Escritores Club forma parte del portal de literatura Escritores Libres y pretende convertirse en una propuesta cultural innovadora, capaz de ofrecer al lector la oportunidad única de conocer sus autores favoritos y dialogar con ellos directamente, sin intermediarios. Hemos reunido los mejores escritores independientes del panorama literario actual, dispuestos a ofrecernos su talento y sus valoraciones, no sólo sobre sus obras, sino sobre la literatura en general y el mundo que la rodea.

Esperamos que encontréis aquí respuestas a algunas de vuestras inquietudes y también un momento de esparcimiento, acompañados de la mejor literatura.

miércoles, 31 de diciembre de 2008

Si sólo Superman existiera

¡Qué triste forma de despedir el año! Recrudece la violencia en Medio Oriente. La impotencia me lleva a buscar al niño que en algún rincón de mi ser, aun dormido, permanece. Pero los estallidos de las bombas lo despiertan.

Como niño desearía poder convertirme en este momento en Superman, poner a salvo a niños, mujeres y todos los civiles inocentes, palestinos e israelíes, y de inmediato volar a castigar a los culpables. Pero ¿quienes son los culpables?

La historia nos muestra repetidamente que, cada vez que los pueblos son abandonados por sus gobiernos, incluso sin llegar a poner en riesgo sus vidas sino sólo sus economías, dichos pueblos finalmente advierten la traición y destituyen a sus gobiernos de las formas más variadas. Esto lo podemos comprobar revisando apenas nuestra historia de los últimos años. Ocurre incluso en los países más pacíficos. ¿Qué es lo que ocurre entre el pueblo palestino y su gobierno, el Hamas? ¿Cómo puede ser que después de una sucesiva e ininterrumpida demostración de desprotección, abandono y apatía frente a la situación de todo su pueblo por parte del Hamas, los ciudadanos continúen ofreciendo su apoyo incondicional al mismo? ¿Cómo puede ser que continúen sintiéndose tan orgullosos de haberlo elegido democráticamente, mientras ven desintegrarse sus familias y sufriendo estragos por los que la propia comunidad internacional parece preocuparse más que ellos mismos? ¿No hay nadie que les explique que quemando banderas de Israel y echando todas las culpas a un país que se defiende, la situación no encontrará final?

En estos días, después de soportar Israel una constante agresión por parte del Hamas, que ni siquiera fue interrumpida durante el acuerdo pactado con la mediación de Egipto y la exagerada tolerancia por parte de Israel, su gobierno decidió defender a su pueblo. ¿Está muy mal eso? ¿La reacción es desmedida? ¿Quien decide eso? Supongo que si no atacan a Israel, no habrá reacción, ni medida ni desmedida. Entonces ¿en manos de quien está la pelota?

En forma masiva la comunidad internacional apareció condenando las "atrocidades" cometidas por Israel. Se baraja la enorme cantidad de muertos y heridos palestinos frente a la mínima de daños causados a la población en Israel. ¿Es que de eso se trata? ¿De cantidades? Para la persona o el familiar que voló por los aires esa es su estadística, para él o ella es el 100 %, sin importar si se trata de palestino o israelí. Todo su mundo quedó derrumbado y es tan importante como el de los millones que de momento han quedado vivos.

¿Qué es lo que en realidad pretende la comunidad internacional? Qué Israel no reaccione en defensa de su propio pueblo. Sabemos todos lo que esto significaría. Un segundo Holocausto. ¿Alguien se cree con derecho a semejante reclamo? ¿Tienen acaso Israel y su pueblo obligación a dejarse exterminar por segunda vez, en aras de la paz? ¿Necesita Israel ser exterminado por completo para recibir el llanto y apoyo de la comunidad internacional?

Señores, seamos realistas, aunque queden unos pocos israelíes dispuestos a semejante actitud autodestructiva, no es algo que se le pueda reclamar a nadie.

Israel es el fuerte, los palestinos son los débiles. ¿Acaso ello les otorga derecho a asesinar indiscriminadamente a la población civil israelí?

No se puede ayudar a quien no se ayuda a sí mismo. Esto lo sabemos todos. Pero no todos lo sabemos aplicar.

AQUÍ CONDENO TERMINANTEMENTE A TODA LA COMUNIDAD INTERNACIONAL QUE APOYANDO SUPUESTAMENTE AL PUEBLO PALESTINO ESTÁ LLEVÁNDOLO A SU DESTRUCCIÓN TOTAL.

Pensemos por un momento, las autoridades del Hamas reciben através de todos los medios de difusión un apoyo absoluto, irracional e incondicional a sus actividades. ¿Porqué es que la comunidad internacional no se pone de pie y se alza en una sola voz diciendo:

EL HAMAS ES CULPABLE ABSOLUTO DE TODA LA VIOLENCIA EN LA ZONA Y CAUSANTE DEL SUFRIMIENTO DE SU PROPIO PUEBLO?

En vez, todos atacan a Israel, con verdades y también con mentiras, pero detrás de las que se esconde una sola y triste verdad:

ÉSTE NO ES EL CAMINO. SABEMOS QUE NO VA A SUCEDER.


¡¡¡ABRAMOS LOS OJOS Y DEJEMOS DE SER CÓMPLICES DE LAS MASACRES!!!


Pido perdón a mis lectores, por haberme dejado arrastrar a la política por un momento. Pero sentí la necesidad de decir esto, a pesar de hacérseme obvio algo que todos debiéramos ver sin la necesidad de que nadie lo diga.

Hoy, lamento no poder levantar mi copa y brindar con champagne por el inicio del nuevo año. Necesito llorar por cada niño palestino e israelí que sufre sin ni siquiera saber qué es lo que sucede.

Que sólo el amor esté con nosotros.


Rudy Spillman
LIBRO ABIERTO

3 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Hola Rudy,

Siento en este caso no poder estar de acuerdo con la reflexión que haces sobre el lamentable conflicto que viven en estos días israelíes y palestinos.

Comparto contigo el deseo de poder de alguna manera sacar de allí a los inocentes (mujeres, niños,...) que sufren las consecuencias del conflicto.

Te preguntas por qué sigue la población palestina apoyando a Hamas, cuando son terroristas que sólo traen la desgracia a su tierra. La respuesta es más sencilla de lo que parece; el odio, sólo crea odio y no atiende a razones; cada niño que pierde a sus padre, mujer que pierde a su marido o hermano que pierde a su hermano, en cualquiera de las operaciones israelíes, se convierte inmediatamente en un nuevo terrorista y fanático que verá a todo el pueblo de Israel como su enemigo.

El conflicto que enfrenta Israel y Palestina es ya muy largo. La táctica del ataque preventivo, que en estos días vemos de nuevo en todo su esplendor, ha sido utilizado una y otra vez sin resultado práctico alguno. El terrorismo de Hamas, o de otras facciones similares, no sólo no ha disminuido, sino que se ha incrementado (por no hablar de sus ecos internacionales, donde el terrorismo árabe se ha hecho universal). El sistema es, por tanto, independientemente de su moralidad, totalmente ineficaz.

Por otro lado, creo que en Israel se tiene una idea equivocada de la condena internacional que suelen levantar sus acciones. Creo que una y otra vez confunden condenar el ataque israelí con justificar o alentar a Hamas. No es así; la condena es para ambas partes y se produce, sobre todo, por la utilización indiscriminada de la violencia sin importar las bajas civiles.

Existe un principio no escrito en el que se basa todo el derecho, el nacional y el internacional. Sin este principio no existe legalidad posible. Dicho principio es que "es preferible que un colpable escape a su condena antes de que un inocente pague por un crimen que no ha cometido". De aquí emanan términos como la presunción de inocencia o el hecho de que deba probarse la culpabilidad de un reo y no su inocencia.

Este principio se vulnera absolutamente con la teoría del ataque preventivo. Dichos ataques utilizan el principio contrario; castigan a los culpables a costa de castigar también a sus familias y a cuanto inocente se interponga. Esto no se puede justificar ni siquiera en la autodefensa, ya que esta exige siempre la proporcionalidad y en estos casos esta proporcionalidad no existe.

En España sufrimos el terrorismo desde hace ya muchos años. Ni su violencia, ni el número de víctimas es comparable al caso israelí, pero la sinrazón de los terroristas y de los brazos políticos que los justificasn si que es muy similar a la que exhiben los palestinos. En ningún momento nos hemos planteado responder a los atentados, bombas y muertos, con operaciones de castigo de ningún tipo. Sufrimos con resignación los atentados y respondemos única y exclusivamente con la Ley, deteniendo y juzgando a los terroristas. Este sistema es más costoso a corto plazo y hace que las víctimas sólo caigan de tu propio bando, pero, a la larga va desarmando política e ideológicamente a los terroristas y quienes les apoyan. Hoy en día el terrorismo en España a disminuido y tiene el menor apoyo de su historia.

Se que lo que digo es muy difícil de admitir. Comprendo el sufrimiento del pueblo israelí condenado a sufrir atentandos un día si y otro también de terroristas palestinos, pero, si algo hemos aprendido los españoles en este terreno, es que no existen los atajos para detener a estos descerebrados.

Mi opinión es que Israel debe buscar el acuerdo político con los sectores palestino más racionales y moderados, arrinconando ideológicamente a los grupos terroristas radicales como Hamas, pero respondiendo siempre con la Ley ante sus crímenes; deteniendo y juzgando sólo a quienes cometen los atentados, no a sus famiias o sus pueblos.

Deseo, de todo corazón, que, más temprano que tarde, Israel y Palestina vivan la paz que sus pueblos merecen.

Espero que no te moleste mi pesada contestación y que, dentro de lo que cabe, tengas una buena salida y entrada de año.

Un saludo,
Juan Carlos

Rudy Spillman dijo...

Amigo Juan Carlos:

Sabrás disculparme pero en relación a este tema he decidido no polemizar, no contigo y no con nadie, no con quien acuerde con mis dichos como tampoco con quien disienta. Mi única intención aquí es agregar mi parecer auténtico y mi sentir profundo, a engrosar la lista del amplio espectro existente de opiniones sobre el tema. Son ya 20 años que resido en la zona del conflicto que Israel conoce sin interrupción desde el mismo día en que el Estado fue creado. A mi entender tus dichos muestran un desconocimiento total de la idiosincrasia y mentalidad del pueblo palestino y parcial de la evolución de los acontecimientos. Pero no soy yo, por las razones que expongo más arriba, quien deba refutar tus argumentos. Demasiado existe ya escrito y argumentado, fuentes serias y las que no lo son tanto. A quien le interese, podrá buscar e investigar. Deliberadamente decido no asumir esta función.
Existe otro objetivo que quizás sea más personal y no ya destinado a colaborar en la solución de tan desgastado conflicto, esto es, permitir y permitirme la posibilidad de que alguien que disienta conmigo pueda convencerme con sus puntos de vista que mi forma de apreciar la situación es errónea, cosa que comprenderás no ha ocurrido en tu caso.
Finalmente hacerte saber que recibo con beneplácito toda opinión por adversa que parezca, y que por supuesto recibo la tuya en el disenso, sabiendo el hombre de bien que eres y que de todas maneras nos une la buena fe en nuestras intenciones y los mismos principios morales.
Espero esta apertura al nuevo año que hoy se inicia te brinde la realización de todos tus deseos.
Un abrazo.
Rudy

JL Martínez Hens dijo...

DEGOLLACIÓN DE LOS INOCENTES.

FEDERICO GARCÍA LORCA:

Tris tras. Zig zag, rig rag, milg malg. La piel era tan tierna que salía íntegra. Niños y nueces recién cuajados.

Los guerreros tenían raíces milenarias y el cielo cabelleras mecidas por el aliento de los anfibios. Era preciso cerrar las puertas. Pepito. Manolito. Enriquito. Eduardito. Jaimito. Emilito.

Cuando se vuelvan locas las madres querrán construir una fábrica de sombreros de pórfido, pero no podrán nunca con esta crueldad atenuar la ternura de sus pechos derramados.

Se arrollaban las alfombras. El aguijón de la abeja hacía posible el manejo de la espada.

Era necesario el crujir de huesos Y el romper las presas de los ríos. Una jofaina y basta. Pero una jofaina que no se asuste del chorro interminable, que ha de sonar durante tres días.

Subían a las torres y descendían hasta las caracolas. Una luz de clínica venció al fin a la luz untosa del hospital. Ya era posible operar con todas garantías. Yodoformo y violeta, algodón y plata de otro mundo. ¡Vayan entrando! Hay personas que se arrojan desde las torres a los patios y otras desesperadas que se clavan tachuelas en las rodillas. La luz de la mañana era cortante y el viento aceitoso hacía posible la herida menos esperada.

Jorgito. Alvarito. Guillermito. Leopoldito. Julito. Joseíto. Luisito. Inocentes. El acero necesita calores para crear las nebulosas y ¡vamos a la hoja incansable! Es mejor ser medusa y flotar, que ser niño. ¡Alegrísima degollación! Función lógica de la sangre sin luz que sangra sus paredes. Venían por las calles más alejadas. Cada perro llevaba un piececito en la boca. El pianista loco recogía uñas rosadas para construir un piano sin emoción y los rebaños balaban con los cuellos partidos.

Es necesario tener doscientos hijos y entregarlos a la degollación. Solamente de esta manera sería posible la autonomía del lirio silvestre.

¡Venid! ¡Venid! Aquí está mi hijo tiernísimo, mi hijo de cuello fácil. En el rellano de la escalera lo degollarás fácilmente.

Dicen que es está inventando la navaja eléctrica para reanimar la operación.

¿Os acordáis del ruiseñor con las dos patitas rotas? Estaba entre los insectos, creadores de los estremecimientos y de las salivillas. Puntas de aguja. Y rayas de araña sobre las constelaciones. Da verdadera risa pensar en lo fría que está el agua. Agua fría por las arenas, cielos fríos y lomos de caimanes. Aquí en las calles corre lo más escondido, lo más gustoso, lo que tiñe los dientes y pone pálidas las uñas. Sangre. Con toda la fuerza de su g.

Si meditamos y somos llenos de piedad verdadera daremos la degollación como una de las grandes obras de misericordia. Misericordia de la sangre ciega que quiere, siguiendo la ley de su naturaleza, desembocar en el mar. No hubo siquiera ni una voz. El jefe de los hebreos atravesó la plaza para calmar a la multitud.

A las seis de la tarde ya no quedaban más que seis niños por degollar. Los relojes de arena seguían sangrando, pero ya estaban secas todas las heridas.

Toda la sangre estaba ya cristalizada cuando comenzaron a surgir los faroles. Nunca será en el mundo otra noche igual. Noche de vidrios y manecitas heladas.

Los senos se llenaban de leche inútil.

La leche maternal y la luna sostuvieron la batalla contra la sangre triunfadora. Pero la sangre ya se había adueñado de los mármoles y allí clavaba sus últimas raíces enloquecidas.