Eduardo Martos Gómez, y entre otras cosas, soy escritor. A diferencia de los integrantes del autodenominado y voluntario gueto del mundo de la cultura, todos ellos intelectuales y artistas, yo no quiero robaros ni pretendo que me paguéis los vicios a la fuerza. Simplemente pretendo que me leáis y, si os gusta mi literatura, compréis mis libros.

Me desagrada la etiqueta mundo de la cultura (a partir de ahora, Mordor), que parece englobar únicamente a los autores, cuando la cultura depende en mucha mayor medida del público, del observador. También estoy en contra del uso de intelectual como sustantivo. ¿Hablar de "los intelectuales" no equivale a negar la intelectualidad de los demás? ¿Acaso quienes quedamos fuera somos estúpidos? Intuyo que Mordor así lo cree.

Hace poco he publicado un libro cuyo interés, lo reconozco, es limitado. Se compone de 26 relatos breves, o microrrelatos, de género fantástico. Es evidente que este tipo de literatura no está de moda. Sin embargo, tiene una característica peculiar, y es que carece de copyright. Yo no renuncio a la autoría de mi obra, pero sí reniego del tradicional concepto de propiedad intelectual y, sobre todo, de sus consecuencias. Me encanta conversar con mis lectores, que son pocos pero magníficos, y para ello debe existir, como mínimo, una relación de cordialidad. Si me dedicara a amenazarlos y perseguirlos, no cabe duda que dejarían de leerme y me retirarían la palabra.

Mordor argumenta que la única forma de ganar dinero con la música, el cine, la literatura, etc., reside en el antiguo modelo, es decir, en la restricción de uso y en la cruzada contra el público. No seré yo quien haga ascos al dinero que la literatura me pueda reportar, aunque no es mi motivación principal. En todo caso, estoy seguro de que la manera de conseguirlo no pasa por criminalizar a mis clientes, sino por establecer con ellos una conversación y una relación de intercambio y enriquecimiento mutuo. Desde que publiqué el libro, en noviembre, he recibido numerosos comentarios, que son para mí la mejor recompensa. Que gane o no dinero, depende de dos factores: por una parte, de su capacidad para captar la atención del público; por otra, de mi capacidad para lograr que esto suceda, es decir, de mis esfuerzos para darle publicidad. Si el rendimiento económico de mi libro es pobre, no encontraré un culpable mejor que yo mismo. Pero actualmente, entender que las personas son libres para decidir en qué gastan su dinero, es como pedir peras al olmo.

Lo repetiré hasta la saciedad: Podéis descargar mi libro, enviarlo por correo-e, subirlo a las redes sociales y a las p2p, imprimirlo, fotopiarlo (aunque siempre es mejor ahorrar papel), y sólo si os gusta y creéis que merece la pena que forme parte de vuestra biblioteca, compradlo. Si no queréis gastaros tanto dinero y, sin embargo, os apetece invitarme a una caña, podéis hacerme un donativo (el iconito del leru). Pero siempre me sentará mejor un comentario. Y recordad: Jamás os llamaré "piratas" por ejercer vuestra libertad.


Enlaces relacionados:

NADIE TIENE LA CULPA POR NADA (extensión explicativa)

En mi último artículo publicado sobre "la culpa" he sido reacio a las explicaciones claras y evasivo conmigo mismo en cuanto a la hora de interrumpir mi monólogo, frente a la autosuficiencia inconsciente de sentir que parte de las explicaciones pudieran quedar dentro mío y serían igualmente comprendidas.
Concentrándonos nuevamente en ese segundo nivel de comprensión, el que se me aparece como conflictivo, intentaré echar luz a mis dichos con el objeto de que mi posición sea comprendida aun a riesgo de que no sea aceptada.
Veamos, yo diría que en un primer nivel, una persona pueda decidir, por ejemplo asesinar, y su decisión sería justificadamente pasible de castigo, salvo en el caso de que se tratase de una persona inimputable por insania, minoría de edad, o cualquier otro motivo contemplado por la correspondiente legislación.
En un segundo nivel, existirán siempre elementos anteriores a tal decisión, que no le atañen al individuo pero sí la condicionan, como conflictos vividos durante la niñez, traumas vinculados al entorno familiar, incluso a veces, graves situaciones provenientes y arrastradas de generaciones anteriores, sobre todos los cuales el individuo en cuestión no tendrá responsabilidad alguna.
Cuando la sociedad investiga el perfil de un asesino, no lo hace con la intención de descubrir sus motivaciones para poder absolverlo. Incluso en los casos de asesinos, cuyos antecedentes no muestran motivo alguno que lo pudiera condicionar en su actividad delictiva, debe haber siempre algo previo a la misma persona (quizás debiendo remontarnos a sus genes o situaciones aun anteriores) sobre lo cual éste no llevará responsabilidad alguna. Aunque coincidamos en que esto no lo absuelve, convengamos también en que no todo lo que el ojo y la comprensión humanos no ven, no por eso no existe. En última instancia, la culpa, a estos niveles, deberá ser siempre compartida.
¿Con quién o con qué? Eso es algo que quizás todavía escape a nuestra comprensión.

Rudy Spillman

FACUNDO CABRAL, un hombre fecundo y cabal

Cantautor y escritor argentino, ser humano excepcional, a quien admiro desde mis años de adolescente.
Hoy he descubierto un trabajo en diapositivas que le pertenece. Me ha henchido el alma de amor y comprensión. Sus reflexiones marcan un hito incomparable. Un hombre auténtico, cabal, al que Dios le ha enseñado la verdad y él sólo se ocupa de compartirla con todos, con un lenguaje simple, amistoso, vecinal y a veces, hasta callejero.
Transcribo aquí su trabajo:
http://mail.google.com/mail/?ui=1&realattid=f_fbyvv9kh&attid=0.1&disp=attd&view=att&th=117c008b028a7cea

domingo, 27 de enero de 2008

Novela Online - Lobezno el mejor seductor del mundo



Año 2012.

Sobre el año 2000 nació un movimiento socio-cultural llamado sargeo, en el cual miles de hombres en todo el mundo se reunían para salir a ligar con mujeres empleando técnicas psicológicas.


Durante 10 años más de 50 millones de hombres se unieron a ese movimiento. Más de 240 millones de hombres dejaron sus trabajos y sus vidas para dedicarse enteramente al sargeo.


De ese billón, de esos 240 millones de hombres tan solo 100 se convirtieron en gurús respetados de la seducción en sus respectivos países. De esos 100 solo hubo 1 al que indiscutiblemente se le considera el mejor seductor del mundo.


Sus teorías y su espíritu de auto-superación le han hecho llegar indiscutiblemente al puesto nº1 muy por delante de sus competidores. Nada ni nadie puede alcanzarlo.


En el año 2011 recibió un premio nobel por sus investigaciones y su empresa llamada Lobezno Life Style genera miles y miles de euros cada año. Lobezno no tiene nada que le haga sombra y ya aburrido de ello ha decidido poner fin a esa situación.


Hoy, por primera vez Lobezno ha escogido 10 elegidos a los que cambiará su mente mediante técnicas hipnóticas para convertirlos en él, para que tengan su inteligencia y capacidad de auto-superación, para que sean capaces de llegar hasta dónde él ha llegado.


Los 10 elegidos han sido seleccionados mediante un post en su web el cual recibió más de 200000 respuestas de hombres deseosos de convertirse en un Lobezno.



Capítulo 1


Jugando con los Poderes de la mente


Poderes de la mente


Aburrido, aburrido es la palabra que uso para describir mis emociones y, aunque nadie lo sepa siempre he tenido déficit de atención que junto con ser bipolar ha causado que mi vida tenga que estar generando constantemente adrenalina.
Dormir de día, estar despierto de noche, la necesidad de enfrentarme a situaciones cada vez más difíciles... Todo ello no solo me divierte, sino que hace que esté vivo. Me ha costado 6 años llegar a convertirme en el nº1 del mundo.

Noche tras noche, 4 días e incluso 5 a la semana he estado saliendo para cumplir mis objetivos. He llorado, he sufrido pero aún todo eso siempre he salido adelante y eso es lo único que me ha hecho llegar hasta dónde estoy: La auto-superación.

Esta noche voy a hipnotizar a 10 hombres para que tengan mi mentalidad, mi espíritu y así puedan llegar a hacerme sombra.
Esto es lo único que me motiva a seguir viviendo, pues no hay otro reto que me haga más feliz que tener la emoción de ver gente tan buen seductora como yo.

11 de la mañana - 10 de Enero de 2012

Primera reunión con los 10 aspirantes al mejor seductor del mundo


Lobezno: Muy buenas

Multitud: Buenas

Lobezno: ¡¡¿CÓMO ESTÁIS?!!

La multitud se muestra indecisa, no sabe si lo que está haciendo Lobezno es para ver su reacción o si Lobezno espera que respondan con entusiasmo. El primer chico se muestra deciso y responde:

Marc: ¡¡Bien!!

Lobezno le mira directamente a los ojos y le señala

Lobezno: me gusta tu actitud. ¿¿CÓMO ESTÁIS?? - grita de nuevo

Multitud: ¡¡¡BIEEEEEEN!! - grita con entusiasmo.
Lo qué está haciendo Lobezno es empezar con una técnica de impacto para motivar a la gente. Las técnicas de impacto son técnicas japonesas que se usan para motivar a la gente, en la mayoría de los casos empleados. Se hace que la gente participe en actividades que generen descargas de adrenalina, así como gritar, correr con energía, saltar....
Lobezno empieza a ponerse en la piel de un actor, como tantas veces ha hecho en la seducción. Empieza a interpretar y a hacer saltar las emociones de los asistentes. Su expresividad, emotividad y gestos empiezan a hacer que los asistentes se emocionen y se sientan afortunados por estar ahí.

Lobezno: Habéis sido reunidos aquí con una sola intención y es que seáis capaces de alcanzarme y no solo eso, sino que quiero que me superéis. No 1 ni 2, ni 3, sino todos.

Esto no es un concurso dónde gana el mejor, es un concurso dónde todos debéis ganar al mejor y, por supuesto no aceptaré que ninguno de vosotros llegue a menos. Me encontraré con vosotros día tras día, hora tras hora para entrenaros y a haceros mejorar.
Mi objetivo no es motivar al mejor de todos y ayudarlo, mi objetivo es que todos avancéis por igual, que todos seáis los mejores y para ello recibiréis toda la información que no he dado al mundo exterior. Recibiréis un trato sin igual que ni el mejor gurú de la autoayuda os proporcionará.
Ninguno de los presentes se atreve ni siquiera a protestar, ni siquiera a hablar. Pues Lobezno inspira tanta admiración que ni un rey osaría interrumpirle. Todos los presentes se han leído hasta la última gota de información que Lobezno a distribuido al mundo. Sus libros han sido estudiados a conciencia por cada uno de los asistentes, e, incluso más de uno ha llorado al saber la noticia de que iba a ser entrenado por Lobezno. Pues son conscientes de que los próximos acontecimientos cambiarán sus vidas.

Lobezno: A lo largo de vuestra vida habéis tenido dificultades y habéis fracasado. Muchos de vosotros pensaréis que tengo un don natural, pero no es así y puedo jurarlo. Las habilidades seductivas nunca han sido mi fuerte, lo que más me ha ayudado en mi camino ha sido seguir para adelante, superarlo todo, pasase lo que pasase. Tanto es mi fuerza de voluntad que podría escribir libros enteros sobre eso.

Os aseguro que si vosotros tuvierais esa fuerza estaríais tan alto como yo. Si cada persona de la tierra tuviera esa fuerza estaríamos a años luz de dónde estamos ahora. Aunque, obviamente es muy difícil tener esa mentalidad.

Vuestro cerebro rechaza la auto-supración por miles de limitaciones y creencias que habéis tenido desde la infancia, por como creeis que es el mundo y como se hacen las cosas.

Mi trabajo aquí será hipnotizaros colectivamente para que penséis como pienso, será instruiros para que hagáis lo que hago, será motivaros para llegar dónde llego y desde ahora cada minuto de vuestra existencia estará destinada a superarme en todo y yo os ayudaré en dicha tarea.

Desde hoy no tendréis que preocuparos de nada más que no sea avanzar y avanzar tanto en el mundo de la seducción como en el de la auto-superación, pues, como bien sabéis he comunicado a los medios que me he tomado el año libre para entrenaros.

Además, todos habéis recibido una beca de 2500€ mensuales para que no tengáis que trabajar. Os aseguro que los 10 llegaréis tan lejos como yo y cuando lo hagáis pasaréis a formar parte del equipo Lobezno life style en el cual ganaréis hasta 100.000 € mensuales. Vuestra misión será enseñar y hacer mejorar a cada persona que acuda a vosotros para hacer de este un mundo mejor.

Y ya dicho esto, mañana vendré a visitar a uno de vosotros de forma aleatoria para recibir su primer día de entrenamiento.

Pasado mañana nos veremos de nuevo aquí.

¡¡Que empiece el juego!

¿Quieres leer más de la novela? Haz click aquí: Novela Online

Escrito por:
Jack The Ripper

http://verdadera-seduccion.com
http://revista-digital.verdadera-seduccion.com
http://novela-online.verdadera-seduccion.com

NADIE TIENE LA CULPA POR NADA

Se entiende que viviendo en sociedades civilizadas no podremos dejar correr este principio. Esto significaría la anarquía total y absoluta. Todo depende del nivel de comprensión en el que nos encontremos. O nos queramos encontrar. Vivimos en una sociedad en que las leyes nos obligan a hacernos responsables por nuestros actos (incluyendo nuestros dichos como una forma más de actuar). Esto parece ser lo lógico, aunque exista cada vez más gente intentando evitarlo, como así también, endilgando sus errores en otros o adjudicándose aciertos que no les pertenecen. Las normas en cualquier sociedad vienen a poner orden instaurando principios de justicia y equidad basadas en la lógica según es entendida por la mayoría en el lugar geográfico y tiempo cronológico en que nos encontremos. Éste es un primer nivel de comprensión y por lo visto, el único viable y aplicable.
Si deseamos ahondar en un segundo nivel, podríamos aseverar sin temor a equivocarnos, que no existe un mortal en pie que pueda ser culpado por algo.
Sin embargo aquí nos referimos a una culpa que no puede ser tocada ni por las leyes de los hombres ni por la moral. Proviene de la ley física de causa-efecto y no carga con tilde moral o ético alguno.
Algunos días atrás, el famoso actor Will Smith declaró, con palabras similares, que Hitler había actuado convencido de que hacía lo correcto. Sus declaraciones causaron conmoción en el mundo periodístico. El actor estaba en lo cierto. Pero nadie se molestó en interpretar correctamente sus palabras.
En un primer nivel de comprensión y que corresponde al buen y normal desarrollo de nuestra vida terrenal, Hitler continúa siendo el mismo monstruo de siempre, responsable de una de las atrocidades más espeluznantes en la historia de los genocidios y pasible de las penas más severas.
En un segundo nivel, "profundizando", lo que no significa "justificando", todo hecho tiene su explicación (lo cual no significa que hubiera una razón para que sucediera), como todo acto humano la tiene también.
Siento en este momento la impotencia propia de quien ha tocado un tema que fácilmente podría llenar estanterías. Siento la invalidez propia del tullido que desea avanzar aun sin piernas.
Los dejo con una escueta síntesis del tema que he tocado en mi último libro publicado. Es otra versión de lo que por "culpa" solemos entender.

Asumir Responsabilidad sin Sentir Culpa

Un fenómeno muy común entre nosotros, los mortales, es el corrosivo sentimiento de culpa que solemos sentir, en especial, los que somos considerados seres "normales", en contraposición con los seres "sin escrúpulos", entre los que se cuentan muchos criminales y también a veces los que no lo son. Los psicópatas conforman otro de los grupos dentro del género humano que no cuentan con la posibilidad de desarrollar el sentimiento de culpa.
Lo anteriormente expuesto no significa que la "gente buena y normal" esté haciendo bien cuando se tortura sintiendo culpas. Es importante distinguir entre los que poseen la tendencia a sentir culpa por todo (o casi todo). Ellos se sentirán culpables por los hechos sobre los que en realidad son responsables, pero también sobre los que no lo son o les atañen a veces en forma lejanamente indirecta: Si no le hubiese permitido viajar esto no hubiese pasado, diría una madre angustiada al enterarse del accidente sufrido por su hijo, sintiendo ser la responsable directa del hecho. Estos individuos suelen disponer de grupos enteros de familiares y amigos dispuestos a convencerlos de que en realidad no han tenido responsabilidad alguna sobre lo acontecido. Y están también los que suelen sentir culpa, a veces con la misma intensidad que los anteriores, pero sólo luego de haber realizado un balance más objetivo y llegado a la conclusión de que les corresponde la culpa que sienten.
Por último, están y que no son pocos, los que "a priori" han decidido no ser culpables prácticamente de ningún hecho. Su actitud suele ser inconsciente pero sistemática, revistiendo el carácter de "misión casi imposible" el lograr convencerlos de su responsabilidad en algún hecho. Es probable que el intenso dolor propio o ajeno vivido en alguna situación de culpa experimentada en el pasado haya creado defensas por las que el individuo decida no volver a sufrir una situación emocional y afectiva similar. Aun así, no son conscientes de que lo único que resuelven, en tal caso, compete sólo al factor exterior revestido por su relación con los demás. En su fuero interno, su subconsciente alberga ese sentimiento de culpa, el que de una forma u otra molestará al individuo hasta que logre concientizarlo y lidiar con él. La sociedad los suele tildar de personas que están siempre a la defensiva. Pero dentro de ellos mismos, muy profundo, se libra una constante batalla de la que no suelen lograr defenderse con éxito.

Sin descartar el escuchar la opinión de los demás y tomarla en consideración, en última instancia, cada uno de nosotros deberá realizar un honesto examen de conciencia a la hora de indagar sobre su probable responsabilidad respecto de hechos que hayan causado algún daño o perjuicio. Pero si corresponde, y no ha sido intencional, asumir la culpa reparando en la medida de lo posible el daño causado y la predisposición a aprender una lección de vida que nos evite repetir el mismo error en un futuro, es suficiente. Los seres humanos somos imperfectos. Sentir la culpa nos causará un daño anímico agregado que en ningún caso reparará el daño causado.
El sentimiento de culpa en sí mismo es un sentimiento estéril que no lleva implícito propósito alguno que no sea la autoflagelación. Por supuesto que, como todo sentimiento, no resulta fácil de manipular a voluntad. Si existe, no se puede impedir a uno mismo el sentirlo. Pero reflexionar sobre lo dicho probablemente permita disiparlo con naturalidad y criterio, evitando así, que éste nos continúe atormentando.
(Fragmento extraído del libro: Recopilando Reflexiones ¿Hacia dónde nos dirigimos?
DESCARGA GRATUITA en lulu.com)
Rudy

sábado, 26 de enero de 2008

El Visitante (4ª Parte)

EL VISITANTE (4ª PARTE)
-

Caras cenicientas, peculiarmente oliváceas y tristes, le contemplaban con miradas perdidas y muertas, como si algo hubiese robado de aquellos lánguidos rostros el brillo de la vida. El hombre que levantaba la antorcha era, sin embargo, distinto a los demás. Su rostro alargado y de tez blanca como el mármol, parecía lleno de una extraña fuerza y maldad, que asomaba por sus ojos enrojecidos como una fuerza enloquecedora. Sus ropas también destacaban en medio del gentío. En vez de las telas anodinas y poco lustrosas del resto de habitantes del pueblo, aquel hombre lucía una túnica roja, probablemente de seda, repleta de adornos dorados que trazaban extraños dibujos retorcidos sobre su pecho y hombros. Se trataba con toda seguridad del sacerdote de aquella terrible comunidad.

Cuando Wortingthon consiguió observarle con mayor detalle, mientras se acercaba hacia él con la antorcha en la mano, algo le hizo volver a sentir un espanto irreprimible. Quizá, presa del terror, su mente comenzase a fallar en aquel momento, pero lo cierto es que creyó percibir como debajo de aquella túnica de color sangre, extrañas formas parecían zigzagear y contornearse, como si alguna criatura que no se atrevía ni a imaginar, se encontrase allí agazapada. Sin poderlo evitar, volvió a gritar con toda la fuerza que sus pulmones exhaustos le permitieron.

Cuando agotado volvió a reclinarse, escuchó como aquel fanático sacerdote comenzaba a entonar un extraño cántico, en un lenguaje que le resultó imposible de identificar. La intensidad de la extraña letanía fue incrementándose y una extraña sensación comenzó a apoderarse de Wortinthong. En su mente comenzaron a formase imágenes y sonidos que le eran desconocidos y ajenos, pero que poco a poco fueron ganando en coherencia. Su mente estaba siendo invadida por recuerdos que no eran suyos, recuerdos lejanos de épocas pretéritas, tan lejanas, que resultaban casi imposibles de comprender para una mente humana.

Tierras y aguas se separaron de un maremágnum inicial sin sentido. Abismos insondables y cumbres vertiginosas se crearon y murieron ante sus ojos, mientras criaturas incipientes se arrastraban por unas superficies de tierra aún poco sólida. Aquellos pequeños organismos primitivos fueron ganando en complejidad hasta convertirse en criaturas monstruosas, de formas hoy olvidadas e imposibles de describir. Aquellos seres cobraron conciencia de sí mismos y, arrastrándose sobre sus tentáculos y extremidades deformes, comenzaron a transformar el mundo.

Wortinghton pudo percibir sus mentes y comprendió que los recuerdos que sentía eran sus recuerdos. Con horror percibió claramente la inhumanidad de aquellas inteligencias, carentes de valores humanos y llenas de una crueldad y una maldad casi insoportables. Las vio luchar entre ellas por el poder, mientras se multiplicaban, animadas por el odio y el desprecio a su propia especie. Al final, aquellas luchas fueron mermando su número, hasta el punto de que sólo sobrevivieron los más fuertes y crueles. Sin embargo, tras su vitoria despiadada comprendieron que su mundo había quedado destruido por sus luchas brutales. Horrorizados, huyeron a ocultarse en simas sin fondo, hasta que pudieran volver a dominar una tierra productiva. Fue entonces cuando Wortingthon supo que aquellas criaturas aún permanecían, después de eones escondidas y aletargadas, esperando su oportunidad para volver a sumir el mundo en el violento caos que las vio nacer.

Leer la continuación

Escrito por: Juan Carlos Boíza López

http://www.jcboiza.com/

http://rincondelaimaginacion.blogspot.com/

Bebé Adrih Sueña (Fragmento 2)

Fragmento: La Garza del Sol. El Grillo enamorado
Todos estaban absortos escuchando a Adrih, hasta que presenciaron la entrada colosal de alguien espectacular. Una flamante “Garza del Sol”, cubierta de bellas y lustrosas plumas estilizadas, que le dan un aire de genuina realeza.
La Garza del Sol luego de pavonearse un poco exhibiendo su belleza, nos cuenta con detallado ingenio, la historia de su origen:

-La tatarabuela de mi honorable bisabuela, era una garza común y corriente, con la diferencia que en vez de tener las plumas blancas y lustrosas, su plumaje era de un color lúgubre y desaliñado, como si la hubieran salpicado con lodo. Por este motivo, todos se burlaban de ella. Su vida era semejante a la de la cenicienta infeliz, teniendo que soportar las continuas afrentas de su propia familia, que nunca la incluía en sus actividades recreativas.


En cierta ocasión debió trabajar sin descanso todo el día y la noche, hasta quedar exhausta, ya que su familia había programado un vuelo, donde emigrarían a una bella región, con el propósito de conocer otras tierras y aparearse.

Toda su estirpe, estaba tan concentrada en este viaje, que nadie la invitó y realmente, a nadie le importó que ella quedara completamente sola y desamparada, a merced de su suerte. La garza solitaria se sintió realmente abatida y humillada, impotente ante aquella situación, que le causaba tanta desdicha.

Cuando llegó la luz de la mañana, la sorprendió llorando sin consuelo. Tan abundante era su llanto, que formó con sus lágrimas un pequeño riachuelo con sabor a hiel y a sal, pues nada ni nadie lograba calmar su pena.
La luz preocupada se dirigió al castillo del sol y solicitó una audiencia de carácter urgente con el astro rey, contándole con lujo de detalles cual era la situación de aquella desprotegida garza convertida en esclava indefensa de toda su familia que le exigía despiojar a tan numerosa prole.
Al astro rey, le preocupó la situación de este desdichado ser y le pidió a la Luz que llevara un mensaje de su parte, a la garza solitaria. Ella debía llenarse de fuerza y de coraje para volar hasta alcanzar su rostro. El, de alguna manera encontraría la forma de ayudarla.
La garza, al recibir esta gentil invitación que venía con el membrete y firma del sol, se sintió muy honrada; decidida, secó sus lágrimas y emprendió el largo vuelo cuyo único objetivo, era atender a la amable invitación que le hizo el sol.
Tímidamente se acercó al astro rey, y al posar sus largas patas sobre el, estas se le encogieron a causa del calor.

¿Que podría hacer el sol para cambiar el feo aspecto de la garza desdichada?

Pensó que si decidiera pintar sus alas, con los colores candentes de sus rayos, estas no resistirían y quedarían reducidas a cenizas. Fue allí, cuando miró el aspecto mas importante de la garza; miró en su interior, la parte intangible de su ser, y vio que aquella escuálida criatura, tenía sentimientos realmente bellos. El sol descubrió en la garza, un corazón sencillo, inmaculado, que resplandecía en su interior, como el oro cuando es sometido al fuego y se sintió extasiado ante la magnitud de su hallazgo.
lllll
"Entonces desde la belleza del corazón del ave, tomó el color refulgente y dorado que era similar al de sus rayos, y pintó en sus alas, dos círculos hermosos que parecen soles".

La garza se sintió maravillada ante el cambio que hizo el sol, valiéndose de la belleza interior, que ella misma ignoraba tener. Ahora en su transformación, de esclava cenicienta ha pasado a ser como una esplendorosa reina ataviada de galas reales, admirada y consentida predilecta del astro rey.
Por este motivo, hoy es conocida y respetada por todos sus congéneres, quienes la llaman con mucho acierto: “La Garza del Sol”.

Para las garzas, aquella fue una lección muy dolorosa pero necesaria, en la que aprendieron a reconocer el error que habían cometido. Sin embargo, la hermosa garza de Sol nunca profirió una ofensa, ni una queja contra quienes le hicieron tanto daño.

Los sollozos de un sapo grande y muy feo, interrumpieron la concentración de todos los que estaban absortos escuchando a la bella Garza del Sol. Ahora las miradas interrogantes y perplejas, se dirigen al lugar de donde provienen tan angustiosos lamentos. Allí, grotescamente echado, el sapo solloza sobre la gigantesca hoja de una flor de loto.
-------------

Un grillo está entonando su mejor melodía, entre uno y otro brinco, no para de danzar. Por la importancia del acontecimiento, hoy ha vestido sus selectas prendas; Vistió un smoking de elegante cola, camisa blanca de satín muy fino y el corbatín de seda color rojo, que siempre buena suerte le ha traído.


-Señor grillo elegante,- le pregunta una rosa:

¿Porqué percibo hoy en su canto chillón,
Un aleteo muy bello como de mariposas?
¿Será un dulce poema que le canta a una diosa?
¡O es que calla un motivo que usted guardar prefiera!

¿Será que hoy en su alma nació la primavera,
O llegó la esperanza con aires de quimera,
En el trino precioso que escuchó de un gorrión?

El grillo pensativo no sabe que decir,
entre uno y otro salto
Su corazón se agita, no para de latir...

Se oculta entre las flores, le silva a un ruiseñor
Esquivando prudente los rayitos dorados
Que le tiende jugando el refulgente sol.

-¿Señor Grillo Elegante porqué no me responde?
Su escuchar se ha marchado ¡Y Dios sabe hasta donde!
Se ha quedado rendido ante una hermosa flor,
“la flor Victoria Regia, le robó el corazón”.

-Desde hace mucho tiempo, cuando el sapo llorón
Vivía en su inmensa hoja yo miraba a la flor,
Me enamoró su encanto y su hermoso color,
¡Sus pétalos preciosos y su exquisito olor!

Así ante todos ellos el grillo confesó,
Que hace ya mucho tiempo el contempla a la flor,
En las noches de luna mil veces le cantó,
Mas por temor al sapo nunca se le acercó.



Marta Lilián Molano León
Fragmento del libro Bebé Adrih Sueña. Género: Literatura Infantil y juvenil, tipo novela

viernes, 25 de enero de 2008

Letras de balística cuentan

Escribo esquivando petulancias de armadas milicias;

deletréo el denuedo,

lo confundo, lo tartamudéo hasta opacarlo.

Leo al inscribirme en plegarias de difuntos compromisos;

deshago cadáveres,

embolso durante penitencias una ilusa fosa para nunca describirla.

Contraído desecho sobre la hoja a las balas de fusiles históricos.

Reescribo

palabras ya vívidas,

frases ya exhibidas.

Cuando sólo escribo,

describo que un fusil pertenece para desarmarlo.


y cuento que

merodéos fértiles abruman con deserciones sobre la órbita del mundo letrado en unánime disparidad por desencontrarse en los barruntos de un bagaje trasmisor de ánimos expelidos desde ficciones subyacentes delatando el interés comunicativo por fraternizar antagónicos vacíos entre querellas de concretos séquitos por derrumbar barrera absoluta con un marcapasos humano que tiende sobre la reconciliación oportuno vejamen seco amoldando simpatías por la prosecución del retorno abyecto para reinstaurar un poema muerto reivindicando ligaduras en los pueblos en que sólo oyentes lectores cobijan el vendito examen para contarse


www.federicolaurenzana.com.ar

El amor a la vida.


Retomando el tema del amor de víctor Pérez , sin dejar de mirar el arte en mayúscula o a un genio como Borges. Impregno este sentimiento fugaz sobre el amor y el desamor.
Dedicado a mi madre, no por ser mi progenitora sino por su calidad de persona y su amor a la vida.

El amor se mueve, se transforma.
Crea lazos, vínculos y se presenta bajo muchas formas.
Interpreta diversos roles e infinitos escenarios.
Cambia de intensidad, de colores y te colma de emociones.
Madura, se camufla, te apasiona y rejuvenece.
Pero también duele y su dolor es tan intenso como la decepción.
Impotencia te genera y sientes morir, desfallecer.
El dolor se torna físico y poco a poco te envenena el alma.
¿A veces me pregunto si amar con tal intensidad es bueno de verdad?.
¡Y mi respuesta es no!. Amar así carece de lógica.
El amor te ata, te ciega, te deja indefenso.
Pero es uno de los sentimientos más nobles que existen en este universo
Prefiero morir con pasión a vivir sin sufrimiento.

Flor

El Arte en mayúsculas. La vida.


Hay veces que el Arte se produce con mayúsculas, y es en esos momentos cuando alcanza una intensidad que te hace temblar. Pasa pocas veces, pero se da. En los momentos que se produce alcanzas un estado en el que todo cabe, en el que todo es posible. Sólo hay que dejarse llevar y estar. Pero eso pasa en contadas ocasiones, y por eso hay que saber mirar y dejarse llevar. El perder eso es triste, y ya sólo cabe llorar por la pérdida, salvo que no lo hayas visto pasar.
Esto que escribo es una forma de hacerme perdonar. Un desagravio. Un homenaje a los amantes de la Ciencia Ficción, con mayúsculas también. Blade Runner es, no una película, es la película. Pero el libro en el que está basada, “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”, es de una originalidad, de una belleza, que induce al llanto, por la emocionalidad. Al menos a mí me llevó. Y la película de Ridley Scott, también. La escena de la paloma y las palabras pronunciadas por el androide ante la muerte: ” he visto cosas que vosotros no podríais imaginar… y todas esas cosas se perderán… como lágrimas en la lluvia.”, al salvar a Deckard, son de una belleza inconmensurable. Amaba tanto la vida que… Y si las unimos a las imágenes y a la música de Vangelis, no cabe otra cosa que morir de placer. Extasiarse ante la belleza infinita que la vida, en contadas ocasiones, te da.
Hay otros directores de cine que consiguen recrear algo así. Stanley Kubrick, sin ir más lejos. Pero lo dejo ahí.
Cuando todos los sentidos se unen en uno solo, sólo cabe dejarse llevar. Eso es vivir. Amo la vida como nada, aunque a veces me den ganas de morir ante aciertas cosas. Pero tampoco quiero entrar ahí.
Transcribo unas palabras del libro anteriormente mencionado, sobre el cuadro "El grito", de Munch:
"Muestra a una criatura pelada, con una cabeza semejante a una pera invertida, que apretaba sus manos horrorizadas contra sus oídos, con la boca abierta en un vasto grito mudo. Las olas encrespedas de su dolor, los ecos del grito, ocupaban el espacio que le rodeaba. El hombre, o la mujer, estaba encerrado dentro de su propio aullido. Se cubría los oídos para protegerse de su propia voz. La criatura estaba de pie en un puente, y no había nadie más. Gritaba a solas. Aislada por el grito o a pesar de él”. Podría decir tanto… pero es preferible callar.
Literatura, Pintura. Añadidle a Vangelis y el resto ponedlo vosotros. No hay más.

Diego Jurado Lara



jueves, 24 de enero de 2008

Esclavo de su memoria

Brad Williams, el hombre Google, o la enciclopedia andante, ha sido comparado con Funes el memorioso porque posee una memoria prodigiosa. Sin embargo, Funes recordaba cada detalle que sus sentidos captaban: todas las tonalidades y todas las posiciones que cada hoja de un árbol adoptara a lo largo del atardecer (a lo largo de todos los atardeceres); cada variación de cada nota de una melodía; cada gesto de cada conversación, etc. Aun así, parece que el señor Williams es un esclavo de su memoria.

El olvido no es tan perjudicial como parece. De hecho, en ocasiones constituye un mecanismo de autodefensa de la mente: el recuerdo de situaciones traumáticas o excesivamente impactantes, es atenuado en sus detalles o incluso bloqueado. Para el inmortal del cuento de Borges, el olvido es la única forma de soportar el presente, pues la abrumadora suma de recuerdos resulta atroz. El propio Borges entiende -o desea- que la muerte implica el olvido, la disolución en el todo ("llegará un momento", confiesa con alivio, "en el cual cesaré para siempre, en el cual dejará de existir Jorge Luis Borges"). El enamorado que sufre un desengaño cruel necesita olvidar. Mi padre, con su peculiar memoria, agradece olvidar las películas que ha visto y los libros que ha leído, porque así puede disfrutarlos, de cuando en cuando, como si fueran nuevos para él.

El recuerdo, que en tantas ocasiones se nos presenta como la hermosa evocación, puede significar una tortura. Quien no se libra de un recuerdo persistente, puede enloquecer. Y quien forzosamente relaciona prácticamente todo lo que ve, todo lo que oye, con recuerdos de su pasado, sufre una condena sutil pero implacable: nunca es libre de perderse en el bálsamo del olvido, en la reconfortante sensación de no saber quién es o quién fue.

Lo reconozco, mi memoria es mala, o mejor dicho, demasiado caprichosa. Quizá no soy justo en mi valoración y me mueve la envidia insana. Pero sé que cuando llegue mi hora, podré decir, si acierto a recordarlo, que no sé quién fui, ni quién soy. En cambio, Brad Williams podrá repetir sin vanidad ni desafío las palabras de Yahveh: "Yo soy el que soy."


Enlaces relacionados:

Impulsos castellanos

Últimamente han surgido un par de proyectos interesantes para el castellano, o español.

Por una parte, y como Juan Carlos ha comentado ampliamente, WikiLengua, un wiki de dudas frecuentes sobre el uso del idioma, un concepto que podría sustituir en gran medida al diccionario. Las palabras no se usan de manera aislada, como aparecen en el diccionario, sino en oraciones, formando parte de un contexto. Además, se superaría así la excesiva latencia entre la calle y el diccionario, que recoge las voces tarde y no demasiado bien. ¿Por qué la Real Academia se erige en propietaria del correcto español, cuando son las personas quienes lo usan?

Por otra parte, la Biblioteca Digital Hispánica, una gran base de datos de obras literarias españolas, que se integrará en un proyecto más amplio, la Biblioteca Digital Europea. Este proyecto, aunque es ambicioso y enriquecedor, me resulta menos atractivo porque no es tan participativo como la WikiLengua, sino que está sometido a la opinión de un comité de expertos.

En cualquier caso, incluso con los inconvenientes que ambas puedan tener, son dos iniciativas trascendentales para la difusión de nuestra lengua, no ya como pretensión hegemónica, sino como intercambio cultural y artístico.


Enlaces relacionados:

Amor, bendita locura


Amor sincero, puro y limpio
Amores que llenan y amores que matan
Amantes que olvidan todo salvo que se aman
Amor que brota de dentro sin prejuicios
Amar sin miedo, el único camino.

Amor de una noche, de toda una vida
Amores salvajes, morbosos, fugaces
Amor de amantes vueltos suicidas

Desembocan en tragedia, celos, posesividad
Amores de cuento de hada o el que hay en realidad
Amor que siempre envuelto en lágrimas va
Amor que no es amor si no te hace palpitar.
Locura transitoria que al más grande puede arrastrar
Huracán de huracanes que arrasa allá donde va.

Amores furtivos y entre hermanos
Amores por los que se disputan guerras
Amores que ciegan haciendo enamorarse de auténticas perras
Amor o amores de homos y heteros
Y es que el mismo no entiende de géneros.

Amores de ni contigo ni sin ti
¿Cómo sería mi mundo si no estuvieras tú aquí?
Amor, ámame como te amo,
amémonos juntos y por siempre de la mano.
En la salud o en la enfermedad,
ya nunca me dejes solo en la oscuridad.

Amantes, idiotas, ingenuos, que ignoran, hacer equilibrio
sobre un manto crispado del más puro martirio
Amantes que se esconden y sienten el sufrimiento
Y otros que gritan su amor a los cuatro vientos
Amar, besar, abrazar, aruñar.
Amar la pasión, de todas, más incondicional.


Víctor G.Pérez

miércoles, 23 de enero de 2008

Crecer, capitalizar y decantar


Lamento las heridas causadas por el poder de la palabra.
No todos estamos preparados para recibir una crítica.
Ni todos analizamos la vida tan intensamente.
No siempre se está acostumbrado a la sinceridad.
Ni se es poseedor de la suficiente asertividad para comprender y escuchar.
Cuando el dolor te supera cualquier motivo te altera
De ser tolerante, pasas a hacer irritante y agresiva.
Quienes realmente te conocen y aman te perdonan, te consuelan
Quienes han vivido el dolor en su cuerpo te comprenden
Quienes se regocijan por el dolor ajeno atacan con más virulencia
Quienes sacan partido de la vulnerabilidad se aprovechan
Quienes se nutren de tu energía y alegría desaparecen con las tristezas.
Crecer, capitalizar y decantar.......de eso se trata la vida.....de valorar a los que valen y no perder el tiempo en relaciones que no maduran, por más enriquecedoras que hayan sido en su momento, se trata de priorizar, de relaciones sanas, de cohesión e introspección para lograrlo......es mejor poner distancia por respeto cuando una relación no prospera, porque es más fuerte la nesedad que la honestidad.
Porque tal vez tus palabras ponen la vida del otro en tela de juicio, porque hablan de errores que no se desean asumir, porque tal vez tu vida refleja lo que no quieren ver.
En la diversidad y la experiencia está el aprendizaje y tarde o temprano las personas tienen la oportunidad de ver lo que hoy no pueden ver y las distancias se vuelven a acortar si los corazones son generosos de verdad.

Con cariño a los escritores de este club y gracias.
Florencia Moragas


martes, 22 de enero de 2008

El Testamento Maya


Sin duda un libro de Thriller realmente tremendo. No Es de extrañar pues que se haya convertido en todo un Best-seller Internacional esta obra del Estadounidense Steve Alten.

Quizá en toda lectura influyen los gustos del lector, en mi caso, el hecho de que mi libro Un Universo tras la Esquina, trate precisamente sobre los enigmas de la Humanidad sobre los cuales aún hoy nos preguntamos, hizo que desde el mismo momento en que divise su portada en la librería, El Testamento Maya atrajese mi atención. Salvando las distancias y el trabajo de documentación hecho por el autor, mucho más detallado y profesional , además de que de todos los misterios existentes se centra en las antiguas ruinas Mayas mayormente y en su calendario, su argumento intenta dar una posible opción de respuesta a estos enigmas, partiendo de datos reales y entremezclándolos de manera espléndida con la Ciencia Ficción.

Una vez uno se sumerge en su lectura, el grado de suspense es tal, que cuesta mucho soltarlo de entre las manos. Acción , romance y todo tipo de menciones a misterios y emplazamientos reales a lo largo del mundo, hacen de su lectura todo un placer, que apenas dura un suspiro a pesar de sus más de 500 hojas.

Muy brevemente y sin el más mínimo deseo de desvelar nada de la historia, diré que versa sobre como un afamado arqueólogo, va atando cabos a partir de sus viajes por todo el globo, desde Egipto hasta Inglaterra y como no, a los territorios Precolombinos donde tiene lugar la mayor parte de la trama.
Más adelante, toma el relevo de sus investigaciones y descubrimientos su hijo Michael Gabriel, el cual debido a defender siempre las ideas de su padre, y que para tantos lastimablemente siempre suenan a mofa, terminó confinado en un Centro psiquiátrico.

De verdad que para todo aquel que disfrute con la lectura de libros relacionados con esas lagunas de nuestra existencia, le recomiendo encarecidamente la lectura de esta obra que basa gran parte de su argumento en el calendario Maya y como la fecha 21 de diciembre de 2012, además de ser la de su finalización, quizá encierre una verdad tan antigua como poderosa que podría revelar el funesto final de la humanidad.

Como punto final diré que pretende ser la primera entrega de tres partes que yo no pienso perderme.

Saludos!

Wikilengua: una enciclopedia dedicada al buen uso de la lengua española.

La Fundación del Español Urgente (Fundéu) BBVA, en colaboración de la Universidad Autónoma de Madrid, ha lanzado un nuevo portal, que promete convertirse en una herramienta imprescindible para cualquier escritor o aficionado al lenguaje; la Wikilengua

La Wikilengua contiene las reglas de uso del castellano, redactadas de forma eminentemente práctica, y permite la consulta de esas dudas, que tan a menudo nos surgen durante la escritura y que, a veces, son realmente difíciles de desentrañar.


La Wikilengua es un recurso abierto, accesible a todo el mundo, totalmente libre y gratuito. Cualquiera puede realizar observaciones o propuestas en sus páginas de comentarios sin necesidad de registrarse.


Sólo es necesario registrarse para añadir artículos nuevos o editar los existentes. Los contenidos se irán incrementando poco a poco con la ayuda de autores, traductores, editores, lingüistas, correctores, profesores, estudiantes, periodistas y de todas aquellas personas interesadas en compartir sus conocimientos del lenguaje con el resto de hispanohablantes.


Como corresponde a la filosofía Wiki, se confía en que los errores sean corregidos por los propios usuarios; lo que puede hacer que, de vez en cuando, pueda aparecer algún error en sus contenidos, pero que a su vez le confiere la fuerza y dinamismo que Internet y las nuevas tecnologías demandan.


Inicialmente, La Universidad Autónoma de Madrid iniciará un programa de colaboración para que sus alumnos contribuyan a supervisar e incorporar nuevos contenidos.


Desde aquí le deseo mucho éxito a esta iniciativa. Aunque, a tenor de las 1500 solicitudes de registro que recibieron nada más inaugurarse, parece que lo tienen asegurado. Os dejo con un vídeo de la Agencia EFE sobre la Wikilengua.












Escrito por: Juan Carlos Boíza López


http://www.jcboiza.com/


http://rincondelaimaginacion.blogspot.com/

El enigma del gato


Al hilo de obras tan leídas y de tan mala calidad como El código Davinci (esto es una opinión personal, que no se me crucifique si cualquiera la considera una obra maestra), quiero mostrar algo curioso.
Wilde decía que "la belleza está en el Arte", por tanto volvamos a él e iluminemos con el Arte nuestra alma, que tanto lo necesita. Recreémonos en cada línea, en cada color, en cada forma. Llenémonos de armonía. Sintamos, aunque sea por un momento, que la vida tiene mucho más que la sinrazón de pasar por ella como meras almas deambulando sin saber o sin querer ver que hay mucho más, y que merece la pena sentirla con la devoción de un converso, esperando que en el camino todo es posible, y que siempre hay más.Para ello nada mejor que acercarnos a la pintura. Y, como en este caso, a Ghirlandaio. Y, para ser más preciso, a su Cenáculo.En todo Cenáculo hay un misterio. Y éste no iba a ser diferente. El de Leonardo, el más famoso y conocido, guarda un misterio o un acertijo, un enigma o una broma del mismo Leonardo. Ghirlandaio hace otro tanto. La obra se encuentra en el refectorio menor del convento de San Marcos, en Florencia. Es un fresco.La imagen es primaveral. El fondo así lo indica: cipreses, palmeras, frutales… también ayuda a potenciar ese hecho las cerezas esparcidas por el blanco mantel.Todos los apóstoles están alineados con Jesús, salvo Judas, que está enfrente. Pero ahí no radica el misterio. Tampoco radica en la existencia de una mujer en el ágape. La que está con el manto rojo. Ni tan siquiera en el hecho de que la figura de Juan -con sus suaves y delicados tonos azules- pudiese ser una mujer o un hombre, sino en el gato que hay en el suelo, junto a Judas. Y el gato nos mira. Mira a todo el que mira el fresco. Sentado. Tranquilo. Con sus pupilas clavadas en nuestras pupilas, el gato ¿qué espera? ¿Cerezas o pan? Sin duda alguna, cerezas no. Pan, seguro. Pero ¿de quién? ¿Del Maestro o de Judas? ¿El pan después de ser bendecido o antes de serlo? ¿Qué se pretendía en el caso de que fuese tras la bendición? ¿Qué comulgase el gato también?Extraña escena sin duda alguna. ¿Sabemos leer? ¿Sabemos mirar?Tal vez la vida nos depara una sorpresa tras cada recodo. Sólo hay que pararse a observar y disfrutar. Miremos al gato, aprendamos de él, y participemos de todo ágape que la vida nos de, porque ¿sabemos cuándo vamos a no estar? ¿Sabemos cuándo los demás dejarán de estar? Aprovechemos el momento porque no se ha de esperar, hay que vivir ahora, porque el mañana ya llegará, y entonces será, tan sólo eso, mañana nada más. Ahora.

Diego Jurado Lara



lunes, 21 de enero de 2008

EL LADO BUENO DE LA ENVIDIA

¿Han escuchado últimamente hablar sobre la envidia? Yo sí, y mucho. A veces me gusta enroscarme en amistosas discusiones sobre temas psicológicos o filosóficos. Si los que intervenimos en dichas charlas somos abiertos, sabremos ofrecer nuestra crítica y recibirla de los demás. Entonces, lo único que nos puede suceder a todos es elevarnos en conocimientos y sabiduría (palabra, esta última, que no es muy de mi agrado utilizar, salvo claro, para expresar que no existe).
Pero volviendo a nuestro tema sobre la envidia, percibo con cierta fortaleza conceptual, que el común de la gente le atribuye a este sentimiento connotaciones por completo negativas: es siempre algo malo envidiar.
Cuando hace algunos días invité a mi contertulio a hojear las páginas del libro: Recopilando Reflexiones ¿Hacia dónde nos dirigimos?, sobre el tema: "La Envidia", éste me manifestó que nada bueno podía haber en la envidia. Que se trata de un sentimiento negativo y siempre perjudicial. Y para ofrecer pruebas a sus afirmaciones, agregó que bastaba con buscar en los diccionarios y nos encontraríamos con una clara definición en tal sentido.

- Tristeza o pesar del bien ajeno-
- Emulación, deseo de algo que no se posee-
- Tristeza airada o disgusto por el bien ajeno o por el cariño o estimación de que otros disfrutan-
- Deseo honesto de emular alguna cualidad o algún bien que otro posee-

En realidad, esta última definición no deja muy claro que la envidia sea siempre un sentimiento negativo.
Pero por si nos queda algún lugar a dudas, agregaré que temas profundos que competen al mundo interior y afectivo del individuo y con los que se pueden llenar tomos de bibliografía no pueden ser definidos por diccionarios más que en sus conceptos básicos y generalizados. Es más, si existen individuos que merced a su sentimiento de envidia logran superarse sin desear ni causar daño a quien o quienes envidian, no tendrá importancia lo que insinúen los diccionarios, los que podrán también equivocarse, como producto de la obra humana. O de lo contrario, habiendo comprobado que sí existen situaciones en que la envidia se torna un sentimiento bueno y ejemplarizador, habrá que coincidir en cambiar la terminología de la palabra, según nos estemos refiriendo al aspecto positivo o negativo del sentimiento.
Transcribo a continuación el fragmento referente a "La Envidia", del libro mencionado con anterioridad, en el que se trata el tema desde un ángulo diferente, creando controversia y una polémica que sólo acaba de comenzar.

La Envidia

Envidiar significa desear algo que vemos en el prójimo. Se puede tratar de un objeto o situación material, como así también de algo abstracto, como un aspecto del carácter o la personalidad de un individuo al cual admiramos. En conclusión, puede tratarse de cualquier cosa, con la única condición de que habiéndola visto en el prójimo, deseemos fervorosamente poseerla. Es un sentimiento generalmente condenado por cualquier sociedad, cuando en realidad el hecho en sí mismo de sentir envidia en su más estricto, puro y simple sentido no conlleva acto censurable alguno. Es más, si quien experimenta tal sentimiento, lo potencia en pro de obtener logros positivos en su propia vida sin el deseo de perjudicar a nadie, su actitud sólo será pasible de elogios.
Se suele relacionar este sentimiento a deseos maliciosos por parte de quien lo siente, hacia la persona envidiada. De ser ésta la situación, se generará una relación que podrá causar daño tanto a la persona que envidia como a la envidiada, dependiendo esto de los extremos a los que el individuo que sufre el sentimiento esté dispuesto a llegar. Pero en todo caso, éste debiera tener en cuenta que sus actitudes sólo podrán agregar pesar a su aflicción y nunca logrará de este modo, resarcirse con la obtención de lo envidiado.
De lo antedicho podemos deducir, que de la misma manera que hemos podido observar que ocurre en otros casos (respecto de otros sentimientos y/o actitudes), el hecho en sí mismo de sentir envidia no arrastra consigo nada censurable.
Será entonces la propia perspectiva del individuo y lo que este sentimiento genere en su interior, que condicionarán el positivismo o negativismo de sus actitudes.
El individuo que, merced a sus sensaciones, vea estimuladas sus ansias de obtener logros sin la intención de dañar a nadie, estará sacando buen rédito de su sentimiento de envidia.
Por el contrario, quien sienta dolor y pena por sí mismo, evidenciando una marcada falta de seguridad propia y reducida autovaloración al pretender, a través de su sentimiento de envidia, objetivos que considera no poder lograr y/o merecer, no
vacilará en acudir a pensamientos y hasta a actitudes maliciosas, de las cuales el principal destinatario y el más perjudicado será él mismo. Aunque a veces, también causan daño intencional a la persona envidiada, como si ésta fuese culpable de sus frustraciones y creándose la ilusión de que las mismas desaparecerán con el daño proferido a su inocente víctima.
El sentimiento de envidia que no es canalizado hacia el amor a sí mismo y a los demás tiñe el alma de dolor y no causa más que pena. Quien asuma la aparición de sentimientos como éstos y advierta que no le aportarán beneficio alguno, podrá optar por analizar estos conceptos y lograr así utilizar esta herramienta que se le ofrece (la envidia) para cambiar su vida en forma positiva.

Un puñal no sólo sirve para herir y matar. Puede también ser utilizado para cortar los lazos que nos liberarán, a nosotros y a los demás.
(Fragmento extraído del libro: Recopilando Reflexiones ¿Hacia dónde nos dirigimos?)
DESCARGA GRATUITA en lulu.com

domingo, 20 de enero de 2008

Sobre el amor...

Sobre el amor...
Releyendo los artículos de Rudy Spillman y Florencia Moragas sobre el amor, he llegado a la conclusión que es el momento indicado para complementar dichos conceptos con algunas de las enseñanzas de mis autores preferidos que aparecen en mi novela Alma Mística: http://www.lulu.com/content/1431634
En su artículo: Hablando de Amor... Florencia dice:
“Sin lugar a dudas el amor es un sentimiento profundo y precioso si es sano, recíproco y comprometido. Pero por el contrario puede ser un calvario , una obsesión, una pesadilla”
Mi maestro Vargas Vila dice:
“Los labios que han besado de amor no vuelven nunca a la serenidad perdida. Las grandes almas tocadas por el cáncer del amor, se hacen débiles.
“El amor rompe la vida y todos los amores no bastan para unirla luego, es el privilegio de esa pasión fatal.
“El amor es como el cóndor, desgarra el nido que lo alberga, y aún cuando vuelve, deja las huellas de sus garras en el nido abandonado.
“El amor es como el rayo, por donde pasa no deja sino ruina.
“El amor es como el presentimiento, después de habernos hecho sufrir tanto, termina por engañarnos.
“A la debilidad de amar sigue el tormento de sufrir; el dolor y el amor son gemelos, unidos andan como los monstruos del siam: no los separa ni la muerte.
“El amor es la invasión del sueño en el teatro de la vida, el sueño de locura.
“El matrimonio es el calvario de las almas, la crucifixión del ideal y la tumba del amor; es el lecho donde duermen las almas torturadas, es el poema de la tristeza y del hastío.
“¡Oh, el desolado país del desencanto!
“El cristo, si realmente existió, no fue sino un loco triste, cuyo gesto de pasividad melancólica no lo elevó nunca a la desesperada y atronadora actitud de la grandeza, ha tenido el don de haber sido adorado como un Dios, a falta de honor para haber sido admirado como un genio. Y este jefe de los misóginos, no dobló la cabeza a la coyuntura que impuso para tormento de los otros; no entró en la institución que estableció para congoja de los demás. Apuró todos los martirios, menos ése. Sus labios de apóstol no juraron el amor. Él consagró su vida sin hembra: la mujer es funesta al genio. Prefirió sufrir el beso traidor al beso enamorado.
“El monte de los Olivos en que lloró el Redentor, es menos triste que el bosque de los mirtos en que agoniza el amor.
“Misógino rebelde, llegó hasta perdonar a la mujer, pero no llegó a amarla nunca. Tenía por el sexo todo un desprecio orgulloso que se extendía a su madre misma: mujer ¿qué hay de común entre tú y yo?, le dijo un día.
“Y, ese altivo despreciador de mujeres, se vengó de ella, dejándola condenada al matrimonio, esclavitud más cruel que la de un paria, servidumbre más vil que la de una i”.
¿Qué de cierto tiene este pensamiento de mi maestro?

sábado, 19 de enero de 2008

Bebé Adrih Sueña (Fragmento del libro)

“Dedicado a ti que lees estas páginas, porque para ser niño nunca es tarde ¡Y menos para ser sabio!”


Meditabundo ha estado Bebé Adrih, sumido en pensamientos muy profundos. Sus manitas unidas detrás de la cabeza, como si quisiera formar con ellas una pequeña almohada y descansar al vaivén de las ramas de aquel bonachón árbol, que habita entre las páginas del libro que su madre hoy leyó. Imaginando al roble, el pequeño se ha quedado dormido.
Se ríe con sonoras carcajadas y por mas que lo intenta, le resulta imposible dejarse de reír, mientas chapucea en las aguas del riachuelo, tratando de evitar que el Hada Azul de la Esperanza, vestida de topacio, siga haciéndole cosquillas, en las suaves plantitas de sus pies. ¡Y todavía mamá no logra comprender, porqué el bebé se está moviendo tanto!.
Cansado y sin aliento, reposa en brazos de la dulce nana, como las hojas frágiles de otoño, en la pendiente y en la cima de grandes montañas.

“Pequeño navegante de mi ensueño, llevas en ti el brillo de una estrella y la fuerza vital del mismo cielo, que se filtra en las gotas de la lluvia y prosigue su andar suave y sereno, sobre las ramas de aquel sabio roble, que habita entre las páginas del cuento”.

­­­-------
Adrih llama a su hermana mirándola a los ojos; ellos son parte de la misma esencia, dos vidas que se unen por la divina fuerza del amor. Sofía al verle pensó que era un ángel por su aspecto de luz. Describir al pequeño, es pretender captar el sentimiento que invade el corazón, observando un paisaje majestuoso.
Adrih y Sofía, disfrutan su encuentro, como el suceso mágico que llega entre las alas de un anhelo que acaba de realizarse.

_ ¿Están pensando en alas? dijo Atalaya el águila real, posándose en las ramas del anciano roble.
¡Adrih le ha contado tantas cosas! Le habló de aquel mundo distinto que el percibe mientras está en el vientre, cuyo nexo es la risa de su hermana y una atadura que momentáneamente le une a su madre. Le contó también que es un lugar muy cálido, como lo es el nido para los polluelos, con la diferencia que el se gesta, en las entrañas de mamá. Lo mas sorprendente es que allí hay un agua especial, donde el parece ser un navegante que transita en su pequeña barca, luego conocerá el océano de inmensas fronteras, que se extienden mas allá de lo que el pensamiento pueda imaginar. El océano que empieza, donde rompe la fuente de mamá.

Sobre las alas de Atalaya, en compañía de su hermano Adrih, Sofía descubre que el horizonte comienza, donde se abren las alas de las aves en el primer intento de volar. ¿Donde estará escondida la hermosa cuna de la fantasía? a veces se pregunta.

Volaron hasta el cráter del volcán Azufral y en las aguas de la hermosa laguna milagrosa, contemplaron sus rostros reflejados en ella.
Visitaron las playas del Pacífico; en las arenas blancas buscaron caracoles, para escuchar el canto de las olas. Hay quienes dicen, que allí habitan sirenas que se han quedado dormidas y solo despiertan bajo el embrujo de la luna llena.
Ansiosos se internaron en La Cueva de Morgan, rodeada de paredes de corales y buscaron tesoros escondidos por el. Recordando fantasmas y leyendas, miraron cara a cara la cultura Tumaco que está allí plasmada desde hace varios siglos.

En las entrañas de la oscura cueva, una inmóvil figura los observa... atenta, silenciosa y un poco temerosa: “Temerosa del águila real, del ruido y de la niña, temerosa de Adrih y de la humanidad”.
Una callada y solitaria iguana, pretendía que nadie la observara. Sofía se acercó y al verse reflejada en la mirada de aquel extraño ser, vio resbalar un ápice de vida; el correr de una lágrima que alumbraba el oscuro laberinto y a las ocho figuras esculpidas por los indios Tumaco.
Estáticas y mudas se quedaron las dos: “Niña e iguana”, hasta el momento en que la iguana no pudo sostener el peso insoportable del silencio y secando con rabia y con decoro, la huella de la lágrima que en sus ojos ardía, dirigió su mirada a los tres visitantes al tiempo que decía estas palabras:



“Este es el canto de la iguana triste, que hace brotar los lirios de la tierra,
la que de tiempo atrás, vive y subsiste, aunque su vida es triste y lastimera”.
El magistral adorno, que embellece mi lomo hasta la cola, es una original
obra de arte, engastada en rubíes, esmeraldas, topacios y diamantes.


Yo caminaba triste y solitaria, en una noche en que la luna llena,
Se vestía con su manto primoroso, de jazmines, cocuyos, y de estrellas.
Y al verme taciturna y solitaria la luna lloró lágrimas de perlas,
Y con ellas formó un collar precioso, que es el collar que oculto en mi huevera.


Por eso es que mi especie, está casi extinguida, porque los hombres
roban mis collares y con ellos también roban mi vida.


Asi cantó con lastimero acento,
Mientras brotaba sangre de su herida,
Le habían robado su collar de perlas,
Y hoy para siempre se quedó dormida.



(Fragmento del libro Bebé Adrih Sueña. Genero: Novela infantil y juvenil)
Marta Lilián Molano L

Palabras Clave:

viernes, 18 de enero de 2008

Se Presenta Jack The Ripper ( Nuevo miembro del club de escritores)

Buenas

Mi apodo es Jack The Ripper, lo elegí después de leer el libro: Jack
el destripador - Caso Cerrado , de Patricia Conwell. Me gustaba el
estilo de vida que llevaba el que "supuestamente" era Jack The Ripper.
También me gusta adivinar la psicología de los asesinos en serie, así
que me decanté por ese nombre.

Mi experiencia literaria empezó en el 2005 cuando trabajaba en una
gasolinera de barcos de l'ametlla de mar. Empecé a leer un montón y a
escribir. Desde ese día he escrito mucho. Actualmente estoy en
tramites de publicar un libro de seducción mediante una editorial.

Tengo una web de seducción, una revista digital de seducción y estoy
escribiendo una novela online que más tarde presentaré a una
editorial. Me gustaría que todos le echárais un vistazo ( si tenéis
tiempo ) http://novela-online.verdadera-seduccion.com/

Tengo un relato llamado El Forjador de historias el cual han hecho
también un cortometraje.

La idea de un club de escritores me parece fenomenal y por ello me
decanto por ayudarnos entre todos

Jack The Ripper
http://revista-digital.verdadera-seduccion.com/
http://novela-online.verdadera-seduccion.com/
http://verdadera-seduccion.com/