Escritores Club forma parte del portal de literatura Escritores Libres y pretende convertirse en una propuesta cultural innovadora, capaz de ofrecer al lector la oportunidad única de conocer sus autores favoritos y dialogar con ellos directamente, sin intermediarios. Hemos reunido los mejores escritores independientes del panorama literario actual, dispuestos a ofrecernos su talento y sus valoraciones, no sólo sobre sus obras, sino sobre la literatura en general y el mundo que la rodea.

Esperamos que encontréis aquí respuestas a algunas de vuestras inquietudes y también un momento de esparcimiento, acompañados de la mejor literatura.

martes, 4 de diciembre de 2007

SOBRE EL ARTE





Alguien preguntaba aquí, aunque es una pregunta bastante extendida, ¿qué es Arte? (que me perdone por no recordar, pero me falta tiempo para buscar, y mi memoria es la que es -nula-). Quisiera apuntar algunas reflexiones. Wilde decía que es lo único que merece la pena, y que nos olvidamos de que la belleza sólo está en el Arte. Partiendo de ahí he de decir que es muy difícil llegar a poderlo afirmar. La crítica moderna se mueve por parámetros que van más por el pragmatismo de la comercialidad y la necesidad de vender, que por el sentido de lo artístico y su verdadero valor. Lo nuevo, cuanto más impactante y distinto es considerado más que lo no distinto.

Si nos fijamos en algunos de los premios nacionales concedidos en Inglaterra observamos obras que considerarlas Arte entrarían en los anales del absurdo, y sin embargo así es. ¿Es Arte la obra de Hristo? No lo sé. No lo creo. Incluso, y sé que seré anatematizado, Miquel Barceló, el gran pintor español de estos tiempos, no lo es tanto para mí, y pienso que el tiempo lo pondrá en su lugar. ¿Es Arte una mierda humana colocada en el centro de una sala de un Museo de Arte Contemporáneo? ¿Una habitación con una bombilla en una esquina que se enciende y apaga a intervalos de 10 segundos?

El Arte está en la emociones, es aquello que consigue emocionarnos, y por tanto casi todo es Arte si nos emociona. Otra cosa es que el Arte sea de calidad. Y ahí si que ya no entro, porque la subjetividad es la que es. ¿Es Arte la pintura paleolítica y Neolítica que no pretendía emocionar, o sí -¿quién lo sabe?-? ¿Qué es Arte? Se necesita saber mirar como decía Saramago para poder decir qué es Arte en ese sentido. Y yo, al menos, todavía estoy en ello. Lo que si sé, eso sí, es qué me gusta y que no, qué me emciona y qué no. Y en un mundo vacío de personas, el Arte te llena esos huecos. Que ya es.
Diego Jurado Lara



2 comentarios:

Eduardo Martos Gómez dijo...

Buenas noches, Diego:

Fui yo el que propuso la discusión sobre el Arte, así que gracias por tu respuesta.

Para mí no es incompatible lo comercial con lo artístico. De hecho, creo que todos los que estamos aquí tenemos la esperanza de estar escribiendo arte, y no nos importaría vivir de él. Sin embargo, la finalidad tiene que ser el arte por el arte, quedando la faceta comercial en un segundo plano. Si priman las ventas, pueden suceder tres cosas: Una, que el escritor relegue al olvido buenas ideas en favor de las que le impone el mercado; dos, que las ideas que potencia no sean interesantes; y tres, que todos sus escritos sean realmente geniales, lo cual es muy poco probable, ya que el gusto generalizado, más o menos criticable, suele ser demasiado homogéneo, y sin embargo el Arte implica la innovación y, por tanto, la heterogeneidad.

Para mí, la mejor forma de describir el Arte es obra de William Blake. Borges sentencia: "La belleza para Blake corresponde al instante en que se encuentran el lector y la obra y es una suerte de unión mística." No puedo estar más de acuerdo.

Un saludo.

Diego Jurado Lara dijo...

Hola Eduardo, buenos días.
En el trabajo, en mi rato libre.
Perdona que no recordara. Y de nada.
Pensaba que te referías al Arte, en lo referente a pintura... no al Arte en general, incluida la escritura.
Estoy contigo en que comercialidad no es incompatible con lo artístico, aunque no sé si ya tanto con la calidad de lo artístico.Mira Dalí, sobrevalorado (aun técnicamente magnífico, pero por lo demás... pero eso es opinióm mía -me matarán algunos-. Me gusta más como escribe que como pinta, y lo que pinta, vacuidad pura revestida de falsa profundidad).
A mí sí me importaría vivir de lo artístico, quiero decir que me aterra el peaje a pagar por la fama o la posible fama. No la busco, como tampoco el escribir para ganar dinero, aunque si viene sabré emplearlo en cosas que me den lo que busco.
El Arte, por otra parte, no creo que busque la innovación, sino la expresión de un sentimiento, materializar lo que uno lleva dentro, de ahí a que lo que se cree sea Arte queda en manos, y eso es lo lamentable, de críticos de tres al cuarto que lo más que han hecho en su vida es leer, intentar escribir o pintar o... y que en su mediocridad se creen dioses con capacidad sobre el bien y mal. Lo peor es que crean tendencia, y así nos va.
Yo no creo en esa frase de Blake. La belleza reside en el Arte, y no ha de ser vista para que sea belleza. La unión mística entre autor y lector puede ser gratificante, pero más, lo es, al menos para mí, el hecho en sí de crear, si sé o intuyo que he creado belleza. Pero eso también es subjetivo.
Un saludo
Diego