Escritores Club forma parte del portal de literatura Escritores Libres y pretende convertirse en una propuesta cultural innovadora, capaz de ofrecer al lector la oportunidad única de conocer sus autores favoritos y dialogar con ellos directamente, sin intermediarios. Hemos reunido los mejores escritores independientes del panorama literario actual, dispuestos a ofrecernos su talento y sus valoraciones, no sólo sobre sus obras, sino sobre la literatura en general y el mundo que la rodea.

Esperamos que encontréis aquí respuestas a algunas de vuestras inquietudes y también un momento de esparcimiento, acompañados de la mejor literatura.

miércoles, 18 de junio de 2008

No sé cómo titular esto.

Ayer intenté subir este escrito, pero me fue imposible no sé por qué razón. Me hizo perder media hora, y a estas alturas el "tiempo" para mí es sublime, y su pérdida un desastre. Quería emular a Rudy y colgar un vídeo que me mandó una amiga, pero nada. Por ello decidí borrar el escrito. Sin embargo me dejaron tan anonadado las imágenes, fueron tan emocionantes, que me han estado hurgando las tripas durante todo el día. Al final pensé que, cómo no, estarían en youtube. Y en efecto.
Por ello ahí va el enlace. Las imágenes no son de muy buena calidad (en la misma página de youtube donde lo vi hay otro que comienza más adelante que éste, pero está en español y las imágenes son muy buenas), aunque lo importante es la historia que muestra. De verdad que cuando empecé a verlo pasé, casi de inmediato, a un estado de seriedad y concentración, como hacía tiempo que no había tenido, y menos por una circunstancia así, y a emocionarme y sentirme bien.
Además, se da el caso de que un día antes me dirigía a cierto lugar por una de las principales avenidas de mi ciudad. Unos pasos por delante iba una chica, bien parecida, demasiado bien parecida diría yo, y elegante, que caminaba con mi misma velocidad. ¡El "tiempo"! ¡Las prisas! Una vieja mujer, vestida de negro absoluto, con la cabeza cubierta por un pañuelo también negro, pedía dinero, con la mano extendida y el rostro agachado, en cuclillas, en medio de la acera. La chica joven y elegante metió su mano derecha en el bolsillo de atrás del vaquero y sacó lo que me pareció todo el dinero que llevaba, e inclinándose ligeramente hacia la vieja, lo depositó en su mano.
No es usual. Por su edad, por su condición, por dejar todo lo que llevaba... Me sorprendió y me alegró.
No sé por que razón cuando vi el vídeo, me vino la imagen de la chica dando el dinero a la mendiga. No lo sé. Pero pasó.
El vídeo es emocionante. Te toca en lo más profundo. Te hiere. Te reconforta. Te hace sentir vivo y creer en la Vida. Te das cuenta de que la Naturaleza es única y de una belleza aterradora, y que nosotros, a veces, formamos parte de ella y nos hacemos partícipes y merecedores de estar en ella. ¿Deberíamos replantearnos, tras ver esas imágenes, el sentido de la palabra humanidad?
Diego Jurado Lara

2 comentarios:

Rudy Spillman dijo...

¡Maravilloso! Propio y creíble sólo viéndolo en un dibujo animado de Walt Disney.
Emociona, pero a la misma vez nos deja perplejos.
Te felicito, Diego, y te agradezco el esfuerzo por exhibirlo.
Con tu permiso, me lo llevo a "Libro Abierto".
Un fuerte abrazo.
Rudy

Diego Jurado Lara dijo...

Sabes,Rudy, que no lo necesitas para hacerlo. Y en cuanto a lo del esfuerzo, más que felicitaciones... Por cierto gracias, espero que con tu ayuda pueda no tener que hacer esos esfuerzos. Si sigo con problemas ya me comunicaré contigo.
Un fuerte abrazo.
Diego