Escritores Club forma parte del portal de literatura Escritores Libres y pretende convertirse en una propuesta cultural innovadora, capaz de ofrecer al lector la oportunidad única de conocer sus autores favoritos y dialogar con ellos directamente, sin intermediarios. Hemos reunido los mejores escritores independientes del panorama literario actual, dispuestos a ofrecernos su talento y sus valoraciones, no sólo sobre sus obras, sino sobre la literatura en general y el mundo que la rodea.

Esperamos que encontréis aquí respuestas a algunas de vuestras inquietudes y también un momento de esparcimiento, acompañados de la mejor literatura.

miércoles, 2 de abril de 2008

Te sé raíz


Talado. De baja y alta espera, tu tiempo troncal ha concedido su letargo. De bajo, ya ni alturas podés creerlas a venir cuando ya corto, quedaste aguardando. A la espera de cortezas dístete incauto por no saber de hachas, de heridas sobre madera bronce.

Has de ser memoria de recuerdos compuestos por imágenes jamás vistas, jamás reales; ilusorias, escamas de un pez sobre nubes. Pues no sos más que resto olvidado, recurso de barbarie.

Has de ser imagen compuesta por recuerdos de memoria siempre baja, siempre bajo la tierra donde tus raíces perduran congeniando lo que pudo haber sido. Lo que no será, lo que ha sido impedido, bajo pasto de mi campo visual ha quedado.

Te sé talado. Bajo o alto pudiste haber sido, aunque nunca así te vi. Delgado, grueso, firme, laxo no has podido ser cuando cortes de acero sobre marmórea madera han tallado una broncínea lápida.

Has de ser raíz. Eso sí. Has de ser bajo césped distendiéndote entre tierras de nadie con tus leyes. Lento enramaje tendés bajo suelo firme: trazo rápido que nadie ve.

Tus años no son como los míos, como los de otro. Son como la pradera suelta verborrágica armonía de arpegios colores varios con una blanca sobre su pentagrama. Con un son de naturalidad culminás tu sinfónico enredo, y la oculta sinfonía quedará por mí ensoñada.

Te sé raíz. Es que no he visto un árbol acá. Sobre esta tierra debería haber uno, sin embargo. Debería y se necesitaría que nos comenten las raíces sus melodías de bronce orquesta.

Te sé raíz, pues aún anhelo que haya una inédita vibración para aligerar los espasmos de mi estancia sobre ti si es que existís, y sobre mi desierto que existe y me tala.



http://www.federicolaurenzana.blogspot.com

No hay comentarios: