Escritores Club forma parte del portal de literatura Escritores Libres y pretende convertirse en una propuesta cultural innovadora, capaz de ofrecer al lector la oportunidad única de conocer sus autores favoritos y dialogar con ellos directamente, sin intermediarios. Hemos reunido los mejores escritores independientes del panorama literario actual, dispuestos a ofrecernos su talento y sus valoraciones, no sólo sobre sus obras, sino sobre la literatura en general y el mundo que la rodea.

Esperamos que encontréis aquí respuestas a algunas de vuestras inquietudes y también un momento de esparcimiento, acompañados de la mejor literatura.

sábado, 20 de junio de 2009

Trascendencial


Durante las búsquedas inmortales toda máquina fingía. Secreteaba su imposibilidad ante la realeza de organismos vivos, de espacios libres contra las intervenciones que pudiera dar. Y sin detenerse, ni rendir cada mecanismo estructurales influencias sobre los coetáneos, en busca de eternidades se enfebrecían.
Alrededor de metálicas cajas, y bajo los fondos y sobre alturas, habían cobrizas maderas intentando comunicarse. Desde la roja sabia descendían esas ramas para proponerles un manifiesto, el suyo. Habían dejado sobre cada cuerpo ferroso, misivas que en pétalos de cobre bruñido caían. Por debajo, las mismas tentativas se habían ofrecido con raíces de maleables marrones. Y en su derredor tanto tallo crecido hacía trazos que débiles doraban el maquinario universo de órdenes hacedoras.
Mientras las maquinarias –en vano- habían continuado su labranza para alcanzar atisbos de inmortalidad (que mediante construires pudiesen obtener), la marea de seres reflejados por el durazno atardecer concretó la proclama. Dijo que jamás habrá dicho término eterno, ni apenas insinuante o iluso; porque siempre en esas arboledas reflejadas quedará. No en máquinas, ni en sus objetos producidos: toda elaboración habrá de perecer ante la candencia de los reflejos. Es que siempre han estado circulando, acá o allá jamás han desistido. Nunca un tronco se ha podido alejar de su sombra mientras el sol refleja sobre su corteza, memorias; remembranzas entre encuentros tan distantes y tan cercanos como su misma velocidad instantánea.
Durante la búsqueda por trascender, y ante la compostura de tan fidedignas inmortalidades presentes, las máquinas habían seguido puliendo sus elementos. Y hasta habían hecho otros más, de mayor complejidad que tal vez alcanzaran la concreción de valores por fuera, sobre la historia de esta vida reflejada en cada ser viviente.
Pero aquellos trazos habían continuado (desde tallos blandientes) reflejando el manifiesto que pronto, que dispuestos estaban ya para delegar en otros la razón inmortal.


No hay comentarios: