Escritores Club forma parte del portal de literatura Escritores Libres y pretende convertirse en una propuesta cultural innovadora, capaz de ofrecer al lector la oportunidad única de conocer sus autores favoritos y dialogar con ellos directamente, sin intermediarios. Hemos reunido los mejores escritores independientes del panorama literario actual, dispuestos a ofrecernos su talento y sus valoraciones, no sólo sobre sus obras, sino sobre la literatura en general y el mundo que la rodea.

Esperamos que encontréis aquí respuestas a algunas de vuestras inquietudes y también un momento de esparcimiento, acompañados de la mejor literatura.

jueves, 6 de marzo de 2008

De nadie


“…Kill the king,
the king is dead.
I´ am the king,
long live the king…”

(Megadeth)

“…Maten al rey,
el rey está muerto.
Yo soy el rey,
larga vida al rey…”

(Mi traducción)

En todo espacio y tiempo colonizo, colonizamos, en toda tierra y edad de nadie. Ante cualquier puerto, doy mi buque; frente a ninguna posesión, mi alianza infinita se establece.
Capturo, capturamos, sin siquiera darte recuerdos. Es más, hago, hacemos desaparecer hasta tu memoria que pudiera decirte lo hurtado e inapreciado que has sido. Pues sólo obtengo, obtenemos.
Deshago, deshacemos, tu propiedad y tus seguras esperanzas hacia lo que jamás ha de realizarse.
Capturo, capturamos, mientras nos colonizás, nos colonizan. Pues no ha de haber ni tierra ni edad de nadie con infranqueable imperturbación. Es que al capturar, se capturan individuos como yo, como nosotros. Personas que colonizan lo que antes había sido mío, nuestro. Sin tener en cuenta que lo mío y lo tuyo vaga, se retuerce sobre nuestras manos y disputa su pertenencia. De nadie ha sido en plena perduración, entonces. Ha sido de ellos, reconozco, del espacio y del tiempo mudando siempre para que adaptándonos seamos, sea un individuo.
Y no sé de dominarme, de regirme de tan simple forma como cuando me apodero de una tierra en una edad. No sé de puertos que en mí desemboquen ni que enfrente a la muerte con sagaz omisión.
Supongo, presumo que lo único que jamás se deshace sobre las mareas incontenibles, es un remolino latente. Y sólo estela de las posesiones soy, por ahora. Allende mi ignorancia, ufano por saber que un día dote estas desavenencias siendo un faro para decirme a que torbellino he de pertenecer.
Captura, coloniza un huidizo oleaje mis presentimientos sobre este muelle. Dice que al agua me arroje para que seamos una colonia de peces, mientras la tierra tartamudéa despacio. Ahora ésta dice que en ella me hunda para que sólo seamos donde se ramifican raíces. Y aún dudo. No sé hacia dónde ir ni qué hacer. Cavilo, titubéo hasta definirme inútil persona al carecer de dominio, de decisión.
Cuando a mi alrededor todo calla. Cuando nada dice qué sí y qué no debo hacer, digo yo al silencio que hacia él iré. Que hacia el mutismo me adosaré como pez sobre agua y raíz entre tierra. Que iré donde no haya ruido que distraiga mi búsqueda, ni que la desprecie.
Seré cuando deje sin este texto a la página mediante un punto terminante y silencial.

http://www.federicolaurenzana.blogspot.com

No hay comentarios: